¿Qué es el Nuevo Ateísmo?

El nuevo ateísmo es una forma más agresiva anti religiosa del ateísmo que presupone la validez de las teorías científicas y la razón, aplicándolas al fenómeno religioso en un intento para desaprobar que Dios existe y que la religión es peligrosa. Algunos de los “nuevos ateos” más conocidos son: Sam Harris, quien publicó un libro llamado “El Final de la Fe: Religión, Terror y el Futuro de la Razón” (“The End of Faith: Religion, Terror, and the Future of Reason.”). Además, en 2006, escribió “Carta a una Nación Cristiana” (“Letter to a Christian Nation”) el cual fue un ataque directo al Cristianismo.

Otro escritor popular en el movimiento nuevo ateísmo es Richard Dawkins, quien publicó "La Falsa Ilusión de Dios" ("The God Delusion"). Otro ávido y anti teísta representante es Christopher Hitchens, quien en 2007 escribió “Dios No es Grande” (“God is Not Great”). Él debate y da conferencias contra la religión, particularmente el Cristianismo. Existen otros escritores que escriben en contra de la existencia de Dios a un nivel popular; pero los anteriormente mencionados con los más reconocidos.

Los nuevos ateos promueven la racionalidad y la ciencia sobre la creencia. Buscan elevar la final como el determinador final de la verdad y ven la religión como peligros y dañina. Someten la idea de Dios, las afirmaciones Bíblicas, etc., al método científico y la razón buscando demostrar que Dios no puede existir.

Particularmente, leí “La Falsa Ilusión de  Dios” y “Carta a una Nación Cristiana”. Aunque populares, ambos libros no están bien escritos. En cada caso, el punto de vista del Dios Cristiano fue una interpretación errónea. Con mucha frecuencia, un único atributo del Dios Cristiano sería elevado como una representación de Dios para así atacar ese atributo en particular. Esta es una forma inválida de discutir cualquier tema. Muchas cosas, atribuidas al Dios del Cristianismo no eran Bíblicas. En los libros se llegan a referencias inválidas y conclusiones que no siguen la lógica.

Recuerdo muy claramente mi opinión del libro de Dawkins, “La Falsa Ilusión de Dios”. Para mí, era obvio que el Sr. Dawkins no había hecho su trabajo con relación a la teología Cristiana. Era bastante evidente que no consultó con expertos Cristianos ni tampoco llevó a cabo investigaciones acerca del tema. Para mi gran disgusto concluí que aquellos que no entienden el Cristianismo podrían considerar que la obra de Dawkins es competente. Pero lo único que encontré fue su incompetencia.

 

Este artículo también está disponible en: Inglés

 

 

 

 
 
CARM ison