¿Qué quiere decir la Biblia cuando dice que Jesús fue hecho Señor y Mesías?

Por, Matt Slick
22 de marzo de 2016

¿Cómo pudo Jesús ser hecho Señor si Él ya era Señor? En otras palabras, Jesús es Dios en carne (Juan 1:1, 14; Colosenses 2:9); por lo tanto, Él ya es Señor y Cristo.

  • Hechos 2:36: “Sepa pues con certidumbre toda la casa de Israel, que a este Jesús, a quien vosotros crucificasteis, Dios lo hizo Señor y Mesías”.

Jesús no fue declarado o hecho Señor en el sentido de que no lo era. Más bien, este hacerlo Señor y Dios, fue por parte de Dios mismo; y esto, trata con Su posición como un hombre bajo la ley (Gálatas 4:4), en una posición más baja (Juan 14:28). Es en ese sentido que fue hecho Señor y Mesías.

La falacia de la equivocación

Debemos ser cuidadosos y evitar la falacia de la equivocación. Esto significa que una palabra tiene significados diferentes en contextos diferentes, y una falta de claridad puede causar confusión. Por ejemplo:

  • “Tu perro está en el banco”.

En el ejemplo anterior, la palabra “banco” puede tener diferentes significados. Puede ser el banco, usado para sentarse, o puede ser el banco como una entidad financiera.

La frase, “Jesús es Señor” puede estar también sujeta a esta falacia. Esta puede significar Señor, como en Dios, pero también puede referirse a una posición superior y elevada, como está profetizado en las Escrituras. Por lo tanto, al “hacerlo” Dios, Señor y Mesías, no describe un cambio en Su naturaleza, sino una declaración a una posición, de acuerdo a la ley de Dios. El contexto del versículo muestra que Pedro, quien hizo esta declaración, estaba citando el Antiguo Testamento apoyando el Señorío de Cristo el Mesías.

Echemos un vistazo al contexto. Los judíos estaban reunidos en el día de Pentecostés y el Espíritu Santo los llenó a todos y empezaron a hablar en lenguas (Hechos 2:1-13). Pedro les declaró a los que estaban reunidos en Jerusalén, que ellos no estaban borrachos, sino que lo que veían que estaba sucediendo era cumplimiento de las Escrituras (Hechos 2:14-21).

  • v. 22: Que Jesús era aprobado por Dios por medio de “prodigios y señales milagrosas”.
  • v. 23: Que Jesús fue muerto por ellos al ser crucificado en una cruz, “por el determinado designio y anticipado conocimiento de Dios…”
  • v. 24: Que Dios lo levantó de los muertos.
  • vv. 25-28: Se cita del Antiguo Testamento que Dios no abandonaría Su alma en el Hades y que tampoco vería corrupción.
  • v. 29: Que David murió y que todavía se encontraba sepultado.
  • v. 30: Que David había sido profeta, y “Dios le había jurado sentar en su trono al fruto de sus lomos”.
  • v. 31: Que David había hablado “acerca de la resurrección del Mesías” y que no sería desamparado en el Hades para que Su carne no viera corrupción.
  • v. 32: “A este Jesús lo ha resucitado Dios, de lo cual todos nosotros somos testigos”.
  • v. 33: “…exaltado a la diestra de Dios”, recibió “del Padre la promesa del Espíritu Santo”, la cual ellos estaban viendo y oyendo.
  • vv. 34-35: Que David no era quien había subido al cielo, sino que el mismo Señor le decía a Su Señor que se sentara a Su diestra, refiriéndose a Jesús.
  • v. 36: El versículo que se está considerando: “Sepa pues con certidumbre toda la casa de Israel, que a este Jesús, a quien vosotros crucificasteis, Dios lo hizo Señor y Mesías”.
  • v. 37: Al ser compungidos (sentir arrepentimiento) de corazón, preguntaron: “… ¿qué haremos?”.
  • v. 38: Pedro dijo que se arrepintieran y que se bautizaran.

Así que, la expresión, “Dios lo hizo Señor y Mesías”, está tratando con el cumplimiento de las Escrituras como se relaciona a Su Señorío y condición de Mesías. El Señorío trata con el rango, dignidad y posición. El Cristo significa el ungido. Como hombre, Jesús era el ungido, el Mesías. Tanto Su Señorío como condición de Mesías se relacionan  a Jesús en que nació bajo la ley (Gálatas 4:4). Debido a que Él cooperó con las limitaciones de ser un hombre (Filipenses 2:5-8), y que llevó a cabo Sus milagros por el poder del Espíritu Santo (Mateo 12:22-32), fue hecho tanto Señor como Mesías en cuanto a Su posición humana estando bajo la ley de Dios.

 

Este artículo también está disponible en: Inglés

 

 

 

 
 
CARM ison