¿Resucitó Jesús de la tumba, por Sí mismo o Dios lo hizo?

Por, Brad Huston

Antes de que esta pregunta sea abordada directamente, debemos primero, estar de acuerdo en lo que queremos decir cuando mencionamos a “Dios”, y debemos estar de acuerdo sobre la naturaleza de Jesús. Por Su misma naturaleza, Jesús es Dios (“el cual, existiendo en forma de Dios, no quiso por usurpación ser igual con Dios”. Filipenses 2:6). “Dios” no es una persona, sino un título dado a la divina naturaleza. Existe un solo Dios (Deuteronomio 6:4; Isaías 44:6); una sola naturaleza divina, Sin embargo, Dios existe en tres personas, la Trinidad. La primera persona de la Trinidad a quien Jesús llamó el Padre, se refiere con frecuencia a “Dios” y con razón, ya que el Padre es Dios:

  • 1ª Pedro 1:2-3: “elegidos según el designio de Dios Padre en santificación del Espíritu, para obedecer y ser rociados con la sangre de Jesús el Mesías: Gracia y paz os sea multiplicada. 3 Bendito sea el Dios y Padre de nuestro Señor Jesús, el Mesías, que según su gran misericordia nos hizo renacer para una esperanza viva, por medio de la resurrección de Jesús el Mesías de entre los muertos”.

Sin embargo, y con frecuencia las personas confunden el título “Dios”, como si el mismo se refiriera sólo al Padre. La segunda y tercera personas de la Trinidad, Jesús el Hijo y el Espíritu Santo son también Dios (Hechos 5:3-4; Hebreos 1:8). Así, existe un solo Dios en tres personas, Estas personas son todas diferentes (Mateo 3:16-17); pero ellas, son igualmente Dios. La naturaleza divina no puede ser subdividida. La naturaleza de Dios es infinita; o sea, a esta naturaleza no se le puede quitar o agregar.

Aunque existe un solo Dios en tres personas, la persona de Jesucristo tiene dos naturalezas. Él tiene la naturaleza divina (como se demostró previamente), pero Él también tiene una naturaleza humana, y es totalmente humano.

  • Él nació
    • Mateo 2:1: “Después que Jesús nació en Bet-léhem de Judea en días del rey Herodes, he aquí unos magos del oriente llegaron a Jerusalem”.
  • Él tomó carne humana
    • Juan 1:14: “Y el Logos se hizo carne, y tabernaculizó entre nosotros, y contemplamos su gloria (gloria como del Unigénito del Padre), lleno de gracia y de verdad”.
  • Él sufrió física y emocionalmente
    • Hebreos 5:7-8: “Quien en los días de su carne, habiendo ofrecido ruegos y súplicas con gran clamor y lágrimas al que podía rescatarlo de la muerte, fue oído a causa de su sumisión. 8 Y aunque era Hijo, por lo que padeció aprendió la obediencia Él es llamado hombre aun después de Su ascensión”.
    • 1ª Timoteo 2:5-6: “pues hay un solo Dios y un solo mediador entre Dios y los hombres: Jesús el hombre, el Mesías, 6 el cual se dio a sí mismo en rescate por todos, cuyo testimonio fue dado en sus propios tiempos”.

Por lo tanto, Jesús podía operar fuera de Su naturaleza humana o fuera de Su naturaleza divina:

  • Como hombre, comió:
    • Lucas 24:42-43: “Ellos entonces le presentaron parte de un pez asado. 43 Y tomándolo, lo comió delante de ellos”.
  • Como Dios calmó una tempestad:
    • Mateo 8:26: “Les dice: ¡Hombres de poca fe!, ¿por qué estáis temerosos? Y se levantó y reprendió a los vientos y al mar, y sobrevino una calma absoluta”.

Así que, mientras el cuerpo de Cristo estuvo muerto, Él permaneció vivo, debido a que Dios no puede morir, Esto no debería ser una gran sorpresa debido a que las almas de los humanos permanecen vivas mientras que el cuerpo se descompone (“pero estamos confiados, aunque más preferimos salir del cuerpo y estar junto al Señor” 2ª Corintios 5:8). El alma humana de Jesús permaneció en la forma que todas las almas de los humanos hacen, mientras que Su naturaleza inmutable permaneció sin cambiar:

  • Malaquías 3:6: “Porque Yo, YHVH, no cambio. Por eso vosotros, oh hijos de Jacob, no habéis sido consumidos”.
  • Hebreos 13:8: “Jesús el Mesías es el mismo, ayer, y hoy, y por los siglos”.

Por lo tanto, ¿hubiera sido posible que Jesús, a través de Su divina naturaleza, y aunque Su cuerpo humano permanecía muerto, pudo haber mostrado Su poder a través de la resurrección? Totalmente. Jesús, hablando de Su cuerpo, dijo: “Respondió Jesús, y les dijo: Destruid este templo, y en tres días lo levantaré” (Juan 2:19).

Ciertamente fue “Dios” quien resucitó Su cuerpo (Romanos 10:9; 1ª Pedro 1:21), y Jesús es Dios, Pero las Escrituras también enseñan que el Padre lo resucitó a Él:

  • Gálatas1:1: “Pablo (un apóstol no de hombres ni por hombres, sino de Jesús el Mesías y por Dios Padre, que lo resucitó de los muertos)”.
  • Efesios 1:17, 20: “17 para que el Dios de nuestro Señor Jesús el Mesías, el Padre de la gloria, os dé espíritu de sabiduría y de revelación en el conocimiento pleno de Él; 20 la cual operó en el Mesías, resucitándolo de los muertos y sentándolo a su diestra en los cielos”.

Aunque las Escrituras enseñan también que el Espíritu Santo lo resucitó:

  • Romanos 8:11: “Y si el Espíritu del que levantó de los muertos a Jesús vive en vosotros, el que levantó al Mesías de los muertos vivificará también vuestros cuerpos mortales por su Espíritu que vive en vosotros”.

Por lo tanto, el acto de resucitar a Jesús de entre los muertos no fue simplemente la operación de una persona dentro de la Trinidad, sino que fue un acto cooperativo hecho por el poder de la divina substancia. El hecho de que la Biblia enseña que Dios resucitó a Jesús de entre los muertos y de que Jesús se resucitó a Sí mismo, es otro testamento a la divinidad de Cristo.

 

Este artículo también está disponible en: Inglés

_____________________

Artículos Relacionados:

 

 

 

 
 
CARM ison