¿Puede una mujer asistir a su esposo y enseñar en un estudio bíblico?

Por, Matt Slick

De un correo electrónico: "Tengo una pregunta para agregarle a las muchas que estoy segura que Ud. tiene a diario. Mi esposo sostiene los puntos de vista que Ud. sostiene acerca de las mujeres en el ministerio…Y yo también los sostengo. La pregunta que yo tengo para es esta. Nosotros estamos dirigiendo un estudio de la Biblia… Mi esposo quiere que yo le colabore. Él piensa que esto está bien ya que él sería el líder y yo lo asistiría. Pero debido a que habrá hombres asistiendo al estudio, no estoy segura de si esto, estaría bien. Pienso que enseñar el tema de historia con relación a estas doctrinas estaría bien para mí (la clase es acerca de las Doctrinas de la Gracia). Mi esposo siente que tengo conocimiento para agregar a este tema, ya que he estado estudiando estas doctrinas por muchos años, y quiere que yo aporte al tema. Me encanta enseñar…es mi pasión en la vida. Sin embargo, no quisiera estar fuera de contexto, o establecer un  mal ejemplo para las mujeres que estarán asistiendo al estudio. ¿Me podría decir lo que piensa acerca de esto?"

Respuesta: Las mujeres no están para ser ancianos y pastores como las Escrituras enseñan,  ya que estas posiciones tienen en forma automática autoridad en la Iglesia y los ancianos deben ser hombres, esposos de una sola mujer. Yo no veo cómo asistir a su esposo en un estudio de la Biblia pueda ejercer autoridad sobre las personas que pudieran estar presentes. Así que pensaría que puede sentirse libre de exponer acerca de la Escritura lo mismo que cualquier otra persona lo haría en un estudio de la Biblia.

Cuando he enseñado estudios de la Biblia y mi esposa ha estado presente, ella con frecuencia ha agregado excelentes aportaciones acerca de las Escrituras como cualquier otra mujer. Su perspectiva femenina es con frecuencia de ayuda y disfruto escuchando lo que ella tiene que decir. Pero ella no está ejercitando autoridad y/o enseñando en forma autoritativa cuando ella explica lo que piensa qué dicen las Escrituras. Ella no está obrando como un anciano o como un pastor.

Ahora bien, creo que en 1ª Timoteo 2:12, cuando Pablo dice: “Porque no permito a la mujer enseñar, ni ejercer dominio sobre el hombre, sino estar en silencio.”, se está refiriendo al contexto de la Iglesia, en cuanto al oficio de anciano en la Iglesia. Después de todo, 1ª Timoteo 3:15 dice: “para que si tardo, sepas cómo conducirte en la casa de Dios, que es la iglesia del Dios viviente, columna y baluarte de la verdad.” Pablo nos está enseñando cómo debe ser la Iglesia dirigida y el tema de la enseñanza trata con la autoridad en la estructura de la iglesia. Por lo tanto, enseñar o ejercitar autoridad, los veo relacionado como lo hace Pablo.

Claro está que si fuéramos a tomar la frase, “no permito a la mujer enseñar, ni ejercer dominio sobre el hombre”, y la sacáramos del contexto del anciano y del pastor, entonces, necesitaríamos exigir que todas las mujeres nunca expresaran una opinión acerca de las Escrituras con hombres presentes. Y esto, por cierto, sería ridículo.


Este artículo también está disponible en: Inglés

 

 

 

 
 
CARM ison