¿Qué significa “el hombre es la cabeza de la mujer”?

"Pero quiero que sepáis que Cristo es la cabeza de todo varón, y el varón es la cabeza de la mujer, y Dios la cabeza de Cristo."(1 Co 11:3).

Cuando la Biblia fue escrita para la cultura Judía y Cristiana, en el Antiguo Testamento, existía un concepto llamado “Autoridad Federal”, el cual fue también establecido en el Nuevo Testamento. Esto significa que el hombre es quien representa a sus descendientes. Prueba de esto la encontramos en Hebreos 7:8-10: "Y aquí ciertamente reciben los diezmos hombres mortales; pero allí, uno de quien se da testimonio de que vive. 9Y por decirlo así, en Abraham pagó el diezmo también Leví, que recibe los diezmos; 10porque aún estaba en los lomos de su padre cuando Melquisedec le salió al encuentro." Note que se dice que Leví pago los diezmos mientras todavía se encontraba en los lomos de su padre Abraham. O sea, no había nacido todavía. ¿Cómo hizo esto Abraham? Por representación debido a que Abraham, su padre “distante” lo representaba a él.

De igual manera, vemos este concepto—el de la Autoridad Federal—en la Caída. Eva fue la que primero pecó; pero el pecado entró en el mundo a través de Adán, no de Eva. Romanos 5:12 dice: "Por tanto, como el pecado entró en el mundo por un hombre, y por el pecado la muerte, así la muerte pasó a todos los hombres, por cuanto todos pecaron." Esto es debido a que Adán representó a la humanidad y a la creación. Cuando Adán cayó, nosotros caímos. Por eso se dice que "Porque así como en Adán todos mueren, también en Cristo todos serán vivificados." (1 Co 15:22). Romanos 5:15 también dice: "Pero el don no fue como la transgresión; porque si por la transgresión de aquel uno murieron los muchos, abundaron mucho más para los muchos la gracia y el don de Dios por la gracia de un hombre, Jesucristo."

Muy bien. Esto nos lleva ahora a la mujer. Note una vez más que Génesis 2:24 dice: "Por tanto, dejará el hombre a su padre y a su madre, y se unirá a su mujer, y serán una sola carne." Cuando una mujer y un hombre se casan, ellos se convierten en una sola carne; hay unidad entre ellos. Pero es el hombre quien es la cabeza de la familia, razón por la cual se dice que el hombre es la cabeza de la mujer.

Algunos pueden pensar que esto fue una noción cultural que simplemente se coló en la Biblia; pero Pablo lo presenta claramente al relacionar esta autoridad con relación al orden creado:

"Porque el varón no procede de la mujer, sino la mujer del varón, 9y tampoco el varón fue creado por causa de la mujer, sino la mujer por causa del varón. 10Por lo cual la mujer debe tener señal de autoridad sobre su cabeza, por causa de los ángeles." (1 Co 11:8-10).

Debido a que Eva escuchó al diablo es que el tema del orden y jerarquía en la relación del matrimonio tuvo que haber sido planteado y explicado.

"A la mujer dijo: Multiplicaré en gran manera los dolores en tus preñeces; con dolor darás a luz los hijos; y tu deseo será para tu marido, y él se enseñoreara de ti." (Gn 3:16).

Esta autoridad no se trata de tener la mano sobre la mujer ni tampoco significa que ella no tenga derechos o que sea una ciudadana de segunda clase. Al contrario, Dios le da al marido algunos mandamientos bastante serios:

"Maridos, amad a vuestras mujeres, así como Cristo amó a la iglesia, y se entregó a sí mismo por ella, 26para santificarla, habiéndola purificado en el lavamiento del agua por la palabra. 27a fin de presentársela a sí mismo, una iglesia gloriosa, que no tuviese mancha ni arruga  ni cosa semejante, sino que fuese santa y sin mancha." (Ef 5:25-27).

Finalmente, el tema de la autoridad es un tema de orden, no acerca de quién es mejor o más importante. El marido es la cabeza de la mujer en la familia y tiene la responsabilidad de guiarla a una relación cercana con el Señor. Dios le exigirá al hombre el día que nuestras obras sean juzgadas.

 

Este artículo también está disponible en: Inglés

 

 

 

 
 
CARM ison