¿Qué dice la Biblia acerca del divorcio?

El divorcio es un problema creciente en el mundo en general. La eventual situación de divorcio en el mundo secular está extendiéndose a la iglesia donde las estadísticas son sólo levemente bajas. Considere las siguientes estadísticas de la Oficina de Censo de Estados Unidos.

En 1920, había 1 divorcio por cada 7 matrimonios. Esto es, el 14%.
En 1940, había 1 divorcio por cada 6 matrimonios. Esto es, el 17%.
En 1960, había 1 divorcio por cada 4 matrimonios. Esto es, el 25%.
En 1972, había 1 divorcio por cada 3 matrimonios. Esto es, el 33%.
En 1977, había 1 divorcio por cada 2 matrimonios. Esto es, el 50%.1

Claro está, que el promedio de divorcio se ha mantenido alrededor del 50% desde los años 70, pero últimamente ha excedido ese porcentaje.

El matrimonio fue instituido primeramente en el Huerto del Edén. Es una unión monógama, física y espiritual entre un hombre y una mujer (Gn 2:21-24), donde el adulterio está prohibido (Ex 20:14) y la disolución no estaba permitida. Pero no pasó mucho tiempo para que la unión monógama se corrompiera. La poligamia se volvió una costumbre social aceptada. (Gn 16:1-2; Dt 21:15). De hecho, muchos de los reyes de Israel fueron polígamos. Sin embargo, la norma, era, y todavía es, la monogamia.

Las Personas se Divorciaron en la Biblia

Como se evidenció por las estadísticas antes mencionadas, las personas se divorcian. Aún en la Biblia hubo divorcios. En el AT, sólo los hombres podían divorciarse de sus esposas (Dt 24:1-4). En el NT, las mujeres aparentemente podían repudiar a sus maridos, separándose de ellos (Mr 10:12). Pero, ¿qué hace un Cristiano si él o ella están divorciados y quieren volver a casarse? ¿Puede hacerlo? O, ¿Deberían permanecer solteros? ¿Es el Cristiano culpable de pecado si él o ella se divorcian?

Dios quiere que el Cristiano tome muy en serio el matrimonio. Jesús dijo: “Por tanto, lo que Dios juntó, no lo separe el hombre.” (Mr 10:9. Ver también 1 Co 7:10-11; He 13:4).2 Pero debido a que vivimos en un mundo imperfecto, la Biblia menciona las circunstancias que se dan para un divorcio. Vamos a echar un vistazo.

Las Razones Bíblicas para el Divorcio

  • Adulterio: Jesús dijo: “Y yo os digo que cualquiera que se divorcia de su mujer, salvo por causa de inmoralidad, y se casa con otra, comete adulterio;” (Mt 19:9 – NBEA). La palabra en Griego para inmoralidad es “porneia” de la cual tomamos la palabra “pornografía”. Por ejemplo, la inmoralidad; en este caso, el adulterio, es una justificación para el divorcio, de acuerdo a Jesús.
  • Abandono: Al referirse al tema del marido y esposa, Pablo dice: “Pero si uno de los incrédulos se va, déjelo que se vaya; en tales casos, el hermano o la hermana no están bajo esclavitud, sino que Dios nos llamó a paz.” (1 Co 7:15 – NBAE).

Algunas Preguntas Respondidas

De entrada, me gustaría decir que las siguientes respuestas son basadas en mis opiniones. También, parte de las respuestas a las preguntas relacionadas con el divorcio incluirán gracia. Dios no es un Maestro de la Ley que quiere forzar enérgicamente a Su pueblo a una sumisión inquebrantable en el cumplimiento de la Ley. Dios es perdonador y amoroso. Él quiere que Su pueblo experimente gozo y plenitud en la vida de ellos y esto sólo puede ser hecho en la gracia del perdón. Jesús llevó todos sus pecados, aún los pecados del divorcio. Estos han sido ya pagados. Él no los traerá a memoria en el Día del Juicio. Usted es libre en Cristo.

Sin embargo, existen algunos principios de los que debemos estar advertidos con relación al divorcio. Les ofrezco el siguiente esquema como una sugerencia de opciones.

  1. ¿Qué sucede cuando la persona era no creyente y se divorció sin una razón bíblica y más tarde se convirtió en un Cristiano? ¿Qué debería hacer?
    1. Si la reconciliación es una opción, esta, se debe buscar.
      1. Sin embargo,
        1. Si la ex esposa o el ex esposo no es Cristiana(o), él/ella no debería volverse a casar, debido a que un creyente no se debe casar con una no creyente o con un no creyente. (2 Co 6:14).
        2. Si alguno de los esposos se ha casado, el pretender separarse de esa unión ya establecida y volverse a casar con su ex poso(a) tampoco es una opción. (Dt 24:3-4; Mr 10:11-12).
        3. Si la ex esposa o el ex esposo no está interesada(o) en reconciliarse, o no puede contactar a esa persona, Usted es libre para volver a casarse.
    2. Si la esposa o el esposo han muerto, Usted es libre para volverse a casar.
  2. ¿Qué sucede si una persona era un creyente cuando él o ella se divorció, pero la razón del divorcio no fue ni adulterio ni abandono, y quiere volver a casarse con alguien diferente ahora? ¿Qué deberían hacer él o ella?
    1. Si Usted inició el divorcio, entonces, no debería volver a casarse. (Mt 5:31). Sin embargo…
      1. La reconciliación con el esposo o la esposa inicial debería buscarse con     confesión de pecado y requerimiento para el perdón.
    2. Si cualquiera de los dos se va sin razón bíblica, entonces, Usted es libre para casarse nuevamente. Sin embargo…
      1. La reconciliación debería buscarse con una confesión de pecado.
  3. ¿Qué sucede si una pareja estaba divorciada, se casó con otro(a), se divorciaron y quieren volver a casarse con la pareja inicial?
    1. La Biblia dice que Usted no puede regresar a su primera esposa después de que se ha vuelto a casar. (Dt 24:3-4; Jer 3:1).
      1. No obstante, si Usted ya se ha casado, continúe con su matrimonio y busque el perdón del Señor. Él se lo dará.
  4. ¿Qué sucede si una persona, la cual era creyente cuando se divorció, pero la razón de su divorcio no fue adulterio ni abandono, y ya se ha casado? ¿Está él o ella en pecado?
    1. Dependiendo de las circunstancias, él o ella podrían estar en pecado. Pero él o ella deberán confesar su pecado al Señor por haberse vuelto a casar y buscar el perdón del esposo o la esposa con quienes estaban inicialmente casados y permanecer entonces casados y ser el mejor esposo o esposa que puedan ser.

Espero que estas breves respuestas le ayuden a entender algunos aspectos del divorcio y del volver a casarse. Pero hermanos y hermanas en Cristo: por favor, busquen el consejo del pastor de Ustedes en esta área si tienen alguna otra pregunta.

 

Este artículo también está disponible en: Inglés.

  • 1. Tan, Paul Lee, Enciclopedia de 7.700 Ilustraciones (Garland, Tejas: Bible Communications, Inc.), 1996.
  • 2. La Nueva Biblia Estándar Americana, (La Habra, California: La Fundación Lockman) 1977. Todas las citas en este artículo provienen de la Nueva Biblia Estándar Americana-NBEA.

 

 

 

 
 
CARM ison