¿Qué significa “ser tomado” en el Espíritu?

Por, Matt Slick

El término "ser tomado en el Espíritu" es usado en círculos carismáticos de iglesias cristianas para designar un supuesto movimiento del Espíritu Santo sobre una persona. La afirmación es que el Espíritu Santo se mueve con tal poder sobre una persona, que la persona es "reducida". Esto no significa que la persona es dominada, pero él o ella es "cubierto(a)" por la presencia del Espíritu de tal manera que esa persona cae al piso o entra en una especie de trance.

Muchos evangelistas han televisado reuniones donde se reúnen cristianos y en algunas de estas reuniones tienen un tiempo especial de sanidad o de "recibir el Espíritu". Aquí es donde el "evangelista", el cual está supuesto a estar ungido para hacer esto, va alrededor de las personas colocando manos sobre la frente de ellas haciendo que caigan —o ser tomadas por el Espíritu— en la medida en que son cubiertas con la presencia del Espíritu Santo. Esta demostración es ostentosa y desafortunada debido a que no puede verificarse y bien podría ser nada más que el sentirse abrumado por las emociones de la persona.

De otro lado, es posible que el Espíritu Santo pueda moverse tan poderosamente en una persona que esta pueda ser llenada. Después de todo, Dios es increíblemente poderoso. Pero el problema no es con relación a esa posibilidad sino con el hecho de si esto es o no bíblico. Nosotros debemos siempre buscar permanecer tan cerca como sea posible a la Palabra de Dios y dejarnos guiar por ésta, en nuestras palabras y prácticas. Así que vamos a mirar la Palabra.

Tal vez la más cercana circunstancia que podemos encontrar en la Biblia con relación al ser tomado por el Espíritu es donde el apóstol Pablo cae al piso cuando Jesús se le apareció a él:

  • Hechos 9:3-4: "Pero yendo por el camino, sucedió que cuando se acercaba a Damasco, de repente resplandeció alrededor de él una luz del cielo, 4 y cayendo en la tierra, oyó una voz que le decía: Saulo, Saulo, ¿por qué me persigues?".

¿Muestra esta experiencia que Pablo fue "tomado" por el Espíritu? No. Pero es un ejemplo donde las personas caen al suelo cuando la presencia del Señor es fuerte. De hecho, mi experiencia subjetiva incluye un tiempo donde el poder del Señor era tan fuerte que me vi forzado a doblar mis rodillas y estar sobre el piso. Pero el resultado fue de adoración y veneración, no una pérdida del control de mi cuerpo.

Sin embargo, vamos a mirar algunos versículos de la Escritura para sostener el "ser tomados" por el Espíritu:

  • Mateo 28:2-4: "Y hubo un gran terremoto, porque un ángel del Señor, descendiendo del cielo, se acercó e hizo rodar la piedra, y se sentó encima de ella. 3 Su aspecto era como un relámpago, y su vestidura blanca como la nieve. 4 Y por temor a él, los que custodiaban temblaron y quedaron como muertos" (Énfasis añadido.)
  • Juan 18:3-6: "Judas entonces, habiendo recibido la cohorte y algunos alguaciles de parte de los sumos sacerdotes y de los fariseos, fue allí con linternas, antorchas y armas. 4 Jesús, por tanto, sabiendo todo lo que le iba a sobrevenir, salió y les dice: ¿A quién buscáis? 5 Le respondieron: A Jesús el nazareno. Les dice: Yo SoY (y con ellos estaba también Judas, el que lo entregaba). 6 Y cuando les dijo: Yo SoY, dieron un paso atrás y cayeron a tierra". (Énfasis añadido.)
  • Hechos 26:13-14: "cuando a mediodía, oh rey, yendo por el camino, vi que una luz del cielo, superior al resplandor del sol, resplandeció alrededor de mí y de los que viajaban conmigo. 14 Y al caer todos nosotros por tierra, oí una voz que me decía en lengua hebrea: ¡Saulo, Saulo! ¿por qué me persigues? ¡Dura cosa te es dar coces contra el aguijón!" (Énfasis añadido.)

Podemos ver que en la presencia de Dios las personas caen al suelo. Es natural y propio, dada la majestuosa santidad de Dios comparada con nuestra naturaleza pecadora. Caer al suelo en la presencia del Señor es de esperarse. Pero significa esto, ¿que el ser tomados en el Espíritu es bíblico?

Cuando alguien es tomado en el Espíritu, la persona usualmente es tocada en la frente por un pastor o maestro o evangelista, etc. Este solo toque parece ser el medio por el cual una persona recibe este mover del Espíritu Santo. La persona es entonces, incapacitada por un período de tiempo. Una vez más: ¿Es esto bíblico? Aparentemente no, debido que no hay un sólo ejemplo en el Nuevo Testamento donde alguien es tocado en la frente y cae al suelo debido a la presencia del Espíritu.

Aún más, el peligro con este fenómeno es que puede ser establecido por el maestro que parece ser alguien "especial", un individuo “ungido” con el poder para hacer que el Espíritu se mueva sobre las personas. Entonces, ellos se congregan alrededor de este individuo y lo ven a él/ella como una persona especialmente “ungida”. Esto es peligroso debido a los numerosos errores teológicos enseñados por muchos de los evangelistas en la televisión.

Ahora bien, yo no estoy diciendo que el Espíritu de Dios no pueda tocar a alguien o que el Espíritu de Dios no se mueva hoy día. Creo muy profundamente que el Espíritu está todavía muy activo en la iglesia. Pero dado el sensacionalismo en la iglesia televisiva, las prácticas numerosas no bíblicas y las enseñanzas que en estas ocurren y el excesivo entusiasmo de las personas para ser tomadas por el Espíritu, concluiría que este fenómeno sería mal visto.

NOTA: Las citas bíblicas de enlace son tomadas de la RV60; las escritas en el artículo son de la Biblia Textual (BTX), 3ª Edición.

 

Este artículo también está disponible en: Inglés

 

 

 

 
 
CARM ison