¿Pueden los ángeles morir?

Por, Matt Slick

De acuerdo a la Biblia, los ángeles no pueden morir:

  • Lucas 20:36: “Porque no pueden ya más morir, pues son iguales a los ángeles, y son hijos de Dios, al ser hijos de la resurrección”.

Podemos ver que los ángeles no pueden morir; por lo menos en el sentido biológico. La muerte puede entenderse como la cesación del aliento, del detenerse del corazón, y de cualquier movimiento corporal. Pero la muerte también es descrita como separación de Dios:

  • Isaías 59:2: “pero vuestras iniquidades han hecho división entre vosotros y vuestro Dios, y vuestros pecados han hecho ocultar de vosotros su rostro para no oír”.
  • Romanos 6:23: “Porque la paga del pecado es muerte, mas la dádiva de Dios es vida eterna en Cristo Jesús Señor nuestro”.

Además, Dios le advirtió a Adán de que moriría si tomaba del fruto del árbol de la ciencia del bien y del mal (Génesis 2:17). Y efectivamente; no sólo murió en el sentido espiritual –separación de Dios–, sino también en el sentido biológico: su muerte natural. A diferencia de los ángeles, que no pueden morir biológicamente, los seres humanos sí lo hacen.

Una de las manifestaciones de esta separación, ocurrió cuando Adán y Eva se escondieron de la presencia de Dios. Sin embargo, y para continuar el tema de la separación espiritual, los ángeles pueden, por así decirlo, “morir” con respecto a la pena de su pecado de rebelión, al ser separados de Dios y finalmente, cuando sean arrojados al fuego eterno:

  • Mateo 25:41: “Entonces dirá también a los de la izquierda: Apartaos de mí, malditos, al fuego eterno preparado para el diablo y sus ángeles”.

Aunque condenados a una eternidad, la “muerte” de ellos será también consciente, y tampoco, dejarán de existir.

 

Este artículo también está disponible en: Inglés

 

 

 

 
 
CARM ison