¿Puede morir Dios?

Por, Matt Slick

No. Dios no puede morir. Si Dios pudiera morir, entonces, no sería inmutable, por eso, la Biblia enseña que Dios no cambia, que es inmutable:

  • Salmo 90:2: “Antes que naciesen los montes Y formases la tierra y el mundo, Desde el siglo y hasta el siglo, tú eres Dios”.
  • Malaquías 3:6: “Porque yo Jehová no cambio…”

La naturaleza de la divinidad de Dios es que Él no puede cambiar, por lo tanto, no puede morir. Aún más, la muerte es una función biológica donde algo o alguien que está vivo, deja de estarlo. Pero Dios, no es un ser biológico y es, diferente a nosotros. En teología, hay una expresión que dice, que Él es, “totalmente otro”. Esto es, Él es totalmente diferente de lo que nosotros somos. De hecho, morimos, pero Dios no.

Además, la idea de morir lleva implícita la no existencia. Este es un problema adicional cuando se considera la idea de la muerte de Dios. En el cristianismo, Dios no dejará de existir, y esto implicaría, una vez más, un cambio en Su naturaleza, lo cual, no puede ser. Por lo tanto, Dios no puede morir.

Algunas las veces las personas dirán que Jesús no puede ser Dios porque Jesús murió, y Dios, no puede morir. Lo que estas personas no quieren entender es que quien murió en la cruz fue Jesús hombre, debido a que Jesús tiene dos naturalezas: la divina, como Dios, y la humana como hombre. En teología a esto se le conoce como la unión hipostática. Es la enseñanza de que en la sola persona de Jesús hay dos naturalezas distintivas: la divina y la humana. Fue la naturaleza humana la que murió en la cruz; no, Su naturaleza divina. Pero debido a que Jesús es tanto divino como humano, las personas en forma errónea afirman que Dios murió en la cruz.

Por lo tanto, Dios no puede morir; pero en la persona de Cristo, que es un hombre con la naturaleza divina, vemos una muerte biológica, pero no, la muerte del divino ser que es Dios.

 

Este artículo también está disponible en: Inglés

 

 

 

 
 
CARM ison