¿Puede un cristiano lograr una perfección sin pecado?

Por, Matt Slick
2 de mayo de 2016

No, un cristiano no puede alcanzar la perfección sin pecado; esto, fuera del cielo. Aunque existen cristianos que dicen que ellos no pecan más, están en un error. Para poder lograr un estado de perfección, totalmente sin pecado, las motivaciones de los cristianos tendrán que ser puras y perfectas en todo momento, debido a que Dios mira la condición del corazón, así como también nuestras acciones. Considere los siguientes versículos:

  • Mateo 5:28: “pero Yo os digo que cualquiera que mira a una mujer para codiciarla, ya adulteró con ella en su corazón”.
  • Mateo 22:37, 39: “37 Le dijo: Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente… 39 y el segundo es semejante a éste: Amarás a tu prójimo como a ti mismo”.

Vemos que Jesús enseñó que la intención del corazón es importante para Dios, debido a que el corazón de Dios es perfecto. Él es santo; por lo que 1ª Pedro 1:16 dice: “Sed santos, porque Yo soy santo”. Dios es la norma de santidad y Jesús revela la necesidad de la norma perfecta.

¿Puede un cristiano decir que su corazón es perfecto y que nunca flaquea? ¿Que nunca mirará a una mujer con pensamientos impuros, que ama al Señor Dios con todo su corazón, y que ama a su prójimo como a sí mismo, todo esto con un estado perfecto de la mente? La norma es pureza total. Ninguno de nosotros puede afirmarlo.

Pero están aquellos que dicen que la Biblia afirma que no pecamos.

  • 1ª Juan 3:6, 9: “6 Todo el que permanece en Él, no peca; todo el que continúa pecando, no lo ha visto ni lo ha conocido. 9 Todo el que es nacido de Dios no practica el pecado, porque la simiente de Dios permanece en él, y no puede pecar, pues es nacido de Dios”.

La Biblia no dice que no pecamos. Los versículos en 1ª Juan hablan acerca de continuar pecando y de practicar el pecado. Y nada de esto hacen los cristianos. De hecho, al inicio de 1ª Juan se declara:

  • 1ª Juan 1:8: “Si dijéramos que no tenemos pecado, nos engañamos a nosotros mismos y la verdad no está en nosotros”.
  • 1ª Juan 2:1: “Hijitos míos, estas cosas os escribo para que no pequéis; y si alguno peca, Paracleto tenemos ante el Padre: a Jesús el Mesías, el justo”.

Note que el apóstol Juan se incluye en el tema del pecado. ¿Son los perfeccionistas sin pecado más santos que el apóstol Juan? Creo que no.

Así, un cristiano luchará contra su pecado; pero no podemos decir que toda intención de nuestros corazones es siempre perfecta y pura. Si así fuera, no necesitaríamos a un intercesor delante de Dios una vez somos salvos. La idea del perfeccionismo sin pecado es un error refutado en las mismas Escrituras.

 

Este artículo también está disponible en: Inglés

 

 

 

 
 
CARM ison