¿Puedo ser un buen cristiano y no ir a la iglesia?

Por, Matt Slick

La respuesta puede ser afirmativa o negativa. Permítanme explicarlo. Si alguien es o no cristiano no está determinado por su asistencia o no a la iglesia. Ser cristiano depende de la fe en Cristo, quien es Dios en carne (Juan 1:1, 14), que murió en la cruz, y quien llevó nuestros pecados en Su cuerpo (1ª Pedro 2:24). Si una persona ha sido llevada por Dios el Padre al Hijo, y ha creído por fe en Él, recibiéndolo (Juan 1:12), entonces esa persona es justificada por la fe (Romanos 3:28; 5:1), y él o ella son cristianos. La asistencia a la iglesia no es lo que hace a una persona cristiana. Sin embargo, los cristianos deberán buscar la comunión con otros cristianos (Hebreos 10:25).

El ser capaz de ir a la iglesia podría depender de muchas circunstancias. ¿Y si se encuentra en una cárcel debido a una persecución por su fe? No podría asistir a una iglesia, pero seguiría siendo un cristiano. ¿Y si quisiera ir a una iglesia pero debido a una discapacidad física su movilidad estuviera restringida? ¿Y si sufrió un accidente y tiene que permanecer en casa por meses? ¿O tal vez no ha encontrado una iglesia de sana doctrina en el área donde vive? He hablado con muchas personas que me han dicho que quieren ir a la iglesia, pero que no cuentan con iglesias de sana doctrina en sus vecindarios o barrios. En cada una de esas circunstancias, los buenos cristianos no pueden asistir a una iglesia. Por lo tanto, y debido a situaciones como esas, no podemos automáticamente decir que en cada circunstancia una persona tiene que ir a una iglesia para ser un buen cristiano.

De otro lado, si Ud. no va porque tiene pereza, porque piensa que las iglesias están llenas de hipócritas o alguien le hizo daño en una iglesia; esas no son buenas razones para dejar de asistir. La Biblia nos advierte:

  • Hebreos 10:25: "no abandonando nuestra propia asamblea, como algunos tienen por costumbre, sino exhortándonos, y tanto más, cuanto veis que aquél día se acerca".

Se nos dice que debemos asistir a la iglesia para que nos animemos unos a otros, escuchar la Palabra de Dios, y adorar a Dios en un entorno corporativo. Estas son las cosas en las que todo buen cristiano deberá participar. No fuimos creados para estar solos. Fuimos creados para tener comunión entre nosotros y con Dios:

  • 1ª Corintios 1:9: "Fiel es Dios, por quien fuisteis llamados a la comunión de su Hijo Jesús, el Mesías, Señor nuestro".
  • 1ª Juan 1:7: "Pero si andamos en la luz, como Él está en la luz, tenemos comunión unos con otros, y la sangre de Jesús su Hijo nos limpia de todo pecado".

Finalmente, si Ud. es cristiano, entonces, Ud. ya es miembro de “la iglesia”, porque la iglesia es el cuerpo de Cristo:

  • Efesios 5:23: "porque el esposo es cabeza de la esposa, como también el Mesías cabeza de la iglesia, el mismo que es Salvador del cuerpo".
  • Colosenses 1:18, 24: "18 y Él es la cabeza del cuerpo, de la iglesia. Él es el principio, el primogénito de los muertos, para que en todo tenga Él la preeminencia; 24 Ahora me regocijo en los sufrimientos por vosotros, y completo en mi carne lo que faltaba° de las aflicciones del Mesías por su cuerpo, que es la iglesia".

Sin embargo, si no está asistiendo a un cuerpo local (Hechos 8:1; 13:1; 18:22; 1ª Corintios 11:18), entonces debe existir una buena razón. Si Ud. puede asistir a una iglesia, entonces, necesita ir. Necesita asistir y tener comunión con el cuerpo de Cristo para ser ministrado, y Ud. pueda ministrar a otros, para que el Espíritu Santo manifieste a través  de Ud. los dones de Él en servicio al cuerpo de Cristo, y así, Ud. no desarrolle una actitud de independencia. Necesitamos el cuerpo de Cristo crezca y sea instruido en la Palabra de Dios.

Por lo tanto, si puede asistir a la iglesia, ¡hágalo!

NOTA: Las citas bíblicas de enlace son tomadas de la RV60; las escritas en el artículo son de la Biblia Textual (BTX), 3ª Edición.

 

Este artículo también está disponible en: Inglés

 

 

 

 
 
CARM ison