¿Qué evidencia es aceptable para la existencia de Dios?

Por, Matt Slick

El concepto de evidencia, es interesante. Si estuviera sentado con un Ud. alrededor de una mesa, y colocara una pequeña y suave piedra negra sobre la mesa, y le preguntara, “¿Es esto evidencia?”, sospecho que diría algo así como: “¿Evidencia de qué?”. Y esa sería una respuesta acertada. Verá, algo se vuelve evidencia cuando decimos que eso, es evidencia. La piedra sobre la mesa y entre nosotros, es simplemente una piedra. ¿Evidencia esa piedra que la tierra tiene billones de años? ¿Es evidencia de que el hombre sentado frente a Ud. acabó de robar un banco? ¿Es evidencia de que Dios existe? ¿Es evidencia de que la verdad es conocible? ¿O es evidencia de que las piedras son duras? Pues bien, esto depende de lo que estamos buscando.

Algo toma su propiedad de ser “evidencia” cuando se le asigna un valor porque ayuda a responder una pregunta o esta, apoya una idea. Por lo tanto, el concepto de evidencia es abstracto, una proposición mental impuesta sobre un objeto o un fenómeno. La evidencia es subjetiva debido a que es algo que debe servir al criterio y presuposiciones de una persona.

Ahora bien, generalmente una evidencia es usada para probar algo, más que para desaprobarlo. Generalmente, existe evidencia “para” algo; no “contra” algo.  Muchas personas consideran un fósil como evidencia que apoya la teoría de la evolución, pero se dice que tal fósil es la evidencia porque el concepto de evolución no puede ser sostenido sin un apoyo intelectual; sin ninguna  evidencia. Por lo tanto, debido a que las personas tienen una necesidad de creer algo, ellos buscan justificaciones para esa creencia basados en la evidencia. Pero un objeto, un fenómeno, o una experiencia se convierten en evidencia cuando esta encaja cierta necesidad intelectual, a saber, apoyar la teoría de la evolución. Pero digamos que hay un solo árbol fosilizado que se mantiene erguido en 600 millones de años de estratos rocosos. Esta sería evidencia que refutaría la teoría de la evolución. Así, este fósil de árbol no sería considerado evidencia para la evolución, y sería simplemente desechado.

Por lo tanto, un fósil se convierte en evidencia cuando reúne la necesidad intelectual para apoyar la evolución. No es evidencia cuando no apoya la evolución. Es más, ese mismo fósil podría convertirse en evidencia para apoyar la creación hecha por Dios. Esto depende de lo que estamos buscando. En general, lo que aceptamos como evidencia es lo que se ajusta a nuestras necesidades, nuestras suposiciones y nuestras ideas. Por supuesto, a veces la evidencia contradice nuestras suposiciones, y tenemos que cambiarlas. Eso es bueno cuando dejamos que la evidencia nos guíe.

Si regreso a casa después de permanecer por una larga semana en el hospital, y encuentro que el césped delantero ha sido cortado, esto sería evidencia de que mi hijo, a quien le pedí que lo cortara mientras estuviera en el hospital, de hecho, lo cortó. El césped cortado se vuelve evidencia usada para validar mi suposición. Pero, ¿y si fue mi vecino Bob quien realmente corto el césped y no mi hijo? Esa misma evidencia, de un césped cortado, podría ser entonces mal interpretada porque mi suposición inicial redujo demasiado mi solución de campo. Debido a que le pedí a mi hijo cortar el césped y este fue cortado, no necesité buscar otras explicaciones. Mi suposición fue satisfecha porque encontré que el césped había sido cortado y eso, era lo que quería encontrar.

Si no le hubiera pedido a mi hijo que cortara el césped, entonces cuando regresé a casa del hospital y hubiera visto que el césped había sido cortado, entonces tendría qué descubrir quién lo había hecho. En este caso, el césped cortado haría preguntarme una pregunta más amplia: “¿Quién cortó mi césped?” en vez de, “¿Fue mi hijo quien cortó el césped?”. Se hace una pregunta más amplia cuando no tenemos un campo amplio de expectativa, y estamos entonces abiertos a más posibilidades.

Esto funciona cuando consideramos algo propuesto para apoyar o negar la existencia de Dios. Si una persona opera desde la posición de que Dios no existe, entonces todos los fenómenos serían inicialmente supuestos para apoyar su posición. Si no lo hace, la persona tendrá que descartarlos, o bien, cambiar su posición. Pero cambiarla no es fácil, y las personas se incomodan cuando sus cosmovisiones son alteradas. Esta es la razón por la que las evidencias son con frecuencia subjetivas, ya que está sujeta a las preferencias y necesidades de la persona que las considera. Una vez más, es la suposición de la persona que necesita ser examinada porque esas suposiciones manejan la forma cómo los fenómenos son interpretados.

Así que, en el primer escenario donde le pedí a mi hijo que cortara el césped y encontré que fue hecho, asumí que el césped cortado apoyó mi suposición que él hizo lo que le pedí, por lo tanto, no había necesidad de averiguar. Pero como dije hace un momento, si no tenía un compromiso intelectual previo (es decir, no le había pedido a mi hijo que cortara el césped), la evidencia entonces establecería una pregunta más general, a saber, ¿quién cortó el césped? Por lo tanto, estaría abierto a más posibilidades.

Una vez más el contexto de considerar a Dios, pienso que esto ilustra la idea: cuando nos encontramos con un fenómeno evento u objeto, tenemos que ser tan objetivos como sea posible al considerar lo que es, y si puede o no ser calificado como evidencia a favor o en contra de una posición. De lo contrario, podríamos llegar a conclusiones incorrectas debido a nuestras suposiciones.

Así que, ¿quién cortó el césped? Para mi sorpresa, cuando llegué a casa del hospital, no fue ni mi hijo ni mi vecino quienes lo cortaron. Fue mi esposa. Tuve que asumir que mi esposa, cuyo hábito es cuidar del interior de la casa mientras que mi hijo y yo cuidamos del exterior, no se habría aventurado a ir más allá de la puerta principal para empujar por todo el césped la máquina ruidosa y complicada. Pero estaba equivocado, y tuve que ajustar mi cosmovisión sólo un poco.

 

Este artículo también está disponible en: Inglés

 

 

 

 
 
CARM ison