¿Puede el Jesús de los Cristadelfianos con una naturaleza caída salvar a alguien?

 De acuerdo a los Cristadelfianos, Jesús, una cosa creada con naturaleza caída y no santa necesitó salvarse a Sí Mismo. Pero, ¿cómo es que tal criatura caída puede ser el salvador de pecadores? ¿Tiene esto algún sentido? No. Los Cristadelfianos están equivocados.

A continuación encontrará un esquema que le deberá ayudar a exponer el error de los Cristadelfianos. Note que las referencias son de autores Cristadelfianos.

  1. De acuerdo a los Cristadelfianos, Jesús tuvo una naturaleza caída y no santa
    1. Dios tiene una naturaleza santa y sin pecado.1
    2. Por lo tanto, de acuerdo a los Cristadelfianos Jesús no fue divino.2
  2. Jesús nunca pecó de acuerdo a los Cristadelfianos.
    1. Pero, ¿cómo es posible que una persona con naturaleza caída y no santa no pecara?
      1. Si los Cristadelfianos dicen que Jesús, con una naturaleza caída y no santa, pudo guardar la Ley con su propio poder y voluntad, entonces, ¿sobre qué base justifican ese clamor, dado que Adán particularmente, también tuvo una naturaleza sin pecado y falló en guardar la Ley?
      2. Si los Cristadelfianos dicen que Jesús nunca pecó debido a que “Dios estaba trabajando en Él”, entonces, no fue Jesús quien realmente guardó la ley, ¿verdad? Pudiera haber sido que Dios estaba obrando en Cristo pero no en Cristo mismo o significaría que la persona de Cristo no estaba guardando la Ley por decisión propia.
        1. Si no era Jesús el que estaba guardando la Ley, entonces él no tenía nada justo que ofrecer en un sacrificio.
        2. Esto significaría que el sacrificio no tuvo valor y que no hay por lo tanto, redención para los Cristadelfianos.
      3. Si los Cristadelfianos dicen que el poder de Dios era el que estaba obrando en Jesús para que pudiera guardar la Ley y que realmente la guardó por decisión propia, entonces, ¿sobre qué base claman ellos que Dios haciendo la obra en Cristo sería verdaderamente la obra de Cristo?
  3. De acuerdo a los Cristadelfianos, Jesús necesitó salvarse a sí mismo.3
    1. ¿Por qué Jesús necesitó salvarse a sí mismo?
      1. Los Cristadelfianos enseñan que Jesús no tuvo pecado. Si él no tuvo pecado, él no necesitó redención ya que el pecado hace que entre Dios y el hombre exista una separación (Isaías 59:2) y que el pecado es el que trae juicio (Romanos 1:18; Santiago 2:9).
        1. Además, nuestra propia naturaleza trae juicio. Efesios 2:3 dice que por naturaleza somos hijos de la ira y esto significa que tenemos una naturaleza caída y no santa.
        2. Si Jesús tuvo una naturaleza caída y no santa, entonces, ¿cómo puede ser su sacrificio de valor suficiente si su naturaleza es caída y no santa?
          1. Si los Cristadelfianos dicen que el sacrificio tiene valor debido a que Jesús nunca pecó, entonces vea el #2 en la parte superior.
    2. Si Jesús necesitó salvarse a sí mismo, entonces, ¿por qué necesitó salvación?
      1. Si los Cristadelfianos dicen que por el juicio de Dios, entonces, solo puede ser que el juicio de Dios recayera sobre Cristo ya que tenía una naturaleza caída y pecadora—dado que los Cristadelfianos sostienen que Jesús nunca pecó.
        1. Esto significaría también que el sacrificio de Cristo por naturaleza fue no santo y caído ya que Jesús ni era santo y tenía una naturaleza caída. El valor del sacrificio deriva de la naturaleza del sacrificio.
        2. Si los Cristadelfianos dicen que el sacrificio no fue santo y que no venía de una naturaleza caída debido a que Jesús nunca pecó, entonces vea el #2 en la parte superior.
  4. La Biblia dice que el sacrificio debe ser sin mancha
    1. Deuteronomio 17:1 dice: “No sacrificarás al Señor tu Dios un buey o una oveja la cual tenga una mancha o algún defecto, porque esto es cosa detestable al Señor tu Dios.” (Ver también Ezequiel 43:22-23, 25; 45:18, 23 acerca del mismo tema.).
    2. Tener una naturaleza pecadora es una mancha.
    3. Jesús se ofreció a Sí Mismo en la cruz. A “Sí Mismo” incluye Su naturaleza ya que es parte de Sí. Esto es una contradicción para los Cristadelfianos los cuales enseñan que Jesús sólo ofreció a Dios el Padre Sus “obras”.
      1. “[Jesús] el cual no necesita diariamente, como aquellos sumos sacerdotes, ofrecer sacrificios, primero por Sus propios pecados. y después por los pecados del pueblo, ya que Él lo hizo una vez por siempre para todos cuando se ofreció a Sí Mismo.” (Hebreos 7:27).
      2. ¿Cuánto más la sangre de Cristo, quien a través del Espíritu eterno se ofreció a Sí Mismo sin mancha a Dios, purificará la conciencia de ustedes de obras muertas para servir al Dios viviente?” (Hebreos 9:14). (Las negrillas son agregadas).
      3. “así como el Hijo del Hombre no vino a ser servido sino a servir, y a dar Su vida en rescate por muchos.” (Mateo 20:28).
      4. ““mirando la esperanza bendecida y la aparición de la gloria de nuestro gran Dios y Salvador Cristo Jesús; 14el cual se dio a Sí Mismo por nosotros, para que pudiera redimirnos por cada obra sin ley y purificar para Sí Mismo un pueblo para Su propia posesión, celoso de buenas obras.” (Tito 2:13-14).
      5. Ver también Efesios 5:2 y 1ª Pedro 2:24.
    4. Si Jesús se ofreció a Sí Mismo, teniendo una naturaleza caída, entonces el sacrificio no fue santo y el Jesús de los Cristadelfianos no puede salvar a nadie. Por lo tanto, los Cristadelfianos están perdidos.
      1. Para que los Cristadelfianos sostengan la posición de ellos de que la naturaleza de Jesús no fue ofrecida en la cruz, entonces necesitarán establecer cómo cuando la Biblia dice que Jesús se ofreció a “Sí Mismo”, ese “Sí Mismo” de alguna forma excluye la naturaleza propia de Jesús.
  5. La verdad
    1. Jesús el hombre fue también divino en naturaleza y por lo tanto santo y sin pecado. Debido a que él era tanto Dios como hombre (Juan 1:1,14; 20:28; Colosenses 2:9; Filipenses 2:5-8; Hebreos 1:8), Su sacrificio era, por naturaleza, puro y santo. También fue un hombre que guardó toda la Ley y fue puro y santo por naturaleza, el sacrificio de justicia que Él ofreció fue verdaderamente Su ofrenda. Debido a que era Él quien se ofrecía y era puro y santo, esto es suficiente para limpiarnos todos nuestros pecados.
    2. El sacrificio de Jesús fue sustitucionario.
      1. 1ª Pedro 2:24: “Y Él Mismo llevó nuestros pecados en Su cuerpo en la cruz, para que pudiéramos morir al pecado y vivir a la justicia; por Sus heridas ustedes fueron sanados.”
      2. 2ª Corintios 5:21: “Él lo hizo sin cometer pecado alguno ser pecado por nosotros, para que llegáramos a ser justicia de Dios en Él.”
    3. Jesús nunca fue una criatura con naturaleza caída y no santa el cual no necesitó salvación para Sí Mismo. Él es el Salvador, Dios en carne.
      1. Éxodo 3:14: “Y Dios le dijo a Moisés: ‘YO SOY QUIEN YO SOY’; y Él dijo: ‘Por lo tanto así dirás a los hijos de Israel: YO SOY me ha enviado a ustedes.’”
      2. Juan 8:58: “Jesús les dijo a ellos: ‘Ciertamente, ciertamente, les digo  ustedes, que antes que Abraham fuera, Yo soy.’”
      3. Juan 8:24: “Por lo tanto les digo a ustedes, que morirán en sus pecados; a menos que crean que Yo soy, ustedes morirán en sus pecados.”

 

Este artículo también está disponible en: inglés.

  • 1. Los Cristadelfianos: Lo Que Ellos Creen y Predican, página 74.
  • 2. Respuestas Cristadelfianas, página 22.
  • 3. Respuestas Cristadelfianas, página 24.

 

 

 

 
 
CARM ison