¿Que dice la Biblia acerca de la homosexualidad?

Existen personas a las que les gusta decir que la Biblia no condena la homosexualidad. Varios versículos son citados y utilizados fuera de contexto por las personas que quieren demostrar que la homosexualidad no es equivocada. El mundo quiere cambiar las palabras de Dios y sus significados en algo más adecuado para sus deseos pecaminosos. Sin embargo, la verdad permanece: la Biblia condena la homosexualidad como un pecado. Vamos a mirar lo que ésta dice:

  • Levítico 18:22: “No te echarás con varón como con mujer, es abominación.”
  • Levítico 20:13: “Si alguno se ayuntare con varón como con mujer, abominación hicieron: ambos han de ser muertos; sobre ellos será su sangre.”
  • 1ª Corintios 6:9-10: “¿No sabéis que los injustos no heredarán el reino de Dios? No erréis; ni los fornicarios, ni los idólatras, ni los adúlteros, ni los afeminados, ni los que se echan con varones,”
  • Romanos 1:26-28: “Por esto Dios los entregó a pasiones vergonzosas; pues aún sus mujeres cambiaron el uso natural por el que es contra naturaleza, 27y de igual modo también los hombre, dejando el uso natural de la mujer, se encendieron en su lascivia unos con otros, cometiendo hechos vergonzosos hombres con hombres, y recibiendo en sí mismos la retribución debida a su extravío. 28Y como ellos no aprobaron  tener en cuenta a Dios, Dios los entregó a una mente reprobada, para hacer cosas que no convienen;”

La homosexualidad está claramente condenada en la Biblia. Esta va en contra del orden creado de Dios. Él creó a Adán y después hizo a la mujer. Esto es lo que Dios hizo, ordenó y es lo correcto. A diferencia de otros pecados, la homosexualidad tiene un juicio severo administrado por Dios Mismo. Este juicio es simple: Los homosexuales son entregados a sus pasiones. Esto significa que Dios los entrega a una mente reprobada y endurece sus corazones a causa de sus pecados (Ro 1:18ss.) Como resultado, son llenos de toda inmudicia y reciben la retribución debido a lo que están haciendo. Sin la conciencia de su pecado, no habrá arrepentimiento ni confianza en Jesús. Sin Jesús, ellos no tendrán perdón y sin perdón no hay salvación.

¿Cuál debería ser la respuesta del Cristiano a la Homosexualidad?

Solo porque alguien es un homosexual no significa que no podemos amarlo a él/ella. La homosexualidad es un pecado como cualquier otro y necesita ser tratado en la única forma posible: Necesita ser colocado en la cruz, arrepentirse de éste y nunca más volver a hacerlo.

Como Cristiano, Usted debería orar por la salvación del homosexual de la misma forma como oraría por otra persona en pecado. El homosexual está hecho a la imagen de Dios; aún cuando él/ella está en grave pecado. Por lo tanto, debe mostrarles la misma dignidad como a cualquier otro con quien Usted está en contacto. Sin embargo, esto no significa que Usted apruebe su pecado. No comprometa su testimonio por una opinión socialmente aceptable la cual, en sí, no lleva consigo piedad.

______________________________
Ver Artículos Relacionados

  • El Cristianismo y la Homosexualidad
  • La Iglesia Evangélica Luterana en Estados Unidos se mueve hacia la apostasía

 

Este artículo también está disponible en: Inglés.

 

 

 

 
 
CARM ison