¿Responde Dios las oraciones de los cristianos que están en pecado?

Por, Matt Slick

No. Dios no responde las oraciones de los cristianos que están en pecado. Cuando decimos, “en pecado”, estamos diciendo que permanecen en pecado y que no se han arrepentido de este. Y Dios dice, que Él no escuchará sus oraciones:

  • Salmo 66:18: “Si no hubiera confesado el pecado de mi corazón, mi Señor no me habría escuchado” (Nueva Traducción Viviente – NTV).
  • Proverbios 1:28-29: “Entonces me llamarán, y no responderé; Me buscarán de mañana, y no me hallarán. 29 Por cuanto aborrecieron la sabiduría, Y no escogieron el temor de Jehová”.

En el Salmo 66:18, podemos ver que, como creyentes, si no confesamos el pecado de nuestro corazón, el Señor no nos escuchará. En otras palabras, Él no responderá las oraciones. Sin embargo, cuando oramos por el perdón y nos arrepentimos, Dios, claro está, nos escucha y perdona. ¿Pero qué significa “el pecado de mi corazón”? La traducción literal es, “ver la iniquidad con placer”. Por lo tanto, si un cristiano viera el pecado como favorable y buscara hacerlo, entonces Dios, no escucharía su oración; sino es confesado antes. El pecado obstaculiza la efectividad de la oración, y como veremos en el siguiente pasaje, Dios se esconde de los que están en pecado:

  • Isaías 59:2: “Son sus pecados los que los han separado de Dios. A causa de esos pecados, él se alejó y ya no los escuchará” (NTV).

En el siguiente pasaje, vemos que por motivos equivocados, Dios no dará:

  • Santiago 4:3: “Pedís, y no recibís, porque pedís mal, para gastar en vuestros deleites”.

Proverbios 1:28-29, nos dice que Dios no responderá las oraciones de los que aborrecen Su sabiduría y no escogieron tener temor de Él. Cualquiera entonces, incluido un cristiano, que permanece voluntariamente en pecados, no ha escogido el temor del Señor. Por lo tanto, Dios no los escuchará y sus oraciones tendrán obstáculos.

La oración de arrepentimiento y perdón es escuchada

Si Ud. es un cristiano que permanece en pecado, lo que necesita hacer entonces, es orar al Señor, confensando su pecado, arrepentirse de éste, para que su pecado, sea limpiado. Dios entonces, lo perdonará, y su comunión con Él, será restaurada.

  • 1ª Juan 1:9: “Si confesamos nuestros pecados, él es fiel y justo para perdonar nuestros pecados, y limpiarnos de toda maldad”.

Ud. necesita creer en Cristo y lo que Él ha hecho. Necesita entender que todos nuestros pecados son quitados por Jesús. Pero si permanece en pecado, entonces, Dios no responderá sus oraciones.

NOTA: A menos que se diga lo contrario, las citas son tomadas de la VRV60.

 

Este artículo también está disponible en: Inglés

 

 

 

 
 
CARM ison