¿Qué dice la Biblia acerca del purgatorio?

Pregunta: "¿Qué dice la Biblia acerca del purgatorio?"

Respuesta: La respuesta a esta pregunta es muy simple: La Biblia no enseña nada acerca del purgatorio. Por lo tanto, esta supuesta “doctrina” no es un concepto escritural. Sin embargo, y en la misma Palabra de Dios, sí vemos mucha discusión acerca de los dos únicos destinos para aquellos que han muerto y para los que tarde o temprano morirán: el cielo o el infierno.

Jesús sí enseña en forma muy significativa acerca de estos dos lugares y no se encuentra mención de un tercer lugar intermedio, donde el hombre vaya para ser aun más “purificado”. Esta doctrina implica, simple y llanamente, que la obra expiatoria de Cristo en la cruz del calvario fue incompleta e insuficiente para salvarnos del juicio por nuestros pecados. Sin embargo, sabemos que la obra redentora de Cristo fue total y satisfactoria para Dios el Padre. Tanto que el mismo Señor exclamó: “Consumado es” (Jn 19:30).

Para los creyentes, el fin de esta vida, será el principio de nuestra vida eterna con el SEÑOR. Esto lo podemos ver en la parábola de Jesús, acerca del hombre rico y Lázaro, donde el rico fue arrojado al Hades, lugar de tormento, y Lázaro, fue llevado al “seno de Abraham”, una figura que se usa para referirse al cielo (Lc 16:19-31). Pablo, en 2ª Corintios 5:6-8, escribe:

  • “Así que vivimos confiados siempre, y sabiendo que entre tanto que estamos en el cuerpo, estamos ausentes del Señor 7 (porque por fe andamos, no por vista); 8 pero confiamos, y más quisiéramos estar ausentes del cuerpo, y presentes al Señor. 9 Por tanto procuramos también, o ausentes o presentes, serle agradables.” (Énfasis añadido.)

Aquellos que han sido salvos por la sola fe en Jesucristo, pueden descansar con seguridad que la deuda de ellos ha sido pagada por el mismo Cristo, y que al momento de su muerte se encontrarán "presentes al Señor" en el cielo, justificados, glorificados y bienvenidos a Su reino:

  • “Cuando el Hijo del Hombre venga en su gloria, y todos los santos ángeles con él, entonces se sentará en su trono de gloria, 32 y serán reunidas delante de él todas las naciones; y apartará los unos de los otros, como aparta el pastor las ovejas de los cabritos. 33 Y pondrá las ovejas a su derecha, y los cabritos a su izquierda. 34 Entonces el Rey dirá a los de su derecha: Venid, benditos de mi Padre, heredad el reino preparado para vosotros desde la fundación del mundo.” (Mt 25:31-34). (Énfasis añadido.)

 

Este artículo también está disponible en: Inglés

________________________

Ver Artículos Relacionados

 

 

 

 
 
CARM ison