¿Responde Dios las oraciones a los impíos?

Por, Matt Slick

En términos generales, Dios no responde las oraciones de los impíos porque ellos, no están santificados en Cristo. Las solicitudes y demandas que podrían tener en oración no son llevadas a cabo por la obra santificadora del sacrificio de Jesús en la cruz, ni porque están sujetos en humildad a la voluntad de Dios. Por lo tanto, Dios no responde las oraciones de los impíos:

  • Salmo 66:18: “Si en mi corazón hubiese yo mirado a la iniquidad, El Señor no me habría escuchado”.

Debido a que los impíos no han sido redimidos y no tienen capacidad de buscar a Dios en verdad, ellos son esclavos del pecado y no pueden glorificar a Dios, porque Él mira la maldad que hay en sus corazones:

  • Romanos 3:10-12: “Como está escrito: No hay justo, ni aun uno; 11 No hay quien entienda, No hay quien busque a Dios. 12 Todos se desviaron, a una se hicieron inútiles; No hay quien haga lo bueno, no hay ni siquiera uno”.
  • Leer, Romanos 6:14-20
  • Isaías 59:2: “pero vuestras iniquidades han hecho división entre vosotros y vuestro Dios, y vuestros pecados han hecho ocultar de vosotros su rostro para no oír”.

Podemos ver entonces que el pecado nos separa de Dios. Debido al pecado del impío, éste, se encuentra separado de Dios, y debido a que no ha sido perdonado de sus pecados al creer en Cristo, sus pecados se mantienen. Esta es otra razón por la que Dios no escuchará las oraciones de los impíos.

  • Santiago 4:3: “Pedís, y no recibís, porque pedís mal, para gastar en vuestros deleites”.

Debido a que los motivos de los impíos no pueden ser piadosos, sus oraciones no serán contestadas.

  • 1ª Juan 1:9: “Si confesamos nuestros pecados, él es fiel y justo para perdonar nuestros pecados, y limpiarnos de toda maldad”.

Todas las personas necesitan creer en Cristo y lo que Él ha hecho en la cruz. Necesitamos entender que todos nuestros pecados son limpiados en Jesús. Por lo tanto, si los impíos se arrepienten de sus pecados y le piden a Dios que los perdone a través de Cristo, entonces, esa es la oración que Dios responderá.

 

Este artículo también está disponible en: Inglés

 

 

 

 
 
CARM ison