¿Qué enseña la cábala acerca de los ángeles?

Por, Matt Slick

En la teología bíblica, los ángeles juegan un papel importante. Por lo tanto, también existe una doctrina angelical en las enseñanzas cabalísticas. De acuerdo a sus escritos, los ángeles fueron creados antes de que la tierra o el mismo universo fuera creado, y al momento cuando Dios dijo: “Sea la luz; y fue la luz”. La cábala1, así como la teología hebrea consideran que los ángeles fueron usados en la creación del hombre y son envidiosos del libre albedrío del hombre.2

En el contexto bíblico, sabemos que Dios es omnisciente y omnipresente y que no necesitaría del consejo de ningún ser creado para hacer lo que tiene qué hacer. Con relación al comentario de la cábala, sabemos que los ángeles sí tienen libre albedrío. Si no fuera así, ¿por qué algunos ángeles en la rebelión, decidieron permanecer con Dios?

En el reino espiritual, existen ángeles buenos y ángeles malos. Los ángeles caídos son vistos como mensajeros negativos más que como seres malignos. Los ángeles son intermediarios entre los mundos superiores y la tierra, supervisando todo lo que ocurre en la misma. Algunos de los ángeles principales mencionados en el Zohar3 son Miguel, Gabriel, Uriel y Rafael.4 “Lilith es el Ángel de la Noche… Lilith es considerada ser la antigua diablesa. Sandalfón es el ángel del rezo como lo es Miguel”.5

Existen ángeles de “gracia, sanidad, justicia, amor, misericordia, de la luna, de las montañas, del Paraíso, de la paz, del rezo, de las estrellas, de los arboles, de la verdad y del agua. Pero también existen ángeles de confusión, destrucción, temor, fuego, granizo, insomnio, de los reptiles, de las tormentas, del terror y del trueno”. Los ángeles tipo acusadores hacen su trabajo antes de la medianoche.6 De acuerdo a la ubicación suya en la tierra, tres legiones de ángeles se ubican en las tres partes del universo. El ángel principal sobre la legión es llamado “hayyah”, que se dice es el apoyo en el Trono divino. Estos ángeles no pueden rezarle a Dios.7

Considere lo que el Sr. Cooper dice en su libro “Dios es un Verbo”:

  • “La Midrash [compilación de comentarios Judíos de las Escrituras del Antiguo Testamento que fue reunido entre 400 y 1.200 d. C.], dice que los ángeles discutían si los seres humanos debían ser parte de la creación. El ángel del amor sintió que sería una buena idea tener a los humanos en esta creación debido a nuestro potencial para expresar amor; el ángel de la verdad se oponía a los seres humanos porque nuestra tendencia es a decir mentiras. Durante este debate, Dios presentó ejemplos de humanos para que los Ángeles los vieran, pero solo incluyó personajes bien conocidos de la tradición bíblica… después, el ángel de la Tierra se rebeló y no le daría al ángel Gabriel el polvo del Ártico para que Dios creara la humanidad. El ángel de la Tierra protestó que la tierra física sería maldecida y devastada debido a la falta de consideración humana; este insistió que Dios tomara responsabilidad personal antes que enviar un ángel Ártico como intermediario…”
  • “Dios le reveló el futuro a Adán y a Eva en un libro dado a ellos en el Jardín del Edén de la mano del ángel Raziel (El secreto de Dios). Este libro contenía conocimiento sagrado: 72 ramas de la sabiduría que revelaba la formación de 670 inscripciones de los más altos misterios. En la mitad del libro hacía un secreto explicando las 1.500 claves para el universo, las cuales no fueron reveladas ni a los mismos santos ángeles…”
  • “Cuando Adán y Eva quebrantaron los mandamientos del Maestro con relación al Árbol del Conocimiento, el libro de alejó de ellos. Adán estaba tan angustiado que entró al río Gihón (uno de los ríos del jardín) hasta su nuca y permaneció allí hasta que su cuerpo se arrugó y su rostro se demacró…”
  • “Después, Dios le hizo una señal al Arcángel Rafael para que regresara el libro, el cual Adán estudió por el resto de su vida. Se lo dejó a su hijo Set y pasó por las generaciones hasta Abraham. Hoy día todavía permanece escondido, en algún lugar del mundo, para aquellos que saben cómo leerlo.”8

Como puede ver, la explicación de la angelología en los escritos cabalísticos, es más bien extravagante.  Estas enseñanzas, obviamente no están basadas en la Biblia. Solo están basadas en la tradición humana, las conjeturas y un esfuerzo para desentrañar las interpretaciones místicas de las Escrituras. El problema es que estas enseñanzas contradicen las enseñanzas bíblicas.

¿Qué enseña realmente la Biblia acerca de los ángeles?

Los ángeles son muy activos en la Biblia y son usados por Dios como mensajeros, guerreros y siervos. La palabra “ángel” viene de la palabra griega “angelos” la cual significa mensajero. Los ángeles son seres espirituales sin cuerpos de carne y huesos, aun cuando ellos, aparentemente, tienen la habilidad de aparecer en forma humana (Génesis 19:1-22). Los ángeles cumplen muchas funciones. Ellos alaban a Dios (Salmo 103:20), sirven como mensajeros al mundo (Lucas 1:11-20, 26-38; Lucas 2:9-14), están sobre el pueblo de Dios (Salmo 91:11-12) y algunas veces son usados como instrumentos del juicio de Dios (Mateo 13:49-50).

La Biblia nos dice que Dios creó los ángeles y que en algún tiempo del pasado distante, hubo una rebelión en el cielo y muchos de los ángeles cayeron. Aparentemente, los ángeles que no cayeron fueron los ángeles escogidos (1ª Timoteo 5:21). La Biblia dice que los ángeles fueron creados por Dios (Colosenses 1:16), que llevan a cabo la voluntad de Dios (Salmo 103:20; Mateo 6:19), ellos adoran a Dios y a Cristo (Filipenses 2:9-11; Hebreos 1:6), son sabios (2º Samuel 14:20), poderosos (Salmo 103:20), santos (Mateo 25:31) e innumerables (Hebreos 12:22). Sin embargo, los ángeles no son adorados debido a que son criaturas (Colosenses 2:18; Apocalipsis 19:10; 22:9).

¿Existen diferentes clases de ángeles?

Aparentemente, existen diferentes clases de ángeles con diferentes características y papeles: querubines, serafines y arcángeles. Existen también principados, potestades, gobernadores de las tinieblas que describen los rangos en el reino espiritual (Efesios 6:11). Pero en este artículo me enfocaré en tres grupos principales:

  1. Isaías 6:2: “Por encima de él había serafines; cada uno tenía seis alas; con dos cubrían sus rostros, con dos cubrían sus rostros, y con dos volaban”.
    1. Los serafines adoran a Dios (Isaías 6:3).
    2. La palabra “seraphim” la cual es el singular de “saraph” es probablemente una traducción de “los de fuego” y probablemente se deriva de la imagen de fuego asociada frecuentemente con la presencia de Dios (Compare Ezequiel 1:27).9
  2. Génesis 3:24: “Echó, pues, fuera al hombre, y puso al oriente del huerto de Edén querubines, y una espada encendida que se revolvía por todos lados, para guardar el camino del árbol de la vida”. Ver también, Éxodo 25:18-22; Hebreos 9:5.
    1. A los querubines generalmente se les representa con alas, pies y manos; pero son descritos en formas diferentes como con dos rostros (Ezequiel 41:18) y aún con cuatro rostros (Ezequiel 10:21).
    2. A los querubines se les consideraba como ángeles que guardaban las cosas sagradas. En Génesis 3:24 ellos guardaban el árbol de la vida. Se encontraban sobre el arca del pacto (1º Samuel 4:4). Ver también, Salmo 80:1; 99:1.
    3. El velo en el templo tenía querubines y estaban esculpidos en las paredes (Éxodo 26:31; 2º Crónicas 3:7). Eran además, abundantes en el templo de Salomón (1º Reyes 6:26ss).
  3. 1ª Tesalonicenses 4:16: “Porque el Señor mismo con voz de mando, con voz de arcángel, y con trompeta de Dios, descenderá del cielo; y los muertos en Cristo resucitarán primero”.
    1. La palabra “archangel” no se encuentra en el Antiguo Testamento. Las referencias al arcángel  Miguel sólo aparecen en 1ª Tesalonicenses 4:16 y Judas 9. Sin embargo, Gabriel, el cual es considerado un arcángel aparece tanto en el AT como en el NT. En el AT lo encontramos en Daniel 8:16-26 y 9:21-27. En el NT es mencionado en Lucas 1:11-20, 26-38. Parece que es un ángel mensajero.
    2. De otro lado, el arcángel Miguel parece ser un ángel guerrero (Apocalipsis 12:7) el cual presenta batalla (Daniel 10:13, 21; 12:1).
    3. Una nota interesante la encontramos en Romanos 8:38, Efesios 1:21 y Colosenses 1:16, donde se usa la palabra “principados”. En el griego, esta palabra tiene el prefijo “arche” lo que sugiere un arcángel. Algunos piensan que esto significa una jerarquía de ángeles como lo sugiere 1ª Pedro 3:22: “quien habiendo subido al cielo está a la diestra de Dios; y a él están sujetos ángeles, autoridades y potestades”.

 

Este artículo también está disponible en: Inglés

  • 1. Nota del Traductor: La cábala o qabbaláh (del hebreo קַבָּלָה‎ “qabbalah”, “recibir”) es una de las principales corrientes de la mística judía. La base estructural de este estudio consiste en el análisis del Árbol de la Vida. Entre los judíos, es la tradición oral que explica y fija el sentido de la Sagrada Escritura, y por tanto entiéndase por cábala al conocimiento en cuanto a las cosas celestiales mediante el ejercicio del estudio y cumplimiento de preceptos y reglas superiores. Algunos consideran que la cábala no es mística sino ciencia. Para mayor información, visite, ¿Qué es la cabalá? De hecho, podrán notar la forma tan diferente como se escribe la palabra en el idioma español.
  • 2. Nota del Traductor: HUMASH HA-MERCAZ LIBRO DE LA TORAH Y LAS HAFTAROT – Editado por el Centro Educativo Sefaradí de Jerusalem, anota en su comentario de Génesis 1:26: “Antiguamente era costumbre de los reyes y grandes personalidades, emplear el plural al hablar de sí mismos (ver Samuel II, XXIV, 14); pero el Midrash (B.R.8) comenta que Dios se aconsejó con los ángeles sobre si convendría crear al hombre o no ”.
  • 3. Nota del Traductor: El Zohar (En idioma hebreo זהר “Zohar”, “esplendor”) es, junto al Séfer Ietzirá, el libro central de la corriente cabalística o kabalística, supuestamente escrito por Shimon bar Yojai en el siglo II, pero cuya autoría se debe probablemente a Moisés de León. Más información en http://es.wikipedia.org/wiki/Zohar
  • 4. Cooper, David A., “Dios es un Verbo” (“God is a Verb”), New York: Riverhead Brooks, 1997, p. 135.
  • 5. Ibid., p. 135-138.
  • 6. Ibid., p. 141-142.
  • 7. Ibid., p. 143.
  • 8. Ibid., p. 135.
  • 9. Achtemeier, Paul J., “El Diccionario Harper de la Biblia”(“Harper’s Bible Dictionary”), San Francisco: Harper y Row, 1985.

 

 

 

 
 
CARM ison