¿Se convierten las personas en ángeles después de morir?

Por, Matt Slick

No. Las personas no se convierten en ángeles después de morir. Los ángeles son un orden creado diferente que las personas. Dios hizo a Adán a imagen y semejanza (Génesis 1:26), pero de los ángeles nunca se dice lo mismo. Algunas veces, las personas al tratar de confortar a otros, les dicen que aquellos que han muerto han pasado a ser ángeles en el cielo; pero esto, no es verdadero. Como siempre, Hollywood, trata de perpetuar este error mostrando en sus películas que los que han muerto son ángeles, como se muestra en la película, “It’s a Wonderful Life” (“¡Qué bello es vivir!”).

Los ángeles son mensajeros de Dios que hacen Su voluntad, pero Sus hijos son aquellos redimidos por Él. En las Escrituras nunca se dice que los ángeles son redimidos. De hecho, y con relación al evangelio, 1ª Pedro 1:12, dice:

  • “A ellos les fue revelado que no se servían a sí mismos, sino a vosotros, en estas cosas que ahora os han sido anunciadas mediante los que os predicaron[a] el evangelio por el Espíritu Santo enviado del cielo; cosas a las cuales los ángeles anhelan mirar[b]” (La Biblia de las Américas - LBLA).
    • Footnotes:
      • [a] 1 Pedro 1:12 O, anunciaron
      • [b] 1 Pedro 1:12 O, alcanzar un vislumbre claro

Si hubiera personas que fueran buenas y salvas, y se convirtieran en ángeles, entonces, no tendría sentido decir que los ángeles anhelarían mirar las cosas anunciadas por medio de aquellos que predicaron el evangelio. Judas 1:6 nos habla acerca de ángeles que, “…rechazaron y abandonaron el lugar de honor que Dios les había dado…” (Traducción en lenguaje actual - TLA), y fueron reservados, “hasta que llegue el gran día del juicio final” (TLA). Este “abandonaron el lugar de honor” no sería en el mundo terrenal, sino en el angelical. Por lo tanto, esto también nos indica que la morada de los ángeles, aun los que pecaron con Lucifer, no es en la tierra, lo cual, negaría la idea de que las personas se vuelven ángeles cuando mueren.

 

Este artículo también está disponible en: Inglés

 

 

 

 
 
CARM ison