Profecía, La Biblia, y Jesús

¿Cómo le responde Usted a alguien que declara que la Biblia no es inspirada? ¿Existe alguna forma de probar la inspiración, o al menos, presentar evidencia en forma inteligente acerca de su inspiración? La respuesta es: “Sí”. Una de las mejores maneras de probar la inspiración de la Escritura es examinando la profecía. Existen muchos libros religiosos en el mundo que sus contenidos dicen muchas cosas buenas; pero sólo la Biblia está llena de profecías cumplidas y otras más por venir. La Biblia nunca ha estado equivocada en el pasado y tampoco lo estará en el futuro. Ésta reclama ser inspirada por Dios (2ª Timoteo 3:16); y debido a que Dios es el creador de todas las cosas (Isaías 44:24), entonces, Él también como creador del tiempo lo tiene bajo Su control. Sólo Dios entonces estará en lo correcto en lo concerniente a las cosas del futuro, nuestro futuro.

La profecía cumplida es una fuerte evidencia de que Dios es el autor de la Biblia. Cuando Usted observa las probabilidades matemáticas de la profecía que han siendo cumplidas, encuentra rápidamente que existe un diseño, un propósito y una mano que guía la Biblia. Si una de las profecías falla, entonces declararíamos que Dios no es el Dios verdadero, ya que se supone que el creador de todas las cosas, incluyendo el tiempo, no se equivocaría en predecir el futuro. Deuteronomio 18:22 dice: “Si lo que un profeta proclama en el nombre del SEÑOR no se lleva a cabo o no se convierte en realidad, ése es un mensaje que no ha sido dicho por el SEÑOR. Ese profeta ha hablado atrevidamente” (NVI). Isaías 46:9-10 dice: “Acordaos de las cosas pasadas desde los tiempo antiguos; porque yo soy Dios, y no hay otro Dios, y nada hay semejante a mí. 10que anuncio lo por venir desde el principio, y desde la antigüedad lo que aún no era hecho; que digo: ‘Mi consejo permanecerá, y haré todo lo que quiero;’”

Un acercamiento que podemos usar con un no creyente es llevarlo al Salmo 22 y leer los versículos del 12-18. Esta es una descripción detallada de la crucifixión mil años antes de que Jesús naciera. Después de leerle esta sección, pregúntele de que trata ésta a lo que muy seguramente responderá: “La crucifixión de Jesús”. Entonces, respóndale algo así: “Estás en lo correcto. Esta descripción es la de la crucifixión. Pero fue escrita 1.000 años antes de que Jesús naciera; y además, la crucifixión no se había inventado todavía en esa época. ¿Cómo crees que algo como esto hubiera podido ocurrir?”. Después de una breve discusión, le podría mostrar a esa persona algunas otras profecías como el lugar exacto de Su nacimiento (Miqueas 5:2), que nacería de una virgen (Isaías 7:14), que Su costado sería traspasado (Zacarías 12:10), etc.

 

Nacido de la Semilla de la Mujer1
Génesis 3:15: “Y pondré enemistad entre ti y la mujer, y entre tu simiente y la simiente suya; ésta te herirá en la cabeza, y tú le herirás en el calcañar.” Mateo 1:20: “Y pensando él en esto, he aquí un ángel del Señor le apareció en sueños y le dijo: ‘José, hijo de David, no temas recibir a María tu mujer, porque lo que en ella es engendrado, del Espíritu Santo es.’”

Nacido de una Virgen
Isaías 7:14: “Por tanto, el Señor mismo os dará señal: He aquí que la virgen concebirá, y dará a luz un hijo, y llamará su nombre Emmanuel.” Mateo 1:18, 25: “El nacimiento de Jesucristo fue así: ‘Estando desposada María su madre con José,…se halló que había concebido del Espíritu Santo…Pero no la conoció hasta que dio a luz a su hijo primogénito; y le puso por nombre JESÚS.”

Hijo de Dios
Salmo 2:7: “Yo publicaré el decreto; Jehová me ha dicho: ‘Mi hijo eres tú; Yo te engendré hoy.’” Mateo 3:16: “Y Jesús, después que fue bautizado, subió luego del agua; y he aquí los cielos fueron abiertos, y vio al Espíritu de Dios que descendía como paloma, y venía sobre él.”

Semilla de Abraham
Génesis 22:18: “Y a través de tu simiente todas las naciones sobre la tierra serán bendecidas, porque me has obedecido.” Mateo 1:1: “Libro de la genealogía de Jesucristo, hijo de David, hijo de Abraham.”

Hijo de Isaac
Génesis 21:12: “Entonces dijo Dios a Abraham: ‘No te parezca grave a causa del muchacho y de tu sierva; en todo lo que te dijere Sara, oye su voz, porque en Isaac te será llamada descendencia.’” Lucas 3:23, 34: “Jesús mismo al comenzar su ministerio era como de treinta años, hijo, según se creía, de José, hijo de Elí, 24hijo de Matat, hijo de Leví, hijo de Melqui, hijo de Jana, hijo de José,”

Casa de David
Jeremías 23:5: “He aquí que vienen días, dice Jehová, en que levantaré a David renuevo justo, y reinará como Rey, el cual será dichosos, y hará juicio y justicia en la tierra.” Lucas 3:23, 31, 32: “Jesús mismo al comenzar su ministerio era como de treinta años,…hijo de Melea, hijo de Mainán,…hijo de David, hijo de Isaí, hijo de Obed,…”

Nacido en Belén
Miqueas 5:2: “Pero tú, Belén Efrata, pequeña para estar entre las familias de Judá, de ti me saldrá el que será Señor en Israel; y sus salidas son desde el principio, desde los días de la eternidad.” Mateo 2:1: “Cuando Jesús nació en Belén Judea en días del rey Herodes, vinieron del oriente a Jerusalén unos magos.”

Será un Profeta
Deuteronomio 18:18: “Profeta les levantaré de en medio de sus hermanos, como tú; y pondré mis palabras en su boca, y les hablará todo lo que yo le mandare.” Mateo 21:11: “Y la gente decía: ‘Este es Jesús el profeta, de Nazaret de Galilea.’”

Será un Sacerdote
Salmo 110:4: “Juró Jehová, y no se arrepentirá: ‘Tú eres sacerdote para siempre Según el orden de Melquisedec.’” Hebreos 3:1: “Por tanto, hermanos santos, participantes del llamamiento celestial, considerad al apóstol y sumo sacerdote de nuestra profesión, Cristo Jesús;”
Hebreos 5:5-6: “Así tampoco Cristo se glorificó a sí mismo haciéndose sumo sacerdote, sino el que le dijo: ‘Tú eres mi hijo, Yo te he engendrado hoy’. 6Como también dice en otro lugar: ‘Tú eres sacerdote para siempre Según el orden de Melquisedec.’”

Será un Rey
Salmo 2:6: “Pero yo he puesto mi rey Sobre Sion, mi santo monte.” Mateo 27:37: “Y pusieron sobre su cabeza su causa escrita: ‘ESTE ES JESÚS, EL REY DE LOS JUDÍOS.’”

Él Juzgará
Isaías 33:22: “Porque Jehová es nuestro juez, Jehová es nuestro legislador, Jehová es nuestro Rey; él mismo nos salvará.” Juan 5:30:“No puedo yo hacer nada por mí mismo; según oigo, así juzgo; y mi juicio es justo, porque no busco mi voluntad, sino la voluntad del que me envió.”

Él será precedido por un Mensajero
Isaías 40:3: “Voz que clama en el desierto: ‘Preparad camino a Jehová; enderezad calzada en la soledad a nuestro Dios.” Mateo 3:1-2: “En aquellos días vino Juan el Bautista predicando en el desierto de Judea, 2y diciendo: ‘Arrepentíos, porque el reino de los cielos se ha acercado.’”

Rechazado por Su propio Pueblo
Isaías 53:3: “Despreciado y desechado entre los hombres, varón de dolores, experimentado en quebranto; y como que escondimos de él el rostro, fue menospreciado, y no lo estimamos.” Juan 7:5: “Por que ni aún sus hermanos creían en él.”
Juan 7:48: “¿Acaso ha creído en Él algunos de los gobernantes o de los fariseos?”

Su Costado Traspasado
Zacarías 12:10: “Y derramaré sobre la casa de David y sobre los moradores de Jerusalén, espíritu de gracia y oración; y mirarán a mí, a quien traspasaron, y llorarán como se llora por hijo unigénito, afligiéndose por él como quien se aflige el primogénito.” Juan 19:34: “Pero uno de los soldados le abrió el costado con una lanza, y al instante salió sangre y agua.”

Crucifixión
Salmo 22:1, Salmo 22:11-18: “Dios mío, Dios mío, ¿porqué me has desamparado?... ¿Por qué estás tan lejos de mi salvación, y de las palabras de mi clamor? Me han rodeado muchos toros; Fuertes toros de Basán me han cercado. Porque perros me han rodeado; Me ha cercado cuadrilla de malignos; Horadaron mis manos y mis pies. Contar puedo todos mis huesos; Entre tanto ellos me miran y me observan. Repartieron entre sí mis vestidos y sobre mi ropa echaron suertes.”

Lucas 23:33: “Y cuando llegaron al lugar llamdo de la Calavera, le crucificaron allí, y a los malhechores, uno a la derecha y otro a la izquierda.”
Juan 19:33: “Mas cuando llegaron a Jesús, como le vieron ya muerto, no le quebraron las piernas.”
Juan 19:23-24: “Cuando los soldados hubieron crucificado a Jesús, tomaron sus vestidos, e hicieron cuatro partes, una para cada soldado. Tomaron también su túnica, la cual era sin costura, de un solo tejido de arriba abajo. 24Entonces dijeron entre sí: ‘No la partamos, sino echemos suertes sobre ella, a ver de quién será.’ Esto fue para que se cumpliese la Escritura, que dice: ‘Repartieron entre sí mis vestidos, Y sobre mi ropa echaron suertes.’”

Las siguientes probabilidades son tomadas del libro La Ciencia Habla [Science Speaks] de Peter Stoner (Moody Press, 1963) donde se muestra que la coincidencia es excluida por la ciencia de la probabilidad. Dice Stoner que usando la ciencia moderna de la probabilidad con relación a ocho profecías: “encontramos que la oportunidad de que cualquier hombre que pudiera haber vivido hasta el momento actual y de que hubiera cumplido todas las ocho profecías es de 1 en 1017.” O sea, el equivalente de una (1) oportunidad en 100.000.000.000.000.000. Para podernos ayudar a comprender esta asombrosa probabilidad, Stoner la ilustra suponiendo que si “tomamos 1017 monedas de dólar de plata y las colocamos en el estado de Texas: éstas cubrirían todo el estado hasta sesenta y dos centímetros de profundidad.”

“Ahora, marque una de estas monedas y revuelva a fondo la masa completa de éstas en todo el estado. Cúbrale los ojos a un hombre y dígale que puede viajar por todo Texas y tan lejos como desee pero que debe escoger de entre todas las monedas la moneda marcada inicialmente. ¿Qué oportunidad tendrá este hombre de escoger la moneda marcada? Exactamente la misma posibilidad que los profetas hubieran tenido al escribir estas ocho profecías y hacer que estas se cumplieran en cualquier hombre.”

Stoner considera las 48 profecías y dice: “encontramos que la oportunidad de que cualquier hombre pudiera hacer cumplir todas las 48 profecías es de 1 en 10157, o lo que es equivalente:

100.000.000.000.000.000.000.000.000.000.000.000.000.000.000.000.000.
000.000.000.000.000.000.000.000.000.000.000.000.000.000.000.000.000.
000.000.000.000.000.000.000.000.000.000.000.000.000.000.000.000.000.

El número estimado de electrones en el universo es de alrededor de 1079. Debería entonces ser completamente evidente que Jesús llevó a cabo estas profecías no por una simple casualidad."

 

Este artículo también está disponible en: inglés.

  • 1. Esta información fue tomada del libro Evidencias que Exigen un Veredicto [Evidence that Demands a Verdict] de Josh McDowell.

 

 

 

 
 
CARM ison