¿Qué significa “ser hecho a imagen de Dios”?

  • Génesis 1:26: “Entonces dijo Dios: Hagamos al hombre a nuestra imagen, conforme a nuestra semejanza; y señoree en los peces del mar, en las aves de los cielos, en las bestias, en toda la tierra, y en todo animal que se arrastra sobre la tierra.”

Algunas personas piensan que ser hecho a imagen de Dios trata con la semejanza física, como si Dios tuviera un cuerpo de carne y sangre. Este, no es el caso. Jesús, en referencia a Dios el Padre nos dijo que Él es Espíritu: “Dios es Espíritu; y los que le adoran, en espíritu y en verdad es necesario que adoren.” (Jn 4:24), y el Espíritu, no tiene carne y huesos: “Mirad mis manos y mis pies, que yo mismo soy; palpad, y ved; porque un espíritu no tiene carne ni huesos, como veis que yo tengo.” (Lc 24:39). Por lo tanto, no puede ser cierto que seamos hechos a imagen de Dios el Padre en el sentido que Él tenga un cuerpo de carne y huesos.

Entonces, ¿qué significa ser hecho a imagen de Dios? Significa que somos hechos a Su semejanza en que tenemos algunos de los atributos de Dios: Dios es un ser racional: “Venid luego, dice Jehová, y estemos a cuenta…” (Is 1:18), nosotros también. Dios puede amar: “Porque de tal manera amó Dios al mundo,” (Jn 3:16), nosotros también. Dios puede odiar: “Los insensatos no estarán delante de tus ojos;  Aborreces a todos los que hacen iniquidad.” (Sal 5:5). “Jehová prueba al justo; Pero al malo y al que ama la violencia, su alma los aborrece.” (Sal 11:5), y nosotros también.

Debido a que somos hechos a imagen de Dios somos capaces de tener compasión, misericordia, gracia, comunión, amistad, etc. Sin embargo, Dios es conocedor de todo, nosotros, no. Dios es siempre presente, nosotros no.

Por lo tanto, la imagen de Dios en nosotros significa que somos como Él solo en ciertos atributos.

 

Este artículo también está disponible en: Inglés

 

 

 

 
 
CARM ison