¿Quiénes pecaron primero: los ángeles o el hombre?

Por, Matt Slick

Los cristianos, generalmente sostienen que los ángeles pecaron antes que el hombre. Sin embargo, otros sostienen que la caída del mundo angelical no sucedió hasta que el diablo tentó a Eva, lo cual, colocaría la caída –tanto de los ángeles como las del hombre– simultáneamente. Pero parece que este último argumento no se sostiene. Recordemos que Adán no había todavía caído cuando el diablo tentaba a Eva en el huerto del Edén. Por lo tanto, parecería más lógico decir, que Satanás ya había caído antes de tentar a Eva. Vamos a echar un vistazo una serie de versículos, los cuales se cree, hablan del diablo:

  • Ezequiel 28:13-15: “En Edén, en el huerto de Dios estuviste; de toda piedra preciosa era tu vestidura; de cornerina, topacio, jaspe, crisólito, berilo y ónice; de zafiro, carbunclo, esmeralda y oro; los primores de tus tamboriles y flautas estuvieron preparados para ti en el día de tu creación. 14 Tú, querubín grande, protector, yo te puse en el santo monte de Dios, allí estuviste; en medio de las piedras de fuego te paseabas. 15 Perfecto eras en todos tus caminos desde el día que fuiste creado, hasta que se halló en ti maldad”.
  • Isaías 14:12-15: “¡Cómo caíste del cielo, oh Lucero, hijo de la mañana! Cortado fuiste por tierra, tú que debilitabas a las naciones. 13 Tú que decías en tu corazón: Subiré al cielo; en lo alto, junto a las estrellas de Dios, levantaré mi trono, y en el monte del testimonio me sentaré, a los lados del norte; 14 sobre las alturas de las nubes subiré, y seré semejante al Altísimo. 15 Mas tú derribado eres hasta el Seol, a los lados del abismo”.

Las anteriores Escrituras nos enseñan que Lucifer era hermoso y perfecto, pero que un día, mostró su maldad, queriendo levantar su trono a la misma altura del trono de Dios. En esto, pecó –con una tercera parte de los ángeles (Apocalipsis 12:4)– y finalmente entró en el huerto del Edén y tentó a Eva.

Por lo tanto, es obvio que el reino angelical, pecó antes Adán.

 

Este artículo también está disponible en: Inglés

 

 

 

 
 
CARM ison