¿Qué enseña el islam acerca de la higiene?

Por, Matt Slick

Dentro del islam, la higiene y la limpieza son importantes. Los musulmanes participan en un lavado ritual, en el cuidado personal del cabello incluyendo el vello púbico, de las axilas y el bigote, así como también el corte de las uñas. En las enseñanzas de Mahoma, todo esto es necesario.

  • El Profeta dijo: “Cinco cosas se ajustan Al Fitra (es decir, la tradición de los profetas): ser circuncidado, afeitarse la región pélvica, quitarse el pelo de las axilas, cortarse los bigotes, y recortarse las uñas” (Bujari, Volumen 8, Libro 74, Número 312: Narrado por Abu Huraira)

Existen también unos requisitos obligatorios de limpieza ritual en preparación para el rezo y el ayuno. El lavado ritual para el rezo se llama ablución, el cual consiste de lavarse con agua el rostro, las manos, y los antebrazos. Si no hay agua disponible, pueden usar arena. En sus necesidades fisiológicas, ellos deben usar la mano izquierda para limpiarse, y cuando terminen, deben lavarse ambas manos. De igual manera, después de tener relaciones sexuales, un esposo y esposa deben hacer un ritual desde la cabeza hasta la punta del dedo, lavándose y enjuagándose: “Allah ama a quienes se arrepienten. Y ama a quienes se purifican” (El Corán 2:222).

El rezo

Esta limpieza se extiende a un rezo ritualista como se describe en la siguiente cita del Corán:

  • Sura 5:6: ¡Creyentes! Cuando os dispongáis a hacer la azAllah, lavaos el rostro y los brazos hasta el codo, pasad las manos por la cabeza y lavaos los pies hasta el tobillo. Si estáis en estado de impureza legal, purificaos. Y si estáis enfermos o de viaje, si viene uno de vosotros de hacer sus necesidades, o habéis tenido contacto con mujeres y no encontráis agua, recurrid a arena limpia y pasadla por el rostro y por las manos. Allah no quiere imponeros ninguna carga, sino purificaros y completar Su gracia en vosotros. Quizás, así seáis agradecidos.

Como puede ver del anterior pasaje, para que los musulmanes recen, primero deben lavarse el rostro, los brazos hasta el codo, y lavarse los pies hasta el tobillo, y deben también pasarse las manos por la cabeza. Si no pueden encontrar agua, para limpiarse deben usar arena o tierra limpia.

Relaciones sexuales

Abstenerse de las relaciones sexuales con las mujeres, después de su menstruación.

  • Sura 2:222: Te preguntan acerca de la menstruación. Di: «Es un mal. ¡Manteneos, pues, aparte de las mujeres durante la menstruación y no os acerquéis a ellas hasta que se hayan purificado! Y cuando se hayan purificado, id a ellas como Allah os ha ordenado». Allah ama a quienes se arrepienten. Y ama a quienes se purifican.

En el islam, la emisión de sangre es considerada impura. De hecho, muchas cosas son consideradas impuras, como la orina, las heces, el semen, un cuerpo muerto, la sangre, los perros, los cerdos, los infieles, el vino y la cerveza.1

La orina del camello como medicina

La higiene incluye medicinas por medio de las cuales, las enfermedades y las impurezas son erradicadas. Mahoma enseñó algunos conceptos interesantes. Él abogó para que sus seguidores tomaran orina de camello como medicina.

  • Algunas personas de la tribu de 'Ukl llegaron al Profeta y abrazaron el Islam. El clima de Medina no les convino, así que el Profeta les ordenó ir al (rebaño lechero) de los camellos de la caridad y beber su leche y orina (como medicina). Así lo hicieron, y después de que se habían recuperado de su dolencia (se sanaron) se volvieron renegados (se retiraron del Islam) y mataron al pastor de los camellos y se los llevaron. El Profeta envió (algunas personas) en su persecución y cuando fueron (capturados y) traídos, y los Profetas ordenaron que sus manos y piernas debían ser cortadas y que sus ojos debían ser marcados con piezas calientes de hierro, y que sus manos cortadas y piernas no debían ser cauterizadas, hasta que murieran” (Bujari, Volumen 8, Libro 82, Número 794, Narrado por Anas.)

Aparte del trato cruel que Mahoma impuso a las personas, como se evidencia en el Hadith anterior, sé que no existen estudios que demuestren que beber la orina del camello tiene algún valor medicinal. Pero de acuerdo a la mentalidad del siglo 7º de Mahoma, y la orden no verificable de beber orina, podemos ver que el conocimiento básico de Mahoma era más bien restringido y supersticioso, como también veremos a continuación.

Las alas de una mosca

Mahoma dijo que un ala de una mosca domestica tiene una enfermedad y que la otra ala, tiene la cura:

  • El Profeta dijo: “Si una mosca doméstica cae en la bebida de alguno de ustedes, debe sumergirla (en la bebida), porque una de sus alas tiene una enfermedad, y la otra tiene la cura para la enfermedad” (Bujari, Volumen 4, Libro 54, Número 537, Narrado por Abu Huraira.)

Estas, son sólo pequeñas menciones de datos interesantes por parte de Mahoma. Manteniéndose en línea con la idea de la higiene y limpieza, vemos que la ideología de Mahoma, era inadecuada de muchas formas. ¿Se encontraba la cura de una enfermedad en el ala de una mosca, una criatura que vive en las heces y en los alimentos descompuestos? Claramente, Mahoma no sabía de lo que estaba hablando.

Limpieza y purificación usando agua

Existen maneras en que los musulmanes purifican las cosas que usan con agua. A continuación hay una cita que detalla las condiciones que deben cumplirse para que el agua sea lo suficientemente pura para ser usada.

  • “(i) El agua debe ser limpia. Por lo tanto, una cosa impura no puede ser purificada con agua mezclada como, el agua de rosas o agua de melón, etc. (ii) El agua debe ser pura. (iii) El agua no debe venir mezclada mientras que la cosa impura está siendo lavada. Aún más, el olor, el color o sabor de la impureza no debe existir después del lavado, después de lo cual el lavado no es necesario, pero si el olor, el color o el sabor del agua cambia durante lavados previos, no existe peligro en éste, por ejemplo, si una cosa es lavada con agua de Kurr o bajo agua de Kurr y, para que sea purificada, es necesario lavarla dos veces, se volverá pura si el color, el olor o el sabor del agua con la que es lavada por segunda vez no cambia, aunque el color, el olor o el sabor del agua sufre un cambio durante el primer lavado. (iv) La impureza original no deberá mantenerse en la cosa impura, después de lavarla con agua”.2

Una vez obtenida el agua purificada, puede ser aplicada a varios objetos tales como utensilios, recipientes, hornos, harina, arroz, ropa, etc.

Arena o tierra

Pero la tierra o la arena son también usadas como medios para purificación, en la medida en que reúna las siguientes condiciones. Básicamente, la arena o tierra es usada cuando no se puede obtener agua para los ritos de purificación.

  • “(i) La tierra debe ser pura. (ii) La tierra debe estar seca. (iii) Si una impureza original como sangre u orina, o algo que se ha vuelto impuro, como la arcilla impura, se queda atascada en la planta del pie o en el zapato de una persona, debe ser limpiada al caminar sobre la tierra o al frotar el pie o el zapato en la tierra. Aún más, es necesario que la tierra esté compuesta de arcilla, o el piso hecho de piedras o ladrillos, o alguna otra cosa similar. Sin embargo, en caso de que la planta del pie de uno, o el zapato esté impuro, no volverá a ser puro al caminar sobre una alfombra o colchón o sobre la verde yerba… Para poder purificar la planta del pie de uno o el zapato, es mejor que uno camine una distancia, de por lo menos quince codos caminando sobre la tierra”. 3

Conclusión

La purificación es una parte importante de la vida espiritual musulmana. Sin embargo, sus requisitos son un recuerdo de las leyes de la purificación para los judíos en el Antiguo Testamento. Encuentro interesante que los musulmanes practican muchos de los requisitos de la purificación, de la misma forma que los judíos lo hicieron, las mismas personas que ellos odian (El Corán 5:8, 51). Como los judíos, los musulmanes están también bajo un sistema de rituales y requisitos de purificación. Ellos creen que haciendo estas cosas, y las que se hacen a sí mismos, son aceptables a Dios. Pero estos medios de pretender obtener su santificación delante de Dios dependiendo de su propio esfuerzo y capacidad para pretender mantener un nivel de purificación, es imposible, debido a que lo que Dios requiere es, santidad (1ª Pedro 1:16: “porque está escrito: Sed santos, porque Yo soy santo”), y nunca seremos lo suficientemente puros como resultado de nuestros propios esfuerzos.

En el cristianismo, todas las cosas han sido hechas puras por la sangre de Cristo. En el islam, ellos ofrecen agua y tierra como un medio para purificar objetos. En el cristianismo, la sangre de Cristo es ofrecida a Dios como el medio de purificación.

  • Hebreos 9:22: “Y según la ley, casi todo es purificado con sangre, y sin derramamiento de sangre no hay remisión”.
  • 1ª Juan 1:7: “Pero si andamos en la luz, como Él está en la luz, tenemos comunión unos con otros, y la sangre de Jesús su Hijo nos limpia de todo pecado”.

Los musulmanes están todavía bajo los requerimientos de la ley, y deben tratar y sostener su posición en favor con Alá, realizando y llevando a cabo prácticas rituales que hacen puras las cosas y ellos mismos. Y tienen que hacerlo porque no tienen un sacrificio expiatorio. No tienen la obra de Dios que pueda limpiarlos. Están perdidos en un conjunto de reglas y regulaciones que deben guardar y sostener si quieren complacer al dios de ellos.

 

Este artículo también está disponible en: Inglés 

  • 1. http://www.al-islam.org/islamic-laws-ayatullah-abul-qasim-al-khui/impure-things-najasat
  • 2. http://www.al-islam.org/islamic-laws-ayatullah-abul-qasim-al-khui/purifying-things#water
  • 3. http://www.al-islam.org/islamic-laws-ayatullah-abul-qasim-al-khui/purifying-things#water

 

 

 

 
 
CARM ison