¿Qué hay acerca de las diferentes denominaciones?

cross and handsby Matt Slick

La razón por la cual existen diferentes denominaciones dentro del Cristianismo se debe a que la Biblia nos permite tener posiciones variadas de opinión. Dentro del Cristianismo existen doctrinas fundamentales que definen lo que significa ser un Cristiano. Estas doctrinas esenciales son:

  1. Jesús es tanto Dios como hombre. (Juan 1:1,14; 8:24; Col 2:9; 1 Jn 4:1-4).
  2. Jesús se levantó de la muerte físicamente. (Juan 2:19-21; 1 Co 15:14).
  3. La salvación es por gracia, a través de la fe. (Ro 5:1; Ef 2:8-9; Gá 3:1-2; 5:1-4).
  4. El evangelio es la muerte, sepultura y resurrección de Jesús (1 Co 15:1-4; Gá 1:8-9).
  5. Hay un solo Dios (Éxodo 20:3; Isaías 43:10; 44:6,8).
  6. Dios existe como una Trinidad de personas: Padre, Hijo y Espíritu Santo. (Ver la Trinidad).
  7. Jesús nació de la Virgen María (encarnación natural).

En la medida en que una iglesia cree en éstas doctrinas esenciales, esta es Cristiana. Sin embargo, hay muchas cosas en la Escritura que son interpretadas en formas diferentes. Por ejemplo, ¿Cuál día de la semana tenemos que adorar: Sábado o Domingo? ¿Debemos bautizar por aspersión o por inmersión? ¿Tomamos comunión cada Domingo, una vez al mes o una vez al año? Las respuestas a estas preguntas no afectan para nada el ser Cristiano. Es en estos temas y otros como estos, con los que se forman esas denominaciones. Esto no significa que una denominación contradice a la otra; significa que están de acuerdo en las doctrinas esenciales y que sus diferencias se encuentran en algunas doctrinas no esenciales. Esto lo permite la Escritura:

“Recibid al débil en la fe, pero no para contender sobre opiniones, 2Porque uno cree que se ha de comer de todo; otro, que es débil, come legumbres. 3El que come, no menosprecie al que no come, y el que no come, no juzgue al que come; porque Dios le ha recibido. 4¿Tú quién eres, que juzgas al criado ajeno? Para su propio señor está en pie, o cae; pero estará firme, porque poderoso es el Señor para hacerle estar firme.” (Ro 14:1-5).

Tristemente, hay otra razón para las diferencias denominacionales y ésta es, la falla de los Cristianos para vivir la vida de acuerdo a la voluntad de Dios. La verdad es que todos somos pecadores y no vemos las cosas en forma clara. Ésta es una verdad desafortunada en la que las diferencias denominacionales se deben a nuestra propia miopía y falta de amor. Pero lo bueno de todo esto, es que Dios nos ama tanto que Él está por encima de nuestros fracasos; y que a pesar de nuestras diferencias una gran recompensa nos espera a nosotros en el cielo. Ni nuestra salvación ni nuestra condenación dependen de nuestras diferencias. Nuestra salvación está basada en nuestra relación con Cristo.

 

Este artículo también está disponible en: inglés.

 

 

 

 
 
CARM ison