¿Qué es moralismo?

Por, Matt Slick

El moralismo tiene significados diferentes, pero con relación al cristianismo es la práctica de guardar varias leyes morales para complacer a Dios y obtener o sostener la salvación de uno. El moralismo es similar al legalismo, donde guardar los mandamientos del Antiguo Testamento es propuesto para obtener o sostener la salvación. De otro lado, existe una definición secular, la cual es usada algunas veces en discusiones filosóficas.

  • “… a menudo, el moralismo se toma para indicar una moral que no tiene vínculos con Dios o a los órdenes de la creación sino que, como razón práctica, define por sí mismo lo bueno y lo malo”1

Pero, una vez más, en cuanto a la fe cristiana, el moralismo es la posición de obtener o mantener nuestra correcta posición con Dios por el comportamiento moral. Tal enseñanza es un evangelio falso, de lo cual se nos advierte en Gálatas 1:8-9:

  • “Pero si aun nosotros, o un ángel del cielo, proclamara un evangelio contrario al que os proclamamos, sea anatema. 9 Como antes hemos dicho, también ahora repetimos: Si alguno os proclama otro evangelio contrario al que recibisteis, sea anatema”.

No somos hechos justos delante de Dios, ni tampoco nos mantenemos justos por nuestra conducta moral.  Más bien, nuestra posición con Dios se obtiene totalmente por Su sola gracia y no por nuestra fidelidad a principios morales y leyes. Después de todo, si la justicia viniera por la ley (guardar todos los principios morales), entonces Cristo, murió innecesariamente:

  • Gálatas 2:21: “No rechazo la gracia de Dios, porque si por la ley fuera la justicia, entonces en vano murió el Mesías”.

La justificación es la declaración legal de Dios sobre el pecador, por la cual, Dios declara justo al pecador delante de Él. En esto, la justicia de Dios es imputada al creyente:

  • Filipenses 3:9: “y ser hallado en Él, no teniendo mi propia justicia, que procede de la ley, sino la que es mediante la fe del Mesías, la justicia que procede de Dios basada en la fe”.

Esa justicia sólo se halla por la sola fe en Cristo.

  • Romanos 3:28: “Sostenemos entonces que el hombre es declarado justo por la fe, sin las obras de la ley”.
  • Romanos 4:5: “pero al que no obra, sino que cree en el que declara justo al impío, su fe le es contada como justicia”.

Finalmente, si Ud. quiere tener una mejor idea de lo que es el moralismo, entonces, solo debe pensar en los fariseos del Nuevo Testamento que trataron de hacer lo correcto para complacer a Dios y ser salvos en el día del juicio. Jesús condenó este falso evangelio.

La siguiente porción de las Escrituras es dada a las personas que confían en sí mismas como justas y ven a las demás con desprecio:

  • Lucas 18:9-14: “A unos que confiaban en sí mismos como justos y menospreciaban a los demás, les propuso esta parábola: 10 Dos hombres subieron al templo a orar: el uno fariseo y el otro publicano. 11 El fariseo, de pie, oraba consigo mismo estas cosas: Oh Dios, te doy gracias porque no soy como los demás hombres: ladrones, injustos, adúlteros, tampoco como este publicano; 12 ayuno dos veces a la semana y pago el diezmo de todo lo que gano. 13 Pero el publicano, a distancia, no quería ni aun alzar los ojos al cielo, sino que se golpeaba el pecho, diciendo: ¡Oh Dios, sé propicio a mí, pecador! 14 Os digo que éste bajó a su casa justificado antes que aquél, porque todo el que se enaltece será humillado, y el que se humilla, será enaltecido”.

NOTA: A menos que se diga lo contrario, las citas bíblicas con tomadas de la Biblia Textual BTX3 (3ª Edición) - 2013.

 

çEste artículo también está disponible en: Inglés

  • 1. Fahlbusch, Erwin, and Geoffrey William Bromiley. The Encyclopedia of Christianity. Grand Rapids, MI; Leiden, Netherlands: Wm. B. Eerdmans; Brill, 1999–2003.

 

 

 

 
 
CARM ison