¿Qué significa “No juzguéis…”?

Por, Matt Slick

  • Mateo 7:1: “No juzguéis, para que no seáis juzgados”.

El anterior versículo registra lo dicho por Jesús, y muchos impíos lo citan cuando los cristianos afirman que la homosexualidad  y el adulterio son pecados o cuando le dicen a una persona que no es cristiana, si por ejemplo, niega la resurrección de Cristo (1ª Corintios 15:14). Pero, realmente, ¿qué significan las palabras de Jesús? ¿Está diciendo Jesús que no podemos decirle a alguien que está equivocado acerca de algo?  ¿O que no podemos decirle a alguien que no es cristiano porque no cree en la resurrección física de Jesús? ¿O que no podemos mostrarle a alguien su pecado? Considerando que la Biblia tiene muchos versículos que condenan la conducta pecadores, tenemos que considerar cuidadosamente las palabras de Jesús. Pero antes de hacerlo, leamos los siguientes versículos que muestran que es correcto hacer juicios espirituales:

  • 1ª Corintios 2:15: “En cambio el espiritual juzga todas las cosas; pero él no es juzgado de nadie”.
  • Gálatas 5:19-21: “Y manifiestas son las obras de la carne, que son: adulterio, fornicación, inmundicia, lascivia, 20 idolatría, hechicerías, enemistades, pleitos, celos, iras, contiendas, disensiones, herejías, 21 envidias, homicidios, borracheras, orgías, y cosas semejantes a estas; acerca de las cuales os amonesto, como ya os lo he dicho antes, que los que practican tales cosas no heredarán el reino de Dios”.

En 1ª Corintios 2:15, la palabra “juzgado” es, “anakrino” que significa: “Investigar, ‘y es usada en una investigación judicial, sobre todo, antes de la audiencia formal’”.1 El versículos anterior afirma:

  • 1ª Corintios 2:14: “Pero el hombre natural no percibe las cosas que son del Espíritu de Dios, porque para él son locura, y no las puede entender, porque se han de discernir espiritualmente”.

Por lo tanto, esto significa que el hombre espiritual tiene un discernimiento de estas verdades, mientras que el natural, es ciego e ignorante.

Lo anterior se puede ver donde Pablo menciona varios pecados en Gálatas 5:19-21 y hace un juicio contra los que practican tales cosas, lo cuales, “no heredarán el reino de Dios”. Consideren los siguientes pasajes:

  • 1ª Corintios 6:9-10: “¿No sabéis que los injustos no heredarán el reino de Dios? No erréis; ni los fornicarios, ni los idólatras, ni los adúlteros, ni los afeminados, ni los que se echan con varones, 10 ni los ladrones, ni los avaros, ni los borrachos, ni los maldicientes, ni los estafadores, heredarán el reino de Dios”.
  • 1ª Timoteo 1:9-11: “conociendo esto, que la ley no fue dada para el justo, sino para los transgresores y desobedientes, para los impíos y pecadores, para los irreverentes y profanos, para los parricidas y matricidas, para los homicidas, 10 para los fornicarios, para los sodomitas, para los secuestradores, para los mentirosos y perjuros, y para cuanto se oponga a la sana doctrina, 11 según el glorioso evangelio del Dios bendito, que a mí me ha sido encomendado”.

Debido a que la Biblia no se contradice a sí misma, ¿qué pasa entonces? Parecería que Jesús está hablando de juicios injustificados e imprudentes; no de juicios que son considerados sensatos. Y esto tiene sentido cuando vemos los juicios que Jesús hace acerca de las personas:

  • Mateo 7:5: “¡Hipócrita! saca primero la viga de tu propio ojo, y entonces verás bien para sacar la paja del ojo de tu hermano”.
  • Mateo 23:33: “¡Serpientes, generación de víboras! ¿Cómo escaparéis de la condenación del infierno?”.
  • Lucas 11:40: “Necios, ¿el que hizo lo de fuera, no hizo también lo de adentro?”.
  • Juan 8:44: “Vosotros sois de vuestro padre el diablo, y los deseos de vuestro padre queréis hacer. Él ha sido homicida desde el principio, y no ha permanecido en la verdad, porque no hay verdad en él. Cuando habla mentira, de suyo habla; porque es mentiroso, y padre de mentira”.
  • Juan 8:55: “Pero vosotros no le conocéis; mas yo le conozco, y si dijere que no le conozco, sería mentiroso como vosotros; pero le conozco, y guardo su palabra”.

Por lo tanto, Jesús no se está contradiciendo. Él hace juicios espirituales, como los hizo el apóstol Pablo. Pero cuando nosotros hacemos juicios, estos necesitan estar de acuerdo con las Escrituras, y así, no hacer juicios arbitrarios. Aquí hay algunos comentarios acerca de Mateo 7:1:

  • “El contexto deja claro que lo que es condenado aquí, es esa disposición a buscar lo desfavorable del carácter y acciones de otros, lo cual nos lleva invariablemente a pronunciar juicios imprudentes, injustos y desagradables sobre otros”.2
  • “Los versículos de Mateo 7, del 1 al 5 nos advierten contra criticar a otras personas sin considerar cuán abiertos podemos ser nosotros a la crítica; ser juzgado puede referirse al juicio de Dios, así como también al juicio de otras personas. Pero el v. 6 indica también que hay un juicio correcto el cual el discípulo es llamada a ejercitar (cf. también los vv. 15-20).”3
  • “Jesús no prohibió hacer juicios de cualquier tipo como indica claramente el v. 6. Más bien, nos advirtió contra juzgar a otros de forma que no quisiéramos aplicarlo a nosotros mismos. Juzgar a otra persona en un espíritu severo es tomar un papel reservado sólo para Dios. Solo el Señor puede ver más allá de la apariencia exterior de los motivos subyacentes y causas en el corazón de una persona”.4

 

Este artículo también está disponible en: Inglés

  • 1. Kittel, Gerhard, Geoffrey W. Bromiley, and Gerhard Friedrich, eds. Theological Dictionary of the New Testament. Grand Rapids, MI: Eerdmans, 1964.
  • 2. Jamieson, R., Fausset, A. R., Fausset, A. R., Brown, D., & Brown, D. (1997). A commentary, critical and explanatory, on the Old and New Testaments. On spine: Critical and explanatory commentary. (Mt 7:1). Oak Harbor, WA: Logos Research Systems, Inc.
  • 3. Carson, D. A., R. T. France, J. A. Motyer, and G. J. Wenham, eds. New Bible Commentary: 21st Century Edition. 4th ed. Leicester, England; Downers Grove, IL: Inter-Varsity Press, 1994.
  • 4. Cabal, Ted, Chad Owen Brand, E. Ray Clendenen, Paul Copan, J.P. Moreland, and Doug Powell. The Apologetics Study Bible: Real Questions, Straight Answers, Stronger Faith. Nashville, TN: Holman Bible Publishers, 2007.

 

 

 

 
 
CARM ison