¿Puede cometer errores el dios del teísmo abierto?

Por, Matt Slick

El teísmo abierto, también conocido como “apertura de Dios”, “apertura teológica”, “punto de vista abierto” y “teología abierta”, enseña que Dios aprende y que obtiene conocimiento en la medida que descubre lo que la gente decide hacer en ese mismo momento. Ellos enseñan esto porque creen que Dios no conoce el futuro. Aun más, Dios aprende lo que sucede al momento en que las mismas cosas suceden. Desafortunadamente, el problema lógico es que Dios podría entonces, cometer errores. Así como nosotros cometemos errores porque no sabemos lo que sucederá, así, el dios del teísmo abierto puede también cometer errores. Él podría hacer una predicción que podría fallar. Él podría esperar que alguien se arrepienta y terminar sin arrepentirse. Él podría creer que una cosa sucederá y aun así, no suceder. Esto, serían errores por parte de Dios.

Sin embargo, los teístas abiertos, no les gusta la idea de estar diciendo que el Dios del universo puede cometer errores ya sea en Sus predicciones soberanas o en Sus expectativas. Pero el hecho es que, debido al maquillaje doctrinal de la posición de los teístas abiertos, Dios no puede conocer los acontecimientos futuros y por lo tanto, no puede para nada, predecir todos los eventos con un 100% de seguridad. A lo sumo, el teísta abierto podría decir que Dios es un pronosticador extremadamente eficiente, en que Él conoce a las personas y los fenómenos tan bien, que puede deducir el resultado de lo que serán diversas situaciones. Aun si es cierto, esto todavía significa que el conocimiento de Dios acerca del futuro no es total. El dios del teísmo abierto o el de la teología abierta, puede entonces, cometer errores.

Lo anterior es admitido por un autor teísta abierto bastante conocido, llamado John Sanders en su libro, “El dios que arriesga” (“The God Who Risks”, Downers Grove, IL: InterVarsity Press, 1998, páginas 132-133). Por favor, considere la siguiente cita, que aunque un poco larga, es necesaria para poder suministrar el contexto apropiado. Se han resaltado las declaraciones que tienen un interés particular.

  • "Una tercera forma de explicar algunas predicciones de acuerdo al presentismo,1 es verlas como declaraciones acerca de lo que sucederá, basados en el conocimiento exhaustivo de Dios del pasado y presente. En otras palabras, dada la profundidad y anchura del conocimiento de Dios de la situación presente, Dios predice lo que él piensa que sucederá. En este sentido, Dios es el consumado científico social que predice lo que sucederá. La capacidad de Dios para predecir el futuro de esta forma, es mucho más precisa que la de cualquier pronosticador humano, puesto que Dios tiene acceso amplio a todo el conocimiento del pasado y del presente. Esto explicaría la predicción de Dios a Moisés de que Faraón se negaría a acceder a su petición. No obstante, esto deja abierta la posibilidad de que Dios, podría estar 'equivocándose' acerca de algunos puntos, como reconoce el registro bíblico. Por ejemplo, Dios en Éxodo pensó que los ancianos de Israel le creerían a Moisés, pero Dios reconoce que Moisés está en lo correcto al sugerir la posibilidad de que ellos podrían no creerle a él (Éxodo 3:16-4:9). Dios también pensó que el pueblo en el día de Jeremías se arrepentirían y regresarían a él, pero para la consternación de Dios, no lo hicieron (Jer 3:7, 19-20).

    La noción de que Dios podría estar consternado o equivocado acerca de cualquier cosa puede no hacer sentir bien a algunas personas, así que tal vez algunos requisitos podrían ser útiles. Primero, ¿qué se quiere decir con la palabra error? Estrictamente hablando, Dios cometería un error si Ud. declaró infaliblemente que llegaría a pasar y no pasó. Dios nunca estaría equivocado si él nunca dijera que X (por ejemplo, que Adán no pecaría) pasaría infaliblemente y no pasara. Usando más el término o indirectamente, podríamos decir que Dios estaría equivocándose si Ud. cree que X sucedería (por ejemplo, que Israel en el día de Jeremías llegara a amarlo a él) y, de hecho, X no llegue a suceder. En este sentido, la Biblia sí atribuye algunos errores a Dios.

    Finalmente, aun si afirmamos que Dios algunas veces se 'equivoca' –en el sentido que Dios cree que algo sucederá, cuando de hecho, no sucederá– hay una pregunta con relación a la frecuencia con que ocurre esto. El registro bíblico nos muestra algunas ocasiones, pero no estamos en posición para juzgar cuántas veces esto, ocurre con Dios.

Como puede ver, John Sanders, uno de los más grandes proponentes del teísmo abierto, defiende la idea de que Dios puede cometer errores. Admitimos que no todos los teístas abiertos puedan estar de acuerdo con el Sr. Sanders. Pero el hecho es que uno de los principales partidarios de este punto de vista, afirma la enseñanza. La razón se debe a que existe una consecuencia lógica de la posición de que Dios, no conoce todas las cosas. Recuerde: Si Dios no conoce todas las cosas, Él puede, equivocadamente esperar que una cosa ocurrirá y descubrir que esta, no ocurrió.

¿Cuáles son las ramificaciones de tal posición? Muy simple. Arroja dudas sobre un Dios que puede cometer errores. ¿Es esa clase de Dios, confiable? ¿Es Dios, quien se supone que sea santo, justo y perfecto en todos Sus caminos, ser capaz de cometer errores? ¿Es este, alguien en quien se deba confiar con la tremenda responsabilidad de salvar su alma? Aparentemente, John Sanders lo cree y enseña que Dios se pifia.

No vemos ningún valor, ni seguridad en mirar a un Dios que es descrito como un ser limitado al conocimiento del presente y que comete errores Sus esperanzas y expectativas. Tal Dios debe aprender, crecer en conocimiento, ser afectado por lo que hacemos y debe cambiar de acuerdo a las elecciones del “libre albedrío” de Sus seres creados.

Le pregunto al lector: "¿Encuentra Ud. seguridad en la idea de que Dios comete errores porque Él no conoce todas las cosas que sucederán y que debe esperar y ver lo que sucederá para que así, y de acuerdo a esto, pueda adaptar Sus planes y estrategias?" Pienso que no.

Si Dios es ignorante de ciertas cosas, entonces, Él no conoce todas las cosas y Su entendimiento no es infinito. Pero la Biblia habla contra semejante error:

  • Salmo 147:5: “Grande es el Señor nuestro, y de mucho poder; Y su entendimiento es infinito.”
  • 1ª Juan 3:20: “pues si nuestro corazón nos reprende, mayor que nuestro corazón es Dios, y él sabe todas las cosas.”

 

Este artículo también está disponible en: Inglés

 

 

 

 
 
CARM ison