Razones bíblicas en contra del divorcio y del nuevo casamiento del divorciado

Editado por, Carlos E. Garbiras

Si nos fijamos en los siguientes pasajes bíblicos, para el estudio del tema del divorcio, veremos:

  • Malaquías 2:16: "Porque yo detesto el divorcio[a] —dice el Señor, Dios de Israel—..." (La Biblia de las Américas - LBLA).
    • Footnotes:
      • [a] Malaquías 2:16 Lit., Porque Él detesta el repudio
  • Lucas 16:18: "Todo el que se divorcia de[a] su mujer y se casa con otra, comete adulterio; y el que se casa con la que está divorciada del[b] marido, comete adulterio" (La Biblia de las Américas - LBLA).
    • Footnotes:
      • [a] Lucas 16:18 O, repudia a
      • [b] Lucas 16:18 O, la repudiada por el
  • Marcos 10:11: "Y Él les dijo*: Cualquiera que se divorcie de[a] su mujer y se case con otra, comete adulterio contra ella" (La Biblia de las Américas - LBLA).
    • Footnotes:
      • [a] Marcos 10:11 O, repudie a
  • Romanos 7:1-3: "¿Acaso ignoráis, hermanos (pues hablo a los que conocen la ley), que la ley tiene jurisdicción sobre una persona mientras vive? 2 Pues la mujer casada está ligada por la ley a su marido mientras él vive; pero si su marido muere, queda libre de la ley en cuanto al marido. 3 Así que, mientras vive su marido, será llamada adúltera si ella se une a otro hombre; pero si su marido muere, está libre de la ley, de modo que no es adúltera aunque se una a otro hombre" (La Biblia de las Américas - LBLA).
  • 1ª Corintios 7:39: "La mujer casada está ligada por la ley mientras su marido vive; pero si su marido muriere, libre es para casarse con quien quiera, con tal que sea en el Señor".
  • Éxodo 20:14: "No cometerás adulterio".

Por lo tanto, 1ª Corintios 6:9-10, afirma: “...No erréis; ni los fornicarios...ni los adúlteros...heredarán el Reino de Dios”.

A partir de aquí concluiremos 5 razones bíblicas en contra del divorcio y del nuevo casamiento del divorciado.

PRIMERA RAZON: Existe un Pacto vigente y una  Promesa permanente

A) En cuanto al Pacto:

Según vemos en el libro de Malaquías 2:14, Dios dice:

  • Y vosotros decís: "¿Por qué?" Porque el Señor ha sido testigo entre tú y la mujer de tu juventud, contra la cual has obrado deslealmente, aunque ella es tu compañera y la mujer de tu pacto. (La Biblia de las Américas - LBLA). (Énfasis añadido).

Nótese que el verbo  “ser”, subrayado en negrita, está en el texto bíblico en tiempo presente y en otras versiones en gerundio. Es decir, en ambas versiones es una acción continua presente (KJV, NKJV, NBLH, BLA, NVI, SEV, RVR, RVR60, RVR95). Cuando decimos esto es porque la idea que trasmite el texto es que sigue siendo esposa aunque el cónyuge desleal haya sido infiel; por lo tanto el vínculo no se rompe por el pecado del otro.

Por lo tanto, la Biblia, la Palabra y voluntad de Dios, dice que el matrimonio:

  • Sea en el rito que sea...
  • ...sea en el país que sea...
  • ...sea en la época que sea...
  • ...sea en la cultura que sea...
  • ...case quien case a la pareja y...
  • ...sea por civil o por celebración "religiosa"...

…ese matrimonio es siempre un PACTO, en el cual Dios está presente como testigo y a su vez, Él toma la palabra de ese compromiso de PROMESA, a las personas que se casan. Un pacto no es un contrato. Un contrato se rompe cuando una de las partes falla, pero Dios, como Legislador del matrimonio, ha establecido claramente que el matrimonio (que Él ha dado), no sea un contrato, sino un PACTO indisoluble. Prueba de que no se disuelve, lo tenemos en pasajes tales como:

  • Marcos 10:9: “...lo que Dios juntó (por la palabra prometida en el casamiento y por ponerse bajo la ley del pacto matrimonial) no lo separe el hombre”. (Se puede ver que ese “no lo separe” es un mandamiento. Por lo tanto cuando todo hombre “lo separa”, y rompe el mandamiento, eso es  pecado; es decir, infracción de la Ley de Dios.) (Énfasis añadido).
  • Romanos 7:2-3: Pues la mujer casada está ligada por la ley a su marido mientras él vive; pero si su marido muere, queda libre de la ley en cuanto al marido. 3 Así que, mientras vive su marido, será llamada adúltera si ella se une a otro hombre; pero si su marido muere, está libre de la ley, de modo que no es adúltera aunque se una a otro hombre" (La Biblia de las Américas - LBLA).
  • 1ª Corintios 7:39: "La mujer casada está ligada por la ley mientras su marido vive; pero si su marido muriere, libre es para casarse con quien quiera, con tal que sea en el Señor".

En estos pasajes, NO se ven excepciones de ningún tipo para deshacer el matrimonio, es decir, no se dice nada de lo que actualmente se usa como excusa válida para deshacer el matrimonio, como adulterio, abandono y otros.

Para concluir este breve primer punto, sobre el tema del PACTO, hay un pasaje muy singular en el Nuevo Testamento que dice:

  • Gálatas 3:15: "Hermanos míos, les voy a dar un ejemplo que cualquiera puede entender. Cuando una persona hace un pacto con otra, y lo firma, nadie puede anularlo ni agregarle nada" (Traducción en lenguaje actual - TLA).

Entonces, ¡¡¡¿cuánto más, un PACTO hecho ante el Dios Soberano  habrá que respetarse y no se podrá anular?!!! La respuesta es clara: ¡¡¡No se puede!!!

  1. Un PACTO, tanto se inaugura como se anula, solo con muerte.
  2. El PACTO Antiguo se inauguró y se abrogó  con  muerte.
  3. El Nuevo PACTO se inauguró con muerte.
  4. Sin muerte no se anula un pacto y sin muerte, no se anula el PACTO matrimonial.
  5. Pacto y muerte están íntimamente ligados.

B) En cuanto a la Promesa:

El día que una pareja se casa, ambos PROMETEN ante Dios y ante testigos, fidelidad al cónyuge hasta el fin, de tal manera que por esa promesa dada, quedan atados y comprometidos a cumplirla de por vida, de lo contrario si la persona no cumple su promesa, esa persona pasa por falsa, mentirosa, engañadora e INFIEL. La Biblia habla de la condenación de los falsos, infieles y mentirosos. Cuando un hombre y una mujer hacen un pacto matrimonial, ellos están haciendo un compromiso de palabra, una promesa mutua que tiene más valor aún, que la de sus propias vidas. Incluso en muchas culturas a lo largo de los siglos, aquellos que quebrantaban un pacto, una palabra o una promesa, eran merecedores de la muerte y  se convertían en una vergüenza para sus familias.

  • Apocalipsis 21:8: "y todos los mentirosos tendrán su parte en el lago que arde con fuego y azufre, que es la muerte segunda".
  • Eclesiastés 5:4-5: "Cuando a Dios haces promesa, no tardes en cumplirla; porque él no se complace en los insensatos. Cumple lo que prometes. 5 Mejor es que no prometas, y no que prometas y no cumplas".
  • Salmo 15:4: "sólo quien desprecia al que merece desprecio, pero respeta a quien honra a Dios; sólo quien cumple lo que promete aunque salga perdiendo" (Traducción en lenguaje actual - TLA).
  • Salmo 89:34: "Jamás faltaré a mi pacto; siempre le cumpliré mis promesas" (Traducción en lenguaje actual - TLA).

En conclusión, un creyente, siendo aún “la parte inocente”, por abandono, adulterio, violencia, etc., del otro cónyuge, no puede romper su parte del Pacto volviéndose a casar, porque si lo hace, adultera el Pacto y si rompe su Promesa, se convierte en mentiroso, de la misma manera antes  adulteró y mintió  el cónyuge culpable. Romper el Pacto  matrimonial de forma posterior al cónyuge culpable, no anula el Pacto que aún existe entre ambos cónyuges y ante Dios.

En todo el Antiguo Testamento no vemos a lo largo de siglos, que se haya registrado ni un solo divorcio en los matrimonios del pueblo de Dios, a pesar de encontrar matrimonios conflictivos en todos los patriarcas.

En todo el Nuevo Testamento tampoco hay registrado ni un solo divorcio. Significativo ¿no? Simplemente porque la gente respetaba su Pacto y su Promesa en toda la historia bíblica. Sin embargo hoy en la Iglesia, acampa el divorcio tanto o más que en el mundo.

SEGUNDA RAZON: Fornicación NO es sinónimo de adulterio

La segunda razón por la cual la Biblia no permite el divorcio, ni nuevo casamiento del  divorciado, es que fornicación no significa adulterio, ni es sinónimo de adulterio. Los movimientos divorcistas utilizan forzadamente la excepción del pasaje de Mateo 5:32 y su paralelo Mateo 19:9 para hacer de una excepción, una regla, desvirtuando así, la enseñanza general de la Biblia en este tema, y yendo en contra  de las leyes  de la Hermenéutica, para defender  así el divorcio por causa de adulterio, ni tan siquiera la excepción les sirve para defender su tesis porque una cosa es fornicación ("porneia" πορνεία en griego) y otra muy distinta, adulterio ("moicheia"μοιχεία en griego).

Ahora bien, si Jesús quisiera referirse al adulterio en esos pasajes: ¿Por qué utilizó la palabra fornicación (porneia) y no la palabra adulterio (moichea)? Jesús da buena evidencia en Mateo 19:9 y Mat 5:32, de que Él conocía perfectamente las dos palabras, fornicación (πορνεία) y adulterio (μοιχεία).

De hecho, Él usa las dos palabras en el mismísimo pasaje, pero es evidente que las usa intencionadamente de forma separada. Entonces, si las usa separadamente, ¿quiénes somos nosotros para cambiar fornicación por adulterio si el mismo Hijo de Dios no lo hace?

Por otro lado, en otras partes del Evangelio, el mismo Jesús usa separadamente las palabras fornicación y adulterio. Por ejemplo:

  • Marcos 7:21: "Porque de dentro, del corazón de los hombres, salen los malos pensamientos, los adulterios (μοιχεία), las fornicaciones (πορνεία), los homicidios".

Así que, allí se ve y se prueba claramente, que fornicación no es adulterio y también se prueba que Jesús usa las dos palabras separadamente porque cada una de esas palabras tiene un significado diferente:

  • ADULTERIO es solo sexualidad ilícita contra el matrimonio siendo casado.
  • FORNICACION es un término polisémico, es decir, una palabra algo más amplia que tiene bíblicamente varios significados:
    • relaciones sexuales como solteros
    • idolatría espiritual
    • homosexualidad
    • inmoralidad
    • uniones inválidas (incesto, bigamia, matrimonios del mismo sexo)

Precisamente porque fornicación y adulterio son dos cosas distintas, el Señor usó intencionadamente las dos diferentes palabras en el MISMO versículo de Mateo 5:32 y 19:9. ¿No es eso significativo?

Si el Señor hubiera querido decir: “…excepto en caso de adulterio…”, Él lo hubiera dicho claramente, porque conoce la palabra adulterio (μοιχεία). Pero si usó la palabra fornicación (πορνεία), es porque quiere decirnos otra cosa, y no es, precisamente, adulterio. ¿Llamativo, no?

La Biblia dice que el adulterio puede y debe perdonarse. Porque el perdón bíblico en el Evangelio de la gracia, está por encima, y es superior al adulterio. En todo caso el Evangelio, solo nos permite SEPARACIÓN entre los cónyuge, en casos fuertes de adulterio, violencia, etc. pero no permite el divorcio ni el recasamiento del divorciado.

Esto lo vemos en 1º Corintios 7:10-11:

  • "Pero a los que están unidos en matrimonio, mando, no yo, sino el Señor: Que la mujer no se separe del marido; 11 y si se separa, quédese sin casar, o reconcíliese con su marido; y que el marido no abandone a su mujer" (Énfasis añadido).

La palabra griega que se usa en este texto de 1ª Corintios 7 para separación es, "χωριςω" (corízo) que significa, “separarse, irse, marcharse de, apartarse”, etc., pero no se usa la palabra apostasión ("αποοταιόυ") que significa divorcio, y que es precisamente la palabra que aparece en Mateo 5:31 y 19:7 en el contexto del divorcio.

La separación es incluso una disciplina bíblica que permitiría una futura y potencial reconciliación y en el caso de que no la hubiera, la persona debe quedarse así sola, de lo contrario romperá su promesa y adulterará su pacto de matrimonio.

Nos extendemos tanto en todo esto porque es muy importante comprender que fornicación no puede ser nunca adulterio, porque si aplicamos en el pasaje de Mateo 5:32 el intercambio de la palabra fornicación por la palabra adulterio, como hacen los divorcistas, el resto del versículo pierde sentido y a su vez se contradice.

Fijémonos en Mateo 19:9 o Mateo 5:32, y empecemos por la última parte de estos versículos donde dice: "...y el que se casa con la repudiada (divorciada) comete adulterio". Así que, surge la siguiente pregunta:

¿Cómo podría el Señor Jesús decir en el mismo pasaje dos cosas opuestas?:

  1. …que una persona inocente, puede divorciarse por adulterio (como dicen los divorcistas) pero al final del texto, el Señor mismo dice que…
  2. …esa persona inocente divorciada, si se vuelve a casar, comete adulterio ...

Estas dos cosas serían una CONTRADICCION en el mismo versículo porque:

Porque por un lado Jesús, al inicio del versículo, estaría permitiendo el divorcio (según los divorcistas), y por otro lado, al final del versículo, estaría impidiéndolo y, ¿todo esto dicho en el mismo versículo? Imposible tal contradicción, iría contra las leyes de la Hermenéutica y la lógica. Dios no se contradice.

Otra cosa; la frase, “...el que se casa con la repudiada (divorciada) comete adulterio”, se repite en Mateo 5:32 y 19:9, en Marcos 10:11 y en Lucas 16:18; con lo cual los evangelios advierten hasta 4 veces la misma, repetida e importante idea que:

  1. …"el que se casa siendo divorciad@ comete adulterio y…
  2. …”el que se casa con el divorciad@ también comete adulterio…”

Entonces, aunque un inocente divorciado haya sido abandonado o haya sido por adulterio, éste inocente no puede casarse, porque aun siendo inocente comete adulterio contra su matrimonio y hace cometer adulterio a quien se case con él o con ella.

Por esta razón concluimos, que fornicación no es sinónimo de adulterio. Es absolutamente errada la doctrina divorcista que admite el divorcio por infidelidad, violencia o por abandono.

  • Mateo 5:32: "Pero yo os digo que el que repudia a su mujer, a no ser por causa de fornicación, hace que ella adultere; y el que se casa con la repudiada, comete adulterio".
  • Mateo 19:9: "Y yo os digo que cualquiera que se divorcie de[a] su mujer, salvo por infidelidad, y se case con otra, comete[b] adulterio[c]" (La Biblia de las Américas - LBLA).
    • Footnotes:
      • [a] Mateo 19:9 O, repudie a
      • [b] Mateo 19:9 Algunos mss. antiguos dicen: la hace cometer
      • [c] Mateo 19:9 Algunos mss. antiguos agregan: y el que se casa con una mujer divorciada, comete adulterio.

No solo esto, sino que el pecado es doble, porque el divorciado inocente, a su vez, pecaría y haría pecar:

  1. A un soltero que se case con él/ella
  2. A un viudo que se case con él/ella o,
  3. A otro divorciado que se case con él/ella...

Por cualquier lado que se mire, todo divorciado, aun "inocente", comete adulterio si se vuelve a casar. Así que, tampoco hay ninguna salida para defender el recasamiento por infidelidad.

Es importante que la mirada no se quede solo en la frase, “...por causa de fornicación…”, que en sí ya es clara, sino que debemos mirar también cómo termina el versículo de Mateo, es decir que, "el que se casa con la repudiada, comete adulterio".

Entonces, ¿qué es fornicación en ese texto de Mateo 5:32 y Mateo 19:9? Y si no es adulterio, ¿qué es?

Bueno, si ya hemos descartado que:

  1. No es adulterio, y…
  2. Tampoco es inmoralidad, porque la inmoralidad también es perdonable, y debe ser perdonada en el Nuevo Testamento, por lo tanto, no es motivo de divorcio.
  3. Tampoco significa sexualidad entre solteros, porque el versículo está hablando  de casados y es más que evidente que los casados no cometen nunca esta área de la palabra fornicación por cuanto son casados.
  4. Y tampoco el contexto está hablando de idolatría espiritual…

Por  lo tanto, descartando uno tras otro, todos los diferentes significados de la polisémica1palabra fornicación, SOLO nos queda un significado y es:

  1. Uniones inválidas (incesto, bigamia, uniones homosexuales)

Había en determinadas culturas y épocas y –aun hoy en día lo hay– la costumbre de casarse incestuosamente entre hermanos, entre padre-hija, entre hijo- madre, con la cuñada, etc. Pero todo esto estaba prohibido y tipificado en la Ley Judía, en Levítico 18:6-18 como incestuoso, ilegítimo e inválido, es decir, fornicación. Todos ellos constituyen uniones o "matrimonios" aceptados por los hombres, pero no aceptados por Dios porque son "uniones inválidas" ante Él; es decir; son fornicación. Por lo tanto, Jesús está hablando en estos pasajes, solo de "matrimonios o uniones inválidas" como única razón válida de divorcio.

Entonces ahora sí, encajan las piezas en esos versículos de Mateo; encaja la palabra fornicación, referida a uniones matrimoniales inválidas, y encaja la clásica palabra adulterio y así, los versículos de Mateo 5:32 y Mateo 19:9, tienen armonía.

Veamos dos ejemplos de unión inválida/incesto (fornicación) en el Nuevo Testamento:

  • Primer caso: En 1ª Corintios 5:1 vemos uno, precisamente usando la palabra FORNICACÓN y no adulterio. Allí vemos a un hijo relacionándose "íntimamente" con la madrastra (incesto) y eso es abominación/fornicación según Pablo y según Levítico 18:8.
  • Segundo caso: En Marcos 6:17-19, Herodes se había casado con la mujer de su hermano (cuñada), lo cual está prohibido en Levítico 18:16, y por eso Juan el Bautista recriminaba públicamente a Herodes por esa incestuosidad.

Así que, si una pareja está unida en matrimonio inválido (incestuoso, bigámico u homosexual), por lo tanto unión ilegítima, eso es fornicación, entonces sí puede y debe divorciarse esa unión, por ser abominable y un riesgo para la salud humana.

Resumiendo, en los versículos de Mateo 5:32 y Mateo 19:9, el Señor enseña dos cosas:

  1. Que los "matrimonios" de uniones inválidas (incesto, bigámico, homosexuales) sí son divorciables.
  2. A su vez que la parte inocente en un matrimonio normal NO puede volver a casarse porque comete adulterio.

TERCERA RAZON : El creyente no puede tomar la iniciativa de divorcio

Para empezar, recordemos que la Biblia dice que Dios aborrece el divorcio (Malaquías 2:16). Por lo tanto, cualquier "cristiano" que tome la iniciativa de divorciarse es evidente que está en contra de la voluntad de Dios. Dios no dice que aborrece unos casos de divorcio y otros no, sino que aborrece  todo  divorcio sea por la razón que sea.

Esta tercera razón o argumento, solo es aplicable para los  cristianos, es decir, para los que se han convertido, para los que están integrados en una iglesia cristiana y como tales son miembros de esa iglesia y aun así, deciden divorciarse.

Fijémonos bien en el contenido de este tema importante que se pasa por alto en las iglesias:

Si leemos 1ª Corintios 6:1-7, el texto y contexto habla directo a los creyentes, y dice que los creyentes no pueden ir a los jueces civiles a dilucidar ningún pleito (incluido el divorcio) sino que debe ser en la iglesia donde se arreglen estos temas.

Los problemas de separación matrimonial entre creyentes, es un tema que deben asumir los pastores y miembros de la iglesia, e intervenir en el conflicto como dice este pasaje y no los jueces del mundo. Así que, es pecado de desobediencia a este texto bíblico y un mal testimonio ante los de afuera, ir a los jueces civiles a pedir el divorcio.

  • “…lo que Dios juntó, no lo separe el hombre...” (recordemos que es un mandamiento no separarlo)
  • “Porque yo detesto el divorcio…”

Así que, en este pasaje de 1ª Corintios 6, vemos cómo el que toma la decisión de divorciarse, está cometiendo pecado porque está haciendo lo contrario a lo que Dios ordena. Muchas mujeres creyentes, desesperadas por la situación y animadas por sus pastores han ido a divorciarse cometiendo este pecado.

El texto bíblico dice: “y si se separa, quédese sin casar, o reconcíliese con su marido; y que el marido no abandone a su mujer" (1ª Corintios 7:11).

Algunos preguntan: "Entonces, ¿tengo que seguir viviendo con quien es violento, adultero e irresponsable?" La respuesta es NO. Ya hemos dicho que Dios sólo permite separarse.

La palabra griega en este texto de 1ª Corintios 7 para separación es, "χωριςω" (corízo), que significa “separarse, irse, salirse de, apartarse…”, y no la palabra "αποοταιόυ" (apostasión) que significa divorcio, que es la palabra que aparece precisamente en Mateo 5:31 y 19:7.

Por lo tanto, cuando los divorcistas utilizan el texto de 1ª Corintios 7 para alentar el divorcio; cuando la acción es solo separación, y así, cometen un grave error e incitan a las personas al adulterio. El matrimonio una vez constituido, es una “unidad”, se divorcie o no se divorcie la pareja, porque una "unidad" no es solo sexualidad, sino unidad indivisible  una vez constituida. Sigue vigente aunque:

  1. Los cónyuges no estén de acuerdo, se peleen y se separen, o,
  2. No se lleve a cabo físicamente, es decir no se consume sexualmente.

De la misma forma que uno sigue siendo "una unidad" con una esposa, que por ejemplo, se haya quedado en coma o tetrapléjica a los pocos  momentos de casarse. Aunque por estos motivos no tengan relaciones sexuales, uno sigue siendo una "unidad indivisible" con su cónyuge, es decir está casado, así incluso, la persona se encuentre en la Luna. La distancia y las circunstancias no cambian ese status y vinculo de Pacto y unidad, porque la unidad la hace el compromiso, no el acto sexual.

Por ejemplo,. siguen siendo "una unidad" aunque se encuentren enojados. Cuando uno se enoja con alguien; con un hijo, un amigo, un hermano, etc., el vínculo no se rompe, se rompe la comunión. Uno no deja de ser hijo por enojarse con sus padres, o por una fuerte discusión que hayan tenido entre ellos y aun incluso, en el caso grave de maltratos de padre - hijo, aun y con todo, el vínculo padre/hijo, permanece. Lo mismo es en el matrimonio. Aun habiendo enojos, diferencias, distancias, o incluso un divorcio humano, eso no cambia que sigan siendo "una  unidad" ante Dios. No vemos por ejemplo, que los hijos se divorcien de los padres ante los tribunales, ni vemos a un padre ir a divorciarse de su hijo. Es un absurdo, siguen siendo padre e hijo a pesar de los conflictos, diferencias e incluso violencia. En el matrimonio es igual, siguen siendo esposos aunque los jueces los separen.

De  la  misma manera que con  el aborto se mata una unidad viva, el divorcio  es  matar  una unidad viva,  el  matrimonio.

Una  vida  es  la  unión  de dos partes vivas y  el  matrimonio  es  la  unión  de dos  personas, ambas creadas por  Dios  y  sobre ambas Dios  decide,  no  el  hombre. El  divorcio  es  como  el  aborto,  se mata algo que  Dios ha creado.

  • En el matrimonio,  Dios  hace de dos, UNO
  • En  la concepción  se hace UNO de  dos, también.

Hay quien  no  abortaría pero sí se  divorciaría, pero ambas cosa son iguales.

En conclusión de este punto:

  1. Las autoridades de la iglesia son las que deben intervenir, disciplinar y aconsejar sobre el matrimonio.
  2. Ir a las autoridades civiles por un divorcio es prohibido por Dios, es dar mal testimonio del evangelio, y en sí es pecado.

CUARTA RAZON: Dios mismo da ejemplo de fidelidad

Es interesante observar que, tanto El Señor en el Antiguo como en el Nuevo Testamento, nunca abandonó a su pueblo ni a su amada. El Mismo Dios nos da ejemplo con su comportamiento que a pesar de la infidelidad de Israel, Yawé nunca la abandonó, ni eligió otro pueblo. Tampoco se casó con otro pueblo sino que siempre esperó a Israel.

En el caso del Nuevo Testamento, a pesar de las infidelidades de la Iglesia –la Amada–, el Señor nunca la deja, ni busca otra, sino que ha dado su vida y su compromiso de fidelidad a ella por siempre.

  • 2ª Timoteo 2:13: "Y aunque no seamos fieles, Cristo permanece fiel; porque él jamás rompe su promesa" (Traducción en lenguaje actual - TLA).

Dice Efesios 5:32, que la relación Cristo-Iglesia es la representación mística de la relación y unión esposo/esposa, eso quiere decir que, así como Cristo nunca abandona a su esposa, tampoco debe ser así en el matrimonio.

¿No son estos ejemplos de Dios en el Antiguo y el Nuevo Testamento, una razón contundente? Así que, divorciarse por adulterio o por lo que sea y volverse a casar, no solo es pecado, sino falta de conocimiento bíblico de la fidelidad y del ejemplo de Dios.

QUINTA RAZON: Razón teológica; el carácter de Dios

En el PACTO matrimonial está representado el CARÁCTER de Dios. Por lo tanto, cuando un cristiano rompe el Pacto, divorciándose y volviéndose a casar, está confrontando abiertamente la voluntad de Dios de forma rebelde. Cuando un creyente en Cristo, toma el matrimonio como un contrato, tal como lo hace esta sociedad, en vez de tomar los valores bíblicos de PACTO, está difamando el CARÁCTER de Cristo ante los demás, y a su vez se convierte en piedra de tropiezo y de blasfemia para Dios como dice este pasaje:

  • Romanos 2:24: "Porque como está escrito, el nombre de Dios es blasfemado entre los gentiles por causa de vosotros".

El corazón y el CARÁCTER de Dios para su pueblo siempre fue de perdón, paciencia, espera, misericordia, oportunidad, fidelidad, etc. y Dios requiere que la iglesia –su esposa, en conjunto– le represente así, y que el creyente de forma individual también ame, acepte, reciba, espere y sea fiel a lo prometido con su cónyuge, a pesar de lo que éste haya hecho mal.

Cuando nosotros –la iglesia, la esposa de Cristo– cambiamos el valor de Pacto matrimonial, por el valor mundano de contrato y enseñamos que está bien hacerlo así, entonces, estamos difamando el nombre y el CARÁCTER de Dios, distorsionando la relación matrimonial de Cristo con su iglesia.

Si nosotros en la iglesia, queriendo que la gente sea “feliz”, animamos a dichas personas a que abandonen el Pacto, y abracen el contrato, y que simplemente vayan y encuentren a otra persona con quien puedan entrar en un nuevo contrato de “felicidad”, estamos entonces perpetuando el distorsionar el CARÁCTER de Dios y la relación de Cristo y su Iglesia y esto no escapará del Juicio de Dios, por cuanto es pecado.

La meta para un divorciado cristiano, no debe ser la búsqueda de la idolatrada nueva oportunidad de felicidad personal, sino que su meta debe ser respetar el CARÁCTER de Dios representado en el Pacto matrimonial.

  • Salmo 89:34: "No olvidaré mi pacto, Ni mudaré lo que ha salido de mis labios".

Cuando los pastores,  líderes cristianos y aun los mismos cristianos creen, autorizan y consienten el nuevo matrimonio de cristianos divorciados, ellos están ayudando a Satanás nuevamente a deformar la imagen y el CARÁCTER de Dios tal como éste lo hizo allá en Génesis ante Adán y Eva. Cuando uno se centra en uno mismo, en su felicidad, en su soledad o en su sexualidad, y no en el CARÁCTER de Dios, representado en el pacto de matrimonio, entonces está siendo idólatra y egoísta, es decir está pecando.

Sin embargo, debemos decir que respetar el Pacto no significa que uno no se separe del cónyuge por falta de comunión o pecado grave del otro, pero una cosa es separación y otra, muy distinta, divorcio y nuevo casamiento.

Para terminar este punto, debemos recordar nuevamente estos pasajes sobre el pacto:

  • Malaquías 2:14: "Y vosotros decís: '¿Por qué?' Porque el Señor ha sido testigo entre tú y la mujer de tu juventud, contra la cual has obrado deslealmente, aunque ella es tu compañera y la mujer de tu PACTO". (La Biblia de las Américas - LBLA). (Énfasis añadido).
  • Ezequiel 16:8: “Y pasé yo otra vez junto a ti, y te miré, y he aquí que tu tiempo era tiempo de amores; y extendí mi manto sobre ti, y cubrí tu desnudez; y te di juramento y entré en PACTO contigo, dice Jehová el Señor, y fuiste mía". (Énfasis añadido).
  • Salmo 89:34: "No olvidaré mi PACTO, Ni mudaré lo que ha salido de mis labios". (Énfasis añadido).
  • Proverbios 2:17: "La cual abandona al compañero de su juventud, Y se olvida del PACTO de su Dios". (Énfasis añadido).
  • Romanos 7:2: "Porque la mujer casada está SUJETA por la ley al marido mientras éste vive; pero si el marido muere, ella queda libre de la ley del marido". (Énfasis añadido).
  • 1ª Corintios 7:39: "La mujer casada está LIGADA por la ley mientras su marido vive; pero si su marido muriere, libre es para casarse con quien quiera, con tal que sea en el Señor". (Énfasis añadido).

CONCLUSIÓN

En el día de hoy vemos que las personas, primero escogen cómo desean vivir y luego, diseñan su doctrina teológica a su conveniencia, para que ésta doctrina se amolde a su estilo de vida pecaminoso.

▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬ஜ۩۞۩ஜ▬▬▬▬▬▬▬▬▬

  • 1. Ejemplos de palabras polisémicas:
    Temporal = (forma en la que llaman al clima en las zonas rurales) Temporal = (hueso de la cabeza)
    Temporal = (medida del tiempo)

    • A causa del temporal, mi carro se vio llevado por el viento y sufrí un golpe en el temporal derecho, pero el médico me dijo que no era nada, que esto era solo una cuestión temporal

    --------------------

    Entrada:

    • Lugar destinado para entrar en un lugar como la puerta
    • Nombre que se le da al dinero ganado
    • Nombre dado a las entradas causadas por calvicie

    1) En la entrada del consultorio estaba mi amigo Raúl, el cual me había dedicado parte de su tiempo como especialista para poder tratar el avance acelerado de mis entradas causadas por la caída del cabello. Como estos tratamientos capilares son tan costosos, le pedí que por favor tuviera en cuenta mis entradas económicas.

    Campo:

    • Espacio natural por oposición a la ciudad
    • Recinto deportivo
    • Ámbito real o imaginario propio de una actividad
    • Magnitud distribuida en el espacio
    • Apellido
    • Sitio donde combaten dos ejércitos

    1) Hace muchos años en la época de la conquista este fue un histórico campo de batalla.
    2) Hoy en día, mi campo, la topografía, me hace ver con perspectiva que sería un buen campo para los jóvenes y crear un recinto cultural, porque hay campo suficientemente como para edificar.
    3) Fernando Ingeniero Campos

    Fornicación:

    • Idolatría espiritual
    • Relaciones entre solteros
    • Inmoralidad
    • Uniones inválidas, por ejemplo, el incesto

    1) Los hombres cometen todo tipo de fornicación espiritual yéndose detrás de los dioses modernos, o incluso cometen fornicación física antes de casarse por aquello de la curiosidad, muchos más de ellos caen en la fornicación de la P&M. Todo esto mina a tal punto al ser humano, que muchos han llegado al extremo de cometer fornicación casándose con sus hermanos de sangre o con su cuñada o incluso algunos con la mujer de su padre (incesto).

 

 

 

 
 
CARM ison