¿Qué es un Pacto?

Un pacto, del hebreo, “berith”, y del griego, “diatheke”, es un acuerdo legal entre dos o más partes. La palabra “pacto(s)” ocurre unas 284 veces en el Antiguo Testamento y unas 37 veces en el Nuevo Testamento.

Los pactos es la forma como Dios se comunica con nosotros, nos redime y garantiza la vida eterna en Jesús. Esto lo hace debido a que un pacto es una promesa y Sus promesas no pueden ser quebrantadas debido a que descansan en Su carácter puro e infinito. La Biblia es un documento de pacto. El Antiguo y el Nuevo Testamento, en realidad son el Antiguo y el Nuevo Pacto. La palabra “testamento” es la palabra latina para “pacto”.

En la Biblia existe un modelo para los pactos. Básicamente es como sigue a continuación. La parte que inicia el pacto se describe a sí misma y lo que ha hecho; posteriormente hay una lista de obligaciones entre las dos o más partes involucradas. Lo que sigue es la sección que trata con las recompensas y castigos que gobiernan el guardar y el romper de ese pacto. Los 10 mandamientos encajan en este modelo y son, un documento de pacto.

La parte que inicia el pacto se describe a sí misma y lo que ha hecho:

  • Éxodo 20:2: “Yo soy Jehová tu Dios, que te saqué de la tierra de Egipto, de casa de servidumbre”.

A continuación, hay una lista de obligaciones entre las dos o más partes involucradas:

  • Éxodo 20:3: “No tendrás dioses ajenos delante de mí”.
  • Éxodo 20:4: “No te harás imagen, ni ninguna semejanza de lo que esté arriba en el cielo, ni abajo en la tierra, ni en las aguas debajo de la tierra”.
  • Éxodo 20:7: “No tomarás el nombre de Jehová tu Dios en vano; porque no dará por inocente Jehová al que tomare su nombre en vano”.
  • Etc…

Lo que sigue es la sección que trata con las recompensas y castigos que gobiernan el guardar y el romper de ese pacto:

  • Éxodo 20:7: “…porque no dará por inocente Jehová al que tomare su nombre en vano”.
  • Éxodo 20:7: “Honra a tu padre y a tu madre, para que tus días se alarguen en la tierra que Jehová tu Dios te da”.

Los pactos pueden ser condicionales o no. Un pacto condicional dependería de la fidelidad de una o ambas partes involucradas, el cual se invalidaría si una de las partes o ambas, rompen las condiciones. Un ejemplo de esto sería el Pacto Adámico donde Dios le prometió vida eterna a Adán si Adán permanecía obediente a la Palabra de Dios. Un pacto incondicional es aquel que no depende de la fidelidad de una o ambas partes, sino que permanece válido. El Pacto Noémico es incondicional en que  Dios promete no volver a destruir la tierra por agua. No existe condición para el pacto.

Note que todos los pactos que describe la Biblia entre Dios y el hombre son originados por Dios y son, un acto de Su gracia.

Señales de Pactos

Los pactos cuentan con señales que representan las promesas del pacto mismo.

1. El Pacto Adámico fue entre Dios y Adán, en el que Adán tendría vida eterna basada en la obediencia a Dios (Gn 1:28-30; 2:15). La señal de este pacto fue el Árbol de Vida (Gn 2:9).
2. El Pacto Noémico fue entre Dios y Noé y la promesa de Dios fue la de no destruir la tierra nuevamente por un diluvio (Gn 9:11). La señal de este pacto fue el arco iris (Gn 9:13).
3. El Pacto Mosaico fue entre Dios y los israelitas. En éste, se les dijo que serían un “reino de sacerdotes y gente santa” (Ex 19:6). La señal de este pacto fueron las tablas de piedra, y la ley, y los mandamientos escritos (Ex 24:12).
4. El Nuevo Pacto es entre Cristo y Su iglesia. Consiste en la obtención de la vida eterna. La señal del pacto es el bautismo (Col 2:11-12) con la continua participación en éste por medio de la Cena del Señor (1 Co 11:25).

 

Este artículo también está disponible en: Inglés

________________________

Ver Artículos Relacionados

 

 

 

 
 
CARM ison