Señales de advertencia a una cristiana comprometida con alguien

Puede ser difícil tener una mente totalmente clara cuando se está viendo con alguien. Es fácil ver sólo el lado positivo de la otra persona e ignorar completamente cualquier señal de advertencia. El optimismo en una relación, puede fácilmente nublar el juicio.

Sería tonto estar viéndose con alguien y no considerar siquiera los posibles resultados. No sólo sería absurdo sino que también sería egoísta. Mientras no tenga un compromiso para casarse con esa persona inmediatamente, deberá entender que cualquier relación que Ud. inicie tiene el potencial de terminar en matrimonio. A menos, claro está, que Ud. no sea un cristiano.

Si siempre existe esa posibilidad, entonces deberá preguntarse a sí misma si esa persona tiene las cualidades que Ud. necesitará en un marido o en una esposa. Y no; Ud. no estaría siendo egoísta si se pregunta eso. Al contrario, es importante que lo haga. Esta es una de las razones por lo que es importante considerar algunas señales de advertencia que encontrará cuando se encuentre saliendo con alguien. Tenga en cuenta las siguientes advertencias.

Si Ud. está más interesada en su relación con esa persona que con Cristo

Si Ud. desea tener una relación de matrimonio construida sobre la base de la Escritura, Ud. querrá casarse con un hombre que será un líder espiritual para Ud. y su futura familia.

Hágase las siguientes preguntas acerca de él: ¿Qué tan fuerte es su relación con Jesucristo? ¿Está interesado en crecer espiritualmente? ¿Qué tanto le apasiona leer la Palabra de Dios, orar y tener comunión con otros creyentes dentro de una iglesia con bases bíblicas? ¿Es un siervo de todo corazón? Espiritualmente, ¿es Ud. más madura que él? Su madurez espiritual puede resultar en frustración y lucha en el liderazgo si él no es tan fuerte como Ud. en su relación con Dios.

¿Se preocupa él por el crecimiento espiritual suyo? Finalmente, su condición espiritual es decisión suya y sólo suya. Sin embargo, Pablo, en Efesios compara el papel de un esposo hacia su esposa con el papel de Cristo hacia Su novia, la Iglesia:

  • Efesios 5:26-27: “Maridos, amad a vuestras mujeres, así como Cristo amó a la iglesia, y se entregó a sí mismo por ella, 26 para santificarla, habiéndola purificado en el lavamiento del agua por la palabra, 27 a fin de presentársela a sí mismo, una iglesia gloriosa, que no tuviese mancha ni arruga ni cosa semejante, sino que fuese santa y sin mancha.”

El papel de Cristo y el del marido son diferentes porque sólo Cristo nos puede verdaderamente limpiar. Sin embargo, un marido es responsable de guiar a su esposa en santificación de la manera como estos versículos describen a Cristo y Su esposa. Si un hombre no puede hacerlo, él no está preparado para ser un marido. Y si no está listo, seguirlo viendo podría tener un resultado triste.

Si el hombre al que está viendo depende mucho de Ud.

El matrimonio es una unión de pacto entre un hombre y una mujer donde y hasta cierto límite, existe dependencia. Si está viendo a un hombre que espera que Ud. sea todo para él, complaciéndolo siempre en todo para hacerlo sentir siempre feliz, puede ser, si se casa, que después de la luna de miel se encuentre ante una dura realidad. Mantenga en cuenta que ambos son pecadores y pecarán entre sí. Aunque Ud. no quiera que esto suceda, es una realidad. Discutirán entre sí, no a propósito, pero lo harán. Ud. no puede cubrir cada una de las necesidades de él y el pensar en tratar de hacerlo, es tonto. Además, si él quiere que Ud. le cubra todas sus necesidades, estaría cerca de la idolatría (Ex 20:3-4). Sólo Dios puede verdaderamente satisfacer el alma de una persona.

Si esa persona con la que se está citando, no le quiere quitar las manos de encima, deje entonces de verla. Las manos de él no podrán estar sobre Ud. en ningún momento.

No crea en la declaración de que, “sólo me preocupo por ti”, cuando un hombre no quiere quitarle sus manos de Ud. La verdad es que él se preocupa más por él que por Ud. El cuerpo suyo no le pertenece a él; ni el de él a Ud. hasta que hayan dicho “Sí, lo(a) acepto”: “La mujer no tiene potestad sobre su propio cuerpo, sino el marido; ni tampoco tiene el marido potestad sobre su propio cuerpo, sino la mujer.” (1 Co 7:4). Por lo tanto, es equivocado que un hombre trate a una mujer como si tuviera potestad sobre su cuerpo antes del matrimonio.

Pienso que es seguro preguntar: Si un hombre no es honorable y puro antes del matrimonio, ¿por qué pensar que lo será después? Después del matrimonio sus cuerpos pertenecen el uno al otro. Sin embargo, si él no puede mantener sus manos quietas antes del matrimonio, ¿cómo sabrá que él las mantendrá solo en Ud. después del matrimonio? Esta es una pregunta que debe considerarse seriamente. Las acciones del hombre no casado son un buen indicador.

Lo mismo se aplica para la insinuación sexual, la cual, es inapropiada antes del matrimonio. Si él está siempre abordando conversaciones relacionadas con el sexo, él no está haciendo un buen trabajo ayudándole a proteger su mente contra la lujuria antes del matrimonio. No estoy queriendo decir que un hombre deberá ser un mojigato, sino más bien, deberá ser un protector.

Si un hombre es adicto a la pornografía, ya está cometiendo adulterio/fornicación, en su corazón. De hecho, está mostrando que no está dispuesto a renunciar a “todo lo demás” y que no está viviendo un estilo vida, puro.

  • 1ª Tesalonicenses 4:3-5: “pues la voluntad de Dios es vuestra santificación; que os apartéis de fornicación; 4 que cada uno de vosotros sepa tener su propia esposa en santidad y honor; 5 no en pasión de concupiscencia, como los gentiles que no conocen a Dios;”

La voluntad de Dios es la santificación de la persona, la cual, incluye pureza. ¿Es el corazón de quien está viendo para él y para Ud.? Si no es así, entonces él es un engañador el cual, se ama más a sí mismo que a Dios. No espere que el matrimonio lo vaya a cambiar.

Si la persona a la que está viendo presenta problemas de ira

¿Cómo reacciona la persona que está viendo cuando las cosas no salen de acuerdo a lo que él ha planeado? ¿Descarga su ira sobre todos aquellos que lo rodean, incluyéndola? Esta es una muy seria “bandera roja”:

  • Proverbios 22:24-25: “No te entremetas con el iracundo, Ni te acompañes con el hombre de enojos, 25 No sea que aprendas sus maneras, Y tomes lazo para tu alma.”

Si no le agrada relacionarse con personas iracundas, ¿por qué aceptaría tener una relación de pacto con alguien así? Proverbios declara que si lo hace, tomará lazo para su alma. Y por favor, no espere que Ud. lo cambie, porque podrá convertirse en un facilitador que reciba toda su ira.

El abuso de una esposa por un hombre enojado no empieza coincidencialmente en quince años de matrimonio, debido a que cuenta con un amplio potencial desde mucho antes. El abuso no es sólo físico, puede ser también emocional. Un hombre puede pedirle disculpas una y otra vez, pero si ha abusado de Ud. sólo una vez, deje de verlo terminando con esa relación inmediatamente. No permanezca con él por compasión. Anímelo a que busque un hombre piadoso que lo pueda ayudar; pero Ud. debe alejarse rápidamente. Ud. no ha sido enviada por Dios para arreglar su vida ya que esta, es la obra del Espíritu Santo. Y si él no está dispuesto, Ud. no hará nada.

Si él no madura

Nadie desea un marido que actúe como niño. Esas cualidades como de niño pequeño pueden parecer muy bonitas ahora, pero seguirán agravándose dentro del matrimonio. La inmadurez mata una relación. Si un hombre no es responsable con su tiempo, dinero y trabajo, ¿por qué creer que será responsable en su futura vida familiar? Si está más preocupado con los placeres mundanos que complacer a Dios en ser un hombre honorable y responsable, esta no es la clase de hombre que le señalará a su familia el crecer como Cristo. ¡Tenga cuidado con ese hombre egoísta!

La Biblia tiene un nombre para el hombre que tiene el síndrome de Peter Pan1: “perezoso/holgazán”. El libro de Proverbios lo menciona muchas veces:

  • Proverbios 6:9-11: “Perezoso, ¿hasta cuándo has de dormir? ¿Cuándo te levantarás de tu sueño? 10 Un poco de sueño, un poco de dormitar, Y cruzar por un poco las manos para reposo; 11 Así vendrá tu necesidad como caminante, Y tu pobreza como hombre armado.”

¿Cuál es la ética de este hombre en el trabajo? ¿Cuál es su ética en ayudar a otros? ¿Está contento de dejar que otros hagan su trabajo? ¿Le ayuda a Ud. cuando se encuentra en necesidad? Si él estaría dispuesto realmente a pasar un día divirtiéndose a estar ayudando a alguien en necesidad, esto es indicativo de dónde se encuentra su corazón.

También debería considerar las relaciones que tiene la persona que está viendo con otros. ¿Es insanamente dependiente de sus amigos o familia? ¿No ha tomado responsabilidad como adulto en sus gastos? Examine también la relación de él para con otras mujeres. Si flirtea demasiado o tiene amigas demasiado cercanas, especialmente antiguas novias, debe tomarlo con mucho cuidado. Si le ha parecido muy bonito la forma como él la coquetea también, esto sería un indicador de que a él, le “gusta jugar” —aunque lo vea como inofensivo hacia otras mujeres— ya que lo continuará haciendo después del matrimonio. Para entonces ya no será tan bonito.

El hombre con el que está saliendo, ¿no le gusta ser enseñado?

El hombre que no está dispuesto a aceptar consejos, muestra que es orgulloso en vez de humilde: “Donde no hay dirección sabia, el pueblo cae; la seguridad está en los muchos consejeros.” (Pr 11:14).

Un hombre que busca consejos es un hombre que desea ser sabio. Como dijo Salomón, el hombre más sabio: “Porque mejor es la sabiduría que las piedras preciosas; Y todo cuanto se puede desear, no es de compararse con ella.” (Pr 8:11).

¿Cómo son sus amistades? ¿Tontas o sabias? ¿Ha aceptado consejos en su vida, no sólo de sus amigos sino también de hombres más viejos y más sabios? Un hombre que no acepta consejos y no enfrenta sus responsabilidades, es un hombre que no está listo para ser abierto con una futura esposa. Podrá parecer fuerte e independiente, pero en realidad, es orgulloso.

Debido a que con frecuencia, el “amor es ciego”, obtenga aportes y consejo de otras personas a su alrededor, lo que será de gran ayuda para notar lo negativo o positivo en una relación. Esté dispuesta a aceptar el consejo de ellos. Claro está, que todos estos puntos deberán ser presentados en oración al considerarlos para su vida. Si como mujeres estamos dispuestas a ser intachables en estas áreas, ¿por qué deberíamos esperar eso de los hombres?

Si Ud. en este artículo acaba de notar algunas “banderas rojas” como serias en su relación, busque consejo de personas sabias y de confianza en su comunidad cristiana. Pero recuerde: En última instancia la decisión es suya. Usted tendrá que estar casada con esa persona hasta que la muerte los separe y Ud. puede escoger si su matrimonio le ayudará a crecer sirviéndole a otro creyente o permitirá que caiga trayéndole lamentaciones. Escoja sabiamente y crea en la soberanía de Dios si ese hombre no ha llegado todavía. ¡No se lamentará!

 

Este artículo también está disponible en: Inglés

  • 1. El Síndrome de Peter Pan hace referencia a los adultos que continúan comportándose como niños o adolescentes y no son capaces de tomar la responsabilidad de sus actos. Serían personas que se niegan a crecer presentando una marcada inmadurez emocional matizada por una fuerte inseguridad y un gran temor a no ser queridos y aceptados. (http://manuelgross.bligoo.com/content/view/737103/El-Sindrome-de-Peter-P...)

 

 

 

 
 
CARM ison