¿Qué es teosis?

Por, Matt Slick

Teosis, es la creencia, generalmente encontrada dentro de la iglesia ortodoxa oriental, de que los cristianos pueden experimentar una unión con Dios, y convertirse como Él, de tal forma, que ellos pueden participar de la naturaleza divina. Este concepto es también conocido como deificación. La teosis, no significa que ellos se conviertan en Dios o que se fundan con Dios, sino que ellos son deificados/divinizados. Ellos participan en las “energías” de Dios con las que Él se revela a Sí mismo a nosotros en la creación. Pero ellos dicen que no participan de la esencia de Dios. Aún más, esta divinización no significa que una persona deje de pecar o que ya no continúa luchando contra el pecado. Más bien, teosis, es una unión mística con Dios que continúa a través  de la vida de la persona y termina, en la resurrección del cuerpo. Algunos han dicho que este es el equivalente a la santificación como se enseña en las iglesias occidentales.

Los cristianos protestantes no usan este término debido al error lógico asociado con convertirse en dioses. Nosotros no somos Dios, y nunca seremos como Él. Sólo Dios posee Su naturaleza divina. Algunas veces, las religiones falsas enseñan que podemos convertirnos como Dios, y aun, llegar a ser dioses. Por esta razón, debemos ser muy cuidadosos cuando describimos la doctrina de la teosis; y debemos ser también cuidadosos en no adoptar algo que pudiera apoyar esta herejía de convertirnos en seres divinos, por naturaleza.

A lo sumo, seremos más como Cristo, en la medida en que tengamos comunión íntima con Él, pero de ninguna manera, seremos seres divinos.

Algunos versículos que apoyan la teosis:

  • Juan 17:22-23: “La gloria que me diste, yo les he dado, para que sean uno, así como nosotros somos uno. 23 Yo en ellos, y tú en mí, para que sean perfectos en unidad, para que el mundo conozca que tú me enviaste, y que los has amado a ellos como también a mí me has amado”.
  • 2ª Pedro 1:4: “por medio de las cuales nos ha dado preciosas y grandísimas promesas, para que por ellas llegaseis a ser participantes de la naturaleza divina, habiendo huido de la corrupción que hay en el mundo a causa de la concupiscencia”.

Mientras que es cierto que tenemos una unión con Dios como Jesús dijo en Juan 17, y que es cierto también que somos hechos “participantes de la naturaleza divina”, estas afirmaciones no pueden y no deberán ser interpretadas para querer nuestra deificación/divinización en el sentido de un cambio ontológico. Participamos en la santidad de Dios a través  de la persona y obra de Cristo que habita en nosotros. Ser “participantes de la naturaleza divina” es lo que nos capacita para ser más como Cristo en cuanto a resistir el pecado y a incrementar santidad en práctica y actitud.

Catecismo y la ortodoxia oriental

El catecismo de la iglesia católica afirma en su párrafo 460:

  • El Verbo se encarnó para hacernos "partícipes de la naturaleza divina" (2 P 1, 4): "Porque tal es la razón por la que el Verbo se hizo hombre, y el Hijo de Dios, Hijo del hombre: para que el hombre al entrar en comunión con el Verbo y al recibir así la filiación divina, se convirtiera en hijo de Dios" (San Ireneo de Lyon, Adversus haereses, 3, 19, 1). "Porque el Hijo de Dios se hizo hombre para hacernos Dios" (San Atanasio de Alejandría, De Incarnatione, 54, 3: PG 25, 192B). Unigenitus [...] Dei Filius, suae divinitatis volens nos esse participes, naturam nostram assumpsit, ut homines deos faceret factus homo ("El Hijo Unigénito de Dios, queriendo hacernos partícipes de su divinidad, asumió nuestra naturaleza, para que, habiéndose hecho hombre, hiciera dioses a los hombres") (Santo Tomás de Aquino, Oficio de la festividad del Corpus, Of. de Maitines, primer Nocturno, Lectrua I).

Aunque la iglesia católica romana no enseña que las personas pueden convertirse en dioses, esta cita es problemática ya que nada en su contexto, en el párrafo anterior o posterior, aclara que no nos deificamos dentro de nosotros mismos. Y esto, es preocupante.

Además, CARM no apoya a la iglesia ortodoxa oriental, y considera que esta contiene serios errores. Fuertemente recomendamos que tanto la iglesia ortodoxa oriental, como la iglesia católica romana sean evitadas. Sin embargo, he suministrado varias citas de fuentes de la iglesia ortodoxa oriental, para que Ud. pueda entender mejor lo que esta enseña acerca de la teosis.

  • teosis es convertirse en Cristo1
  • “Los padres ascéticos buscaron experimentar esta visión de la luz divina a través  de la oración y la meditación. Llamamos a esto, teosis, o participación en la gloria divina”.2
  • “Los padres ascéticos buscaron experimentar esta visión de la luz divina a través  de la oración y la meditación. Llamamos a esto, teosis, o participación en la gloria divina”.3
  • Tal es, de acuerdo a la enseñanza de la iglesia ortodoxa, el objetivo final al cual, todo cristiano debe apuntar: convertirse en dios, obtener la teosis, ‘deificación’ o ‘divinización’. Para la ortodoxia, nuestra salvación y redención significa, nuestra deificación”.4
  • “el hecho de que una persona sea deificada, no significa que ella o él, dejen de ser conscientes del pecado. Al contrario, la deificación siempre presupone un acto continúo de arrepentimiento”.5

 

Este artículo también está disponible en: Inglés

  • 1. Coniaris, Anthony M. (2010-12-29). Introducing the Orthodox Church: Its Faith and Life (Kindle Location 1649). Light & Life Publishing Company: www.light-n-life.com. Kindle Edition.
  • 2. Ibíd. Kindle Locations 4249-4250.
  • 3. Ibíd. Kindle Locations 4249-4250.
  • 4. Ware, Timothy (1993-04-29). The Orthodox Church (p. 231). Penguin Books Ltd. Kindle Edition.
  • 5. Ibíd. Página 236.

 

 

 

 
 
CARM ison