¿Qué es el hinduismo?

Por, Ryan Turner

El hinduismo hoy

Hoy, el hinduismo es la tercera religión más grande en el mundo con cerca de 800 millones de seguidores. Las únicas dos religiones más grandes son, el cristianismo (2 billones de seguidores), y el islam (1.3 billones de seguidores). El hinduismo es predominante es la India, con el 82% de su población hinduista. Existen también un gran número de hindúes en otros países con el siguiente porcentaje: Bangladesh (11%), Bután (25%), Fiji (41%), Mauricio (50%), Nepal (89%), Sri Lanka (15%), Surinam (27%), y Trinidad (25%).1 La influencia del hinduismo va más allá del 13% de la población mundial debido a su influencia en otras religiones como el budismo, el jainismo, el sijismo, el movimiento de la Nueva Era, y varias otras religiones de influencia en el occidente. De forma interesante, hay más de un millón de hindúes en los Estados Unidos. (Nota del Traductor: El gentilicio para las personas naturales de la India, es indio. Para el caso de los seguidores del hinduismo, es hindú.)

Los orígenes del hinduismo

El hinduismo no tiene un fundador único. Se pueden seguir sus orígenes alrededor del año 1.500 a. C., en lo que ahora se conoce como la India. Originalmente, fue una religión politeísta y ritualista debido a los varios rituales llevados a cabo por la cabeza de familias o tribus particulares. En la medida que el tiempo pasaba, los rituales se fueron volviendo más complejos y hubo entonces la necesidad de una clase sacerdotal para que llevaran a cabo estos rituales. Durante ese tiempo, los Vedas fueron escritos para instruir a los sacerdotes de cómo llevar a cabo estos rituales.

Como resultado de este énfasis ritualista, los sacerdotes se volvieron los medios por los que los hindúes podían apaciguar sus dioses. Por lo tanto, los sacerdotes se volvieron extremadamente poderosos. Alrededor del año 600 a. C. las personas se sublevaron del control de los sacerdotes. La forma del hinduismo que surgió entonces, se enfocó en la meditación interna oponiéndose a los rituales externos.

Alrededor de los años 800 a 300 a. C., se escribieron los Upinashads, los cuales eran, básicamente, el equivalente hindú al Nuevo Testamento. Los Upinashads desarrollaron la idea de que detrás de muchos dioses se levanta una realidad conocida como Brahman; el cual es, una fuerza impersonal que es la base de toda realidad. La forma más alta de Brahman es nirguna, lo cual es, “sin atributos o cualidades”.

Después de que los Upanishads fueron escritos, la concepción hindú de un dios continuó desarrollándose en la forma de dios siendo realmente, personal. Nirguna Brahman se convirtió esencialmente en saguna Brahman, Brahman o "con los atributos". Esta forma personificada de Brahman es también conocida como Ishvara.

Ishvara se hizo conocer a la humanidad, a través de la trimurti (“tres manifestaciones”) de Brahman, conocido como Brahma (el creador), Visnú (el creador), y Siva (el destructor). Cada una de estas deidades tiene al menos una devi, o esposa divina.

Ishvara se personificó a través de diez encarnaciones de Visnú conocidas como avatares. Estos avatares incluyen formas de animales (pescados, tortugas y jabalíes), o personas (como por ejemplo, Rama, Krishna, Buda). Las epopeyas como el Ramayana y Mahabharata, los cuales incluyen el Bhagavad-Gita, nos hablan acerca de las historias de estos avatares. En adición a la trimurti y los diez principales avatares de Visnú, en el hinduismo existen cerca de 330 millones de otros dioses.

El hinduismo también puede ser dividido de acuerdo a los que ven el universo físico como real o ilusorio. Los no dualistas (advaita), ven solamente a Brahman como algo real y al mundo como ilusorio. Mientras que los no dualistas competentes (vishishtadvaita), afirman la realidad del universo y Brahman, debido a que el universo es una extensión del ser de Brahman. Sin embargo, los dualistas (dvaita), ven a Brahman y al universo como seres con dos realidades diferentes.

Clases de hindúes

Hoy, no existe un solo tipo de hindúes. Algunos hindúes, particularmente en el occidente, son jóvenes profesionales que no son necesariamente devotos a un aspecto particular de la religión hindú. Algunos de estos individuos sostienen ciertos aspectos del hinduismo como una herencia cultural, pero no son, necesariamente practicantes regulares de su fe hindú.

Otros, pueden ser descritos como hindúes intelectuales. Con frecuencia, estos individuos toman seriamente la historia textual del hinduismo y son muy versados en varios textos del hinduismo, tales como los vedas o los upanishads. Muchas veces, estos individuos son conocedores de las escuelas filosóficas hindúes en sus prácticas del hinduismo.

Otro grupo de hindúes puede ser descrito como hindúes populares. Estos individuos practican los rituales, las tradiciones y costumbres o el hinduismo. Frecuentemente ofrecen sacrificios a los dioses y guardan varios festivales. Algunas veces estos hindúes populares practican la astrología, la magia y la adoración ancestral, y la adoración a ídolos entre otras prácticas.

Debido a la diversidad de hindúes, es extremadamente importante que usted no asuma que un hindú realmente cree o practica exactamente lo que usted lee en un libro o por lo que ha visto que practican otros hindúes. Cada hindú es único en su propio derecho. Aun las tres categorías enumeradas anteriormente de hindúes profesionales, intelectuales y populares, no son amplias ni describen en su totalidad al pueblo hindú. Más bien, estas son generalizaciones para ayudarle a entender la diversidad de practicantes hindúes.

Las escrituras hindúes

Las escrituras hindúes más antiguas son los vedas, los cuales fueron escritos alrededor del año 1.500 a. C. Veda significa, conocimiento. Hay cuatro vedas: el rig veda, el sama veda, el yaju veda y el atharba veda. Cada veda está dividido en cuatro partes: Mantras (los versos básicos o himnos cantados durante los rituales), los brahmanas (las explicaciones de los versos), los aran-yakas (reflexiones sobre el significado de los versos), y los upanishads (las interpretaciones místicas de los versos).2 Esto es también conocido como shruti, o “lo oído”. La literatura shruti es el equivalente hindú a la Escritura revelada.3

En adición a los escritos principales, existen escritos secundarios como smriti o “se recuerda qué”. Entre los escritos smriti se incluyen las epopeyas Ramayana (“camino de rama”) y Mahabharata (“la gran historia”). Dentro del Mahabharata está el Bhagavad Gita, el cual es la más popular de todas las escrituras hindúes con su personaje principal, Krishna. Mientras que las escrituras smriti no tienen la autoridad de las escrituras shruti, por su popularidad, han ejercido una influencia más fuerte en la cultura de la India.

Otras escrituras smriti incluyen los vedangas (códigos de ley, tales como las leyes de manu), los puranas (genealogías y leyendas de los dioses), los darshanas (escritos filosóficos), las sutras (reglas de conducta ritual y social), y los trantas (escritos sobre obtener poder oculto).4

 

Este artículo también está disponible en: Inglés

  • 1. Mucho del material para este artículo, vino del compendio conciso y excelente de Dean Halverson. Vea: Halverson, Dean C. "Hinduism" in The Compact Guide to World Religions. 87-102. Minneapolis: Bethany House, 1996. Recomiendo la compra de un ejemplar de su libro.
  • 2. Ibíd., 91.
  • 3. Ibíd.
  • 4. Organ, 180, in Ibid., 91.

 

 

 

 
 
CARM ison