¿Qué quiere decir la Biblia cuando habla acerca de que las mujeres deben cubrirse la cabeza y del cabello largo para los hombres?

Por Daniel Spratlin

La primera pregunta es, ¿por qué Pablo dio estos mandamientos acerca de cubrirse la cabeza a las mujeres y el cabello largo a los hombres? Pablo lo hizo, porque esto indicaba en la cultura de esos días, cómo la persona se estaba comportando; si como un hombre o una mujer. En otras palabras, Pablo quería mantener las diferencias entre los dos sexos. Esta es una palabra poderosa a nuestra cultura donde las diferencias entre los sexos son negadas diariamente y comúnmente tenemos mezcla entre géneros y confusión en el género.

El principio que Pablo enseña en 1ª Corintios 11:3, es acerca de autoridad masculina: “Pero quiero que sepáis que Cristo es la cabeza de todo varón, y el varón es la cabeza de la mujer, y Dios la cabeza de Cristo.” Los hombres tienen una autoridad única dada por Dios para la familia y el liderazgo de la iglesia. Los hombres son los responsables de proteger y proveerle a las mujeres, y estas a su vez, deben someterse al liderazgo de ellos asistiéndolos en sus papeles de líderes. Tales diferencias en papel no indican una falta de igualdad, porque Cristo se sometió al Padre pero era igual a Él:

  • 1ª Corintios 15:28: “Pero luego que todas las cosas le estén sujetas, entonces también el Hijo mismo se sujetará al que le sujetó a él todas las cosas, para que Dios sea todo en todos.”

El tema que Pablo dirige no es realmente acerca de cubrirse la cabeza y la longitud del cabello. En la cultura de los días de Pablo, una mujer que no se cubría la cabeza en adoración sería señal de rebelión contra el liderazgo masculino, y de igual manera, un hombre usando cabello largo sugeriría que estaba negando su masculinidad. Entonces, lo que pasa en el pasaje, no son las costumbres exactas de la época, sino el principio o la verdad comunicado en el texto. Si una mujer usa velo hoy día, esto no sugiere a las personas de nuestra cultura que ella es rebelde.

Necesitamos aplicar el principio de liderazgo masculino y sumisión femenina a nuestra cultura. Se puede aplicar el pasaje, de la siguiente manera. Los hombres negarían su masculinidad si usaran vestidos de mujeres y una mujer negaría el liderazgo masculino si ella, estando casada, no usara su anillo de matrimonio o se rehusara a usar el apellido de su esposo.

 

Este artículo también está disponible en: Inglés

___________________________________

Para mayor información, por favor, visite:

 

 

 

 
 
CARM ison