¿Qué es el judaísmo mesiánico?

Por, Matt Slick

El judaísmo mesiánico, también conocido como cristianismo hebreo, es un movimiento dentro del judaísmo, donde los judíos creen en el Jesús del Nuevo Testamento, considerándolo como el Mesías que fue profetizado en el Antiguo Testamento.

  • El Mesías nacería en Bet-léhem Efrata:
    • Miqueas 5:2: “Pero tú, Bet-léhem Efrata, pequeña para estar entre las familias de Judá, De ti me saldrá el que será Caudillo en Israel, Cuyo origen es desde el principio, desde los días de la eternidad”.
  • El Mesías nacería de una virgen:
    • Isaías 7:14: “Por tanto, Adonay mismo os dará señal: He aquí, la virgen quedará encinta y dará a luz un hijo, Y llamará su nombre Emmanuel”.
  • El Mesías sería Dios encarnado:
    • Isaías 9:6: “Porque un Niño nos es nacido, Hijo nos es dado; El dominio estará sobre su hombro, Y se llamará su nombre: Admirable, Consejero, Dios Fuerte, Padre Eterno, Príncipe de Paz”.
    • Zacarías 12:10: “Y derramaré sobre la casa de David y sobre los habitantes de Jerusalem espíritu de gracia y de oración, y me mirarán a mí, a quien traspasaron, y llorarán como se llora por causa del unigénito, y se afligirán por Él como quien se aflige por el primogénito”.
  • El Mesías nacería de la casa de David:
    • Jeremías 23:5-6: “He aquí, vienen días, dice YHVH, En que levantaré a David un renuevo justo; Y reinará y obrará prudentemente, Y hará juicio y justicia en la tierra. 6 En sus días será salvo Judá, E Israel habitará confiado, Y se apellidará con este nombre: YHVH Sidkenu”.
  • El Mesías moriría por los pecados de Israel:
    • Isaías 53:1-10: “¿Quién ha creído nuestro anuncio? ¿Sobre quién se ha manifestado el brazo de YHVH? 2 Subirá cual renuevo delante de Él, Pero como raíz de tierra seca, no habrá en Él parecer ni hermosura; Lo veremos, pero sin atractivo para que lo deseemos. 3 Despreciado y desechado entre los hombres, Varón de dolores, experimentado en quebranto, Escondimos de Él el rostro, fue menospreciado, y lo tuvimos por nada. 4 Él mismo cargó con nuestras enfermedades y llevó nuestros dolores; Y nosotros lo consideramos como herido, azotado y humillado por ’Elohim. 5 Pero Él fue traspasado por nuestras transgresiones, Molido por nuestros pecados. El precio de nuestra paz cayó sobre Él, Y por su herida fuimos sanados. 6 Todos nosotros nos descarriamos como ovejas, Cada cual se apartó por su camino, Pero YHVH cargó en Él el pecado de todos nosotros. 7 Siendo oprimido (aunque fue Él quien se humilló a sí mismo), No abrió su boca; Como cordero fue llevado al matadero, Y como la oveja enmudece ante sus trasquiladores, Así no abrió su boca; 8 Con violencia, mediante juicio, fue quitado, Y de su generación, ¿quién consideró que fue cortado de la tierra de los vivientes y llagado por la transgresión de mi pueblo? 9 Y dispusieron su sepultura con los impíos, Pero con el rico fue su tumba. Y aunque nunca hizo maldad ni hubo engaño en su boca, 10 Plugo a YHVH quebrantarlo y someterlo a padecimiento. Cuando se haya puesto su vida en sacrificio expiatorio, verá a su descendencia, Vivirá por días sin fin, y la voluntad de YHVH triunfará en su mano”.
  • El Mesías resucitaría de la muerte:
    • Salmo 16:10: “Porque no dejarás mi alma en el Seol, Ni permitirás que tu santo vea corrupción”.

Los judíos mesiánicos creen que Jesús es el Hijo de Dios, la segunda persona de la Trinidad. Sin embargo, algunos que afirman ser mesiánicos, niegan que Jesús sea Dios en carne. Estos, no son verdaderos mesiánicos en un sentido bíblico, debido a que realmente niegan quién es Jesús verdaderamente:

  • Juan 1:1, 14: “1 En un principio era el Logos, y el Logos estaba ante Dios, y Dios era el Logos. 14 Y el Logos se hizo carne, y tabernaculizó entre nosotros, y contemplamos su gloria (gloria como del Unigénito del Padre), lleno de gracia y de verdad”.
  • Colosenses 2:9: “Porque en Él vive corporalmente toda la plenitud de la Naturaleza Divina”.
  • Hebreos 1:8: “Pero respecto al Hijo: Tu trono, oh Dios, es por los siglos de los siglos; Cetro de equidad es el cetro de tu Reino”.

Los judíos mesiánicos también guardan la mayoría de las prácticas judías del Antiguo Testamento descritas en la ley: el Sabbat del séptimo día, la circuncisión, las leyes cashrut (kosher), (o “correcto” o “apropiado” para ser consumido), Shabatot, rabíes, etc. Lo anterior se debe a que ellos desean mantener sus raíces judías y honrar a Dios de acuerdo a lo que está revelado en el Antiguo Testamento. Donde Jesús guardó la ley (Mateo 5:17; Gálatas 4:4), los judíos mesiánicos también lo hacen.  Esto, está bien, mientras que guarden todas las leyes del Antiguo Testamento, estas, no son el medio por el cual la salvación es obtenida y sostenida.

Los mesiánicos, generalmente se refieren a Jesús con el nombre judío “Yeshua”, el cual significa “salvación”. Pero generalmente, los judíos mesiánicos no creen en abandonar su herencia judía y unirse a las iglesias cristianas, y adorar el primer día de la semana; aunque algunos sí lo hacen. Ellos creen que la cosa más judía es seguir a Yeshua de una forma consistente con su herencia y asisten a sus sinagogas el séptimo día de la semana.

Existen muchas variaciones dentro del movimiento del judaísmo mesiánico. Algunos se encuentran dentro de la ortodoxia cristiana, otros no. Existen unos 100.000 judíos mesiánicos en solo los Estados Unidos, y más y más llegan a creer en Yeshua el Mesías en otras naciones.

 

Este artículo también está disponible en: Inglés

 

 

 

 
 
CARM ison