¿Puede ser alguien “ungido” sin experimentar el bautizo en el Espíritu Santo?

Sí. Una persona puede ser ungida sin haber experimentado el bautismo en el Espíritu Santo. Las personas en el Nuevo Testamento fueron ungidas para sanar:

  • Marcos 6:13: “Y echaban fuera muchos demonios, y ungían con aceite a muchos enfermos, y los sanaban.”
  • Santiago 5:14: “¿Está alguno enfermo entre vosotros? Llame a los ancianos de la iglesia, y oren por él, ungiéndole con aceite en el nombre del Señor.”

Los cristianos son ungidos por el Espíritu Santo para tener discernimiento y entendimiento de la Palabra de Dios:

  • 1ª Juan 2:27: “Pero la unción que vosotros recibisteis de él permanece en vosotros, y no tenéis necesidad de que nadie os enseñe; así como la unción misma os enseña todas las cosas, y es verdadera, y no es mentira, según ella os ha enseñado, permaneced en él.”

Dios puede ungir a las personas para ciertos ministerios al darle los dones en las áreas en las que son llamados. Todo esto puede hecho sin tener la experiencia del Espíritu Santo.

La palabra “ungir”, tiene diferentes significados. En el Antiguo Testamento, los objetos eran ungidos; o sea, eran cubiertos o tocados con aceite u otro medio de ungir (“Y tomarás el aceite de la unción y ungirás el tabernáculo, y todo lo que está en él; y lo santificarás con todos sus utensilios, y será santo. 10 Ungirás también el altar del holocausto y todos sus utensilios; y santificarás el altar, y será un altar santísimo. 11 Asimismo ungirás la fuente y su base, y la santificarás.” (Ex 40:9-11. Ver también, Éxodo 30:26; Dn 9:24) para indicar un propósito especial o uso. Las personas en el Antiguo Testamento eran ungidas con aceite para el oficio de sacerdotes (“Y con ellos vestirás a Aarón tu hermano, y a sus hijos con él; y los ungirás, y los consagrarás y santificarás, para que sean mis sacerdotes.” Ex 28:41. Ver también, Levítico 4:5; 16:32), como reyes (“Después Samuel dijo a Saúl: Jehová me envió a que te ungiese por rey sobre su pueblo Israel; ahora, pues, está atento a las palabras de Jehová.” 1ª S 15:1) y como profetas (1 R 19:16).

 

Este artículo también está disponible en: Inglés

 

 

 

 
 
CARM ison