¿Qué se entiende cuando se dice que Jesús es el Hijo de Dios?

Por, Matt Slick
24 de mayo de 2012

El término “hijo de Dios” ocurre más de cuarenta veces en la Biblia, y todas estas suceden en el Nuevo Testamento. La frase es encontrada en la Versión King James en Daniel 3:25 pero la palabra hebrea de Dios está realmente en plural, por lo tanto, se debería leer, “hijo de dioses”.1 Así que, ¿qué encontramos cuando examinamos la frase en el Nuevo Testamento?

  • Jesucristo es el Hijo de Dios
    • “Pero Jesús callaba. Entonces el sumo sacerdote le dijo: ¡Te conjuro por el Dios viviente que nos digas si tú eres el Mesías, el Hijo de Dios! 64 Jesús le dice: Tú lo has dicho. Y además, os digo: Desde ahora veréis al Hijo del Hombre sentado a la diestra del Poder, y viniendo en las nubes del cielo” (Mateo 26:63-64).
    • Marcos 1:1: “Principio del evangelio de Jesús el Mesías**”.
      • ** Algunos manuscritos inferiores añaden Hijo de Dios.
    • “pero éstas han sido escritas para que creáis que Jesús es el Ungido, el Hijo de Dios, y para que creyendo, tengáis vida en su nombre” (Juan 20:31).
    • “Por tanto, teniendo un gran Sumo Sacerdote que ha traspasado los cielos: Jesús el Hijo de Dios, retengamos nuestra profesión” (Hebreos 4:14).
  • Espíritus inmundos caían ante Él
    • “Y cuando los espíritus inmundos lo veían, caían ante Él, y gritaban diciendo: ¡Tú eres el Hijo de Dios!” (Marcos 3:11).
  • Lo que nació de María, fue llamado “Santo, Hijo de Dios”
    • “Respondiendo el ángel, le dijo: El Espíritu Santo vendrá sobre ti, y el poder del Altísimo te hará sombra; por lo cual también lo nacido será llamado Santo, Hijo de Dios” (Lucas 1:35).
  • De Adán se dice que es “hijo de Dios”
    • “de Enós, de Set, de Adán, de Dios” (Lucas 3:38).
  • Los muertos que oigan la voz del Hijo de Dios, vivirán
    • “De cierto, de cierto os digo, que llega la hora, y ahora es, cuando los muertos oirán la voz del Hijo de Dios, y los que oigan vivirán” (Juan 5:25).
  • Pablo tuvo fe en el Hijo de Dios
    • “y ya no vivo yo, sino que el Mesías vive en mí; y lo que ahora vivo en la carne, lo vivo en la fe del Hijo de Dios, quien me amó, y se entregó a sí mismo por mí” (Gálatas 2:20).
  • El Hijo de Dios no tiene principio ni final
    • “sin padre, sin madre, sin genealogía; que no tiene principio de días ni fin de vida, sino hecho semejante al Hijo de Dios, permanece sacerdote para siempre” (Hebreos 7:3).
  • El Hijo de Dios apareció para destruir las obras del maligno
    • “el que practica el pecado procede del diablo, pues el diablo peca desde un principio. Para esto fue manifestado el Hijo de Dios: para que destruyera las obras del diablo” (1ª Juan 3:8).
  • Los que creen en el nombre del Hijo de Dios tienen vida eterna
    • “Estas cosas os estoy escribiendo a los que creéis en el nombre del Hijo de Dios, para que sepáis que tenéis vida eterna” (1ª Juan 5:13).

Podemos ver que el término se refiere a la majestad, a la posición y al poder de Jesús, quien es santo (Lucas 1:35), asociado con la salvación (Juan 5:25), que tenemos que tener fe en el Hijo de Dios (Gálatas 2:20) para tener vida eterna (1ª Juan 5:13), y de que Él no tiene principio ni fin (Hebreos 7:3).

La única excepción a este flujo de regocijo, es Lucas 3:38 cuando dice que Adán era “hijo de Dios”, pero aquí, el contexto trata de la genealogía de Lucas, y sabemos que Adán, como ser creado por Dios, es llamado “hijo”.

Aún más, con referencia a Jesús, el término “Hijo de Dios” no significa que Jesús es el resultado de una relación sexual de “dios” con María para concebirlo como hijo. Dios es Espíritu (Juan 4:24), y un espíritu no tiene carne y huesos (Lucas 24:39). Así, Dios el Padre no es literalmente un padre para Jesús en el sentido de una concepción después de una relación sexual.

Jesús es el Hijo de Dios

Al momento del bautismo de Jesús, el Padre habló desde los cielos, diciendo:

  • “Y he aquí una voz de los cielos que decía: Este es mi Hijo, el amado, en quien me complací” (Mateo 3:17).

El escritor de Hebreos cita el Antiguo Testamento con referencia a Cristo, diciendo:

  • “Porque ¿a cuál de los ángeles dijo jamás: Mi hijo eres tú, Yo te he engendrado hoy; Y otra vez: Yo seré su Padre, y Él será mi hijo? 6 Y otra vez, cuando introduce al Primogénito en el mundo, dice: Adórenlo todos los ángeles de Dios. 7 Ciertamente de los ángeles dice: El que hace a sus ángeles espíritus, Y a sus ministros llama de fuego” (Hebreos 1:5-7).
  • “Yo promulgaré el decreto: YHVH me ha dicho: Mi hijo eres Tú, Yo te he engendrado hoy. 8 ¡Pídeme!, y te daré por herencia las naciones, Y como posesión tuya los confines de la tierra. 9 Los quebrantarás con cetro de hierro, Los desmenuzarás como vasija de alfarero” (Salmo 2:7-9).

Claramente podemos ver, que en este contexto, Jesús al ser llamado el Hijo de Dios, significa que Jesús es Dios. Claro está, que esto refleja a la Trinidad: Al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo. Hijo de Dios significa que Dios se encarnó en la persona del Hijo, Jesús.

 

Este artículo también está disponible en: Inglés

  • 1. ”Pero él respondió: ¡Mirad! Estoy viendo a cuatro varones sueltos que se pasean en medio del fuego sin sufrir ningún daño, y el aspecto del cuarto es semejante a un hijo de los dioses” (Daniel 3.25). Nota Pie de Página: arm. bar ’elahin = hijo de dioses.

 

 

 

 
 
CARM ison