¿Qué dice la Biblia acerca de la eutanasia?

La Biblia no menciona específicamente la eutanasia, pero sí menciona temas relacionados a esta. La eutanasia es conocida por diferentes términos tales como: suicidio asistido, muerte misericordiosa, etc. En sí, es el acto de asistir a alguien en su propia muerte y que se encuentra terminalmente enfermo, en sufrimiento y en gran dolor. El objetivo del suicidio asistido es prevenir la continuidad del dolor.

La Biblia dice que no debemos matar (Éxodo 20:13: "No matarás."). El homicidio es la forma ilegal de quitarle a alguien la vida y matar es, quitar, de forma ilegal la vida de alguien. Hablando técnicamente, si una nación dice que la eutanasia es legal, entonces, a nivel humano no sería asesinato. Pero como las sociedades con frecuencia legislan temas morales en contra vía de la Biblia, solo por el hecho de que una sociedad diga que la eutanasia es buena, no significa que esta lo sea. Debemos obedecer a Dios antes que a los hombres (Hechos 5:29: “Respondiendo Pedro y los apóstoles, dijeron: Es necesario obedecer a Dios antes que a los hombres.”)

Somos hechos a la imagen de Dios (Gn 1:26), y es el Señor quien nos da la vida (Job 33:4: “El espíritu de Dios me hizo, Y el soplo del Omnipotente me dio vida.”) y es Él quien ha determinado nuestros días (Job 14:5: “Ciertamente sus días están determinados, Y el número de sus meses está cerca de ti; Le pusiste límites, de los cuales no pasará.”). Esto significa que Dios es Señor soberano y es quien determina el día que moriremos. Por lo tanto, no debemos usurpar la autoridad de Dios.

En la Biblia…

Cuando Job, y de acuerdo a este libro, se encuentra en gran tragedia y dolor, su esposa le dice: “¿Aún retienes tu integridad? Maldice a Dios, y muérete. 10 Y él le dijo: Como suele hablar cualquiera de las mujeres fatuas, has hablado. ¿Qué? ¿Recibiremos de Dios el bien, y el mal no lo recibiremos? En todo esto no pecó Job con sus labios.” (Job 2:9-10). Básicamente, la esposa de Job quería que él mismo terminara con su vida para evitar su dolor; pero Job rehusó hacerlo y en esto, él no pecó.

  • Hebreos 9:27: “Y de la manera que está establecido para los hombres que mueran una sola vez, y después de esto el juicio,”

De acuerdo a la Biblia, es Dios quien le señala a las personas cuando deben morir. El suicidio asistido es, básicamente, un intento de negarle a Dios Su derecho soberano ya que es Él quien señala cuándo ha de morir la persona. Debemos ser cuidadosos y no tomar en nuestras manos el derecho que le pertenece a Dios.

En la Biblia no hay nada que nos diga que debemos hacer de todo para mantener a alguien vivo tanto como queramos. Por lo tanto, no estamos obligados ni a prolongar ni a acortar la vida de alguien que está sufriendo. Si alguien está terminalmente enfermo y en gran sufrimiento, debemos hacer que la persona esté tan cómoda como sea posible durante este proceso hasta su deceso. Debemos entonces dejar que la muerte siga su curso natural, haciendo lo posible para consolar a quien está sufriendo.

Finalmente, como muchas otras cosas en el mundo, cuando un pequeño compromiso se hace, muchas injusticias siguen. Si la eutanasia es permitida bajo la afirmación emocional y moral de que es lo mejor para el individuo, ¿qué evitará que el gobierno se levante eventualmente y determine quién más deberá ser eliminado? ¿Podría la definición de eutanasia ampliarse e incluir a aquellos que están sufriendo depresión crónica, que no son productivos para la sociedad o a los que solo no les gusta seguir viviendo, etc.? Debemos preguntarnos que si la puerta para asesinar a personas de edad es abierta, ¿podrá alguna vez cerrarse?

¡Piénselo! El principio de la vida está ahora abierto al aborto y el fin de la vida está siendo ahora considerado también por medio de la destrucción. De la forma como un tornillo cierra en un solo lado, ¿cuántos de aquellos en la mitad caerán presas de la depravación moral relativa del hombre y los negocios del amor con el pecado que siempre lleva a la muerte?

Este artículo también está disponible en: Inglés

 

 

 

 
 
CARM ison