¿Qué hay de malo con la moral subjetiva?

Por, Matt Slick

Muchas personas se preguntan, por qué los cristianos defienden la moral absoluta y están en contra de la moral subjetiva. Muchas veces, los moralistas relativos se quejarán cuando sostenemos sus pensamientos éticos en el fuego, especialmente cuando expresan indignación por lo que Dios hace en el Antiguo Testamento. A ellos no les gusta dar cuenta de su propia moral. Como cristiano, señalo que la moralidad de ellos es subjetiva y que no tienen el derecho de decir que algo “es” moralmente correcto o equivocado. Ellos sólo pueden dar sus opiniones. Entonces, les pregunto: ¿Cuál es la norma moral de Uds.? Porque, finalmente, ellos sólo tienen opiniones personales y no tienen el derecho de obligar a nadie a sus normas morales.

Algunas veces ellos preguntan, qué hay de malo en tener una moral subjetiva. Con respecto a esto, ¿tenemos los cristianos miedo de la subjetividad? O, ¿somos tan débiles mentalmente que necesitamos un conjunto de reglas a seguir porque no tenemos una base moral, ni tampoco sentido común por las cuales se les da sentido a las cosas? Claro que sí necesitamos ese conjunto de reglas. Podemos justificar nuestra moral absoluta que aplique a todas las personas; pero ellos, no pueden. Los morales absolutos cristianos  tienen sus raíces en el carácter de Dios, no en las preferencias subjetivas de una persona.

Sin embargo, a continuación hay una lista de razones del por qué la moral subjetiva tiene problemas.

Sin los absolutos morales, no existiría ni lo correcto ni lo equivocado

Una acción como una violación, ¿sería por naturaleza un acto moralmente incorrecto? Cuando hacemos esta pregunta, especialmente a una persona que no sea cristiana, obtenemos muchas respuestas. Algunos dicen que es incorrecto porque lastima a las personas. Pero entonces, ¿es lastimar a las personas algo incorrecto? Después de todo, hay personas que les gusta ser lastimadas. Además, si lo moral es subjetivo, entonces el violador puede decir que violar a alguien es correcto, aunque la persona violada dirá que es un acto incorrecto. ¿Cuál es entonces la posición correcta? ¿Cómo, una opinión subjetiva se levanta contra otra para que la verdad moral pueda ser establecida?

Los valores morales son asignados por personas que con frecuencia se contradicen entre sí

Muchos piensan que los valores morales deberían ser asignados por las personas. Pero, ¿por cuáles personas? Además, ¿se debería determinar lo moral por voto popular? ¿O será que las personas sostienen los valores morales para sí mismos para luego tratar de mezclarlos con los de los demás? El problema es que las personas, en todo tipo de asuntos, se contradicen entre sí. Y sería un problema determinar lo que verdaderamente es correcto e incorrecto cuando lo moral es subjetivo, y las personas no están de acuerdo entre sí todo el tiempo. Aún más, si las personas fueran a recurrir a algo “solo por estar equivocado”, entonces no estarían recurriendo a las preferencias subjetivas sino a una norma fuera de ellos mismos. Esto sería inconsistente con la idea de la moral subjetiva y estaría tomando de la cosmovisión cristiana, la cual enseña que existen morales absolutos a los cuales las personas deberán someterse.

Si los valores morales son subjetivos, no puede haber valores morales absolutos

Si todo o algo es subjetivo, entonces no hay absolutos. Esto significaría que si todas las escogencias morales dependieran de los deseos del individuo, entonces, y por naturaleza nada es moralmente correcto o incorrecto. Esto significaría que habría solo preferencias y opiniones con relación a las acciones como la violación, el robo, el sacrificio, la mentira, etc.

La moral subjetiva funcionaría sólo en un mundo donde las personas son amables

Sin reglas absolutas que nadie siga, se logra el caos. Sin absolutos morales, la moral subjetiva puede fácilmente llevar a todo tipo de problemas. Tal vez la moral subjetiva funcionaría en un mundo donde todo el mundo se comportaría adecuadamente. Pero, una vez más, ¿qué se constituiría en “comportamiento adecuado”? Si todos fueran amables, entonces la moral subjetiva funcionaría, pero no todos son amables. Vivimos en un mundo lleno de dolor y sufrimiento causados a manos de los relativistas morales, que piensan que violar a alguien es aceptable, mientras que robar es una alternativa viable, y donde la malversación de fondos es correcta mientras que Ud. no es capturado, donde mentir es permisible, etc.

La historia condena el relativismo moral

La historia nos ha enseñado que aquellos que están en el poder, que tienen la autoridad para llevar a cabo sus preferencias morales, con frecuencia se convierten en asesinos de masas. Aquí les presento algunas estadísticas tomadas de un artículo relacionado en MIAPIC:

  • José Stalin, asesinó más de 42 millones de personas
  • Mao Zedong o Tse Tung, asesinó a más de 37 millones de personas
  • Adolfo Hitler, asesinó a más de 21 millones de personas
  • Vladimir Lenin, asesinó a más de 4 millones de personas

Si estos asesinos hubieran creído que había una norma moral fuera de ellos mismos, y que descansaba en Dios, y no en sus preferencias, tal vez millones de vidas se habrían salvado.

La moral está basada en reducción de daño

Hablando en forma general, aquellos que se oponen a la cosmovisión cristiana, dicen con frecuencia que la reducción de daño es la norma moral universal porque es lo que las personas quieren. A las personas, no les gusta ser dañadas. Pero, tendríamos que preguntar: ¿Qué es lo que hace que las personas quieran lo moralmente correcto? Si dicen que es sólo por la forma como es, entonces, nosotros podemos decir que lo moralmente correcto es porque solo existen morales absolutos. Para el relativista moral, todo lo que le queda es –como hacen los perros– seguir su propia cola lo que no les llevará a ningún lado. Aún más, cuando el daño se reduce, esa sería la norma que todas las personas tendrían qué cumplir; por lo tanto, el relativista moral estaría apelando a una norma moral universal. Y esto significa que los relativistas apelan a lo que está fuera de ellos; lo que contradice su moral subjetiva. Todo lo que les queda entonces, es continuar persiguiendo su cola y nunca resolver el problema de la necesidad de la moral subjetiva.

 

Este artículo también está disponible en: Inglés

_____________________

Artículos Relacionados:

  • El mito de que la religión es el causante número uno de guerras

 

 

 

 
 
CARM ison