¿Qué es la salvación?

Salvación es la liberación de un pecador por parte de Dios, de Su propio y justo juicio.

Dios es totalmente puro y justo. Él es el único y correcto estándar de justicia en toda la creación y ha revelado este estándar de perfección en la Biblia. Podemos ver parte de esto en Éxodo 20, donde Dios da los 10 Mandamientos. En esos mandamientos, vemos el estándar de perfección moral, el cual es, un reflejo del carácter de Dios. En Mateo 12:34, Jesús dice: “…Porque de la abundancia del corazón habla la boca.” Vemos por lo tanto que en la medida en que Dios daba la ley moral, Él nos daba una idea de Su propio carácter, perfecto y puro. Por lo tanto, la ley es un estándar de justicia el cual, todas las personas están obligadas a seguir estén o no conscientes de esta ley moral.

No existe ley que no tenga un castigo como consecuencia por quebrantarla. Si una ley no se castiga, entonces, es simplemente un desacierto. Pero en el caso de la ley de Dios, Él declara que cualquiera que quebranta Su ley, morirá: “…el alma que pecare, esa morirá.” (Ez 18:4). Por lo tanto, el justo juicio de Dios sobre aquel que quebrante Su ley es que el tal, deberá ser condenado. Pero Dios, que en rico en misericordia, ha suministrado una salida para esta condenación, la cual se encuentra sólo en Dios el Hijo, Jesús (Jn 1:1, 14; 3:16; Hch 4:12), quien murió en la cruz llevando nuestros pecados: “quien llevó él mismo nuestros pecados en su cuerpo sobre el madero, para que nosotros, estando muertos a los pecados, vivamos a la justicia; y por cuya herida fuisteis sanados.” (1 P 2:24).

Por lo tanto, vemos entonces, que la salvación es liberar al pecador del justo juicio de Dios. Salvación significa que somos “salvos” de este juicio.

 

Este artículo también está disponible en: Inglés, Polski

 

 

 

 
 
CARM ison