Señales de una iglesia verdadera

Por, Matt Slick

Una iglesia verdadera puede ser medida de formas diferentes, pero las dos obvias son las que contienen la norma de Dios y la norma del hombre. Obviamente, deberemos buscar la norma de Dios. Esto se debe a que Dios es el único que añade a Su iglesia (Hechos 2:47: “alabando a Dios, y teniendo gracia hacia todo el pueblo. Y cada día el Señor añadía al número los que iban siendo salvos”), y como cristianos estamos obligados, y de acuerdo a la Palabra de Dios, a predicar esa verdad:

  • Hechos 5:29: “Respondiendo Pedro y los apóstoles, dijeron: Es necesario obedecer a Dios antes que a los hombres”.
  • 1ª Corintios 4:6: “Pero estas cosas, hermanos, las he aplicado en figuras a mí y a Apolos, por causa de vosotros, para que en nosotros aprendáis lo de no sobrepasar lo que está escrito, para que ninguno de vosotros se vuelva° arrogante a favor del uno contra el otro”.

No deberemos medir una iglesia verdadera por lo grande que sea, por lo bien que toca su grupo de alabanza en la adoración, o por cuán grandes son los programas de los niños, etc. Debemos medirla por lo bien que se predica y enseña la Palabra de Dios, por el crecimiento de los creyentes en santidad delante de Jesús, si están haciendo discípulos, y cuánto honran al Señor Dios a través  de la persona de Cristo. En otras palabras, ¿están haciendo lo que deben hacer de acuerdo a las Escrituras como…?

  • Hacer discípulos
    • Mateo 28:18-20: “Entonces Jesús se acercó y les habló, diciendo: Toda potestad me ha sido dada en el cielo y en la tierra, 19 Id pues, discipulad a todas las gentes, bautizándolos en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo; 20 enseñándoles a guardar todas las cosas que os mandé. He aquí Yo estoy con vosotros todos los días hasta el fin de los siglos”.
  • Cuidar de las viudas
    • 1ª Timoteo 5:3, 16: “3 Honra a las viudas (las realmente viudas); 16 Si alguna creyente tiene viudas, manténgalas, y no sea gravada la iglesia, a fin de que ayude a las que realmente son viudas”.
  • Visitar a las personas en prisión
    • Hebreos 13:3: “Acordaos de los presos, como presos juntamente con ellos, y de los maltratados, como estando también vosotros mismos en el cuerpo”.
  • Visitar los huérfanos
    • Santiago 1:27: “La religión pura y sin mácula delante del Dios y Padre es ésta: Visitar a los huérfanos y a las viudas en su tribulación, y guardarse a sí mismo sin mancha del mundo”.
  • Predicar la sana doctrina
    • 1ª Timoteo 4:6: “Indicando estas cosas a los hermanos, serás buen ministro de Jesús el Mesías, nutrido con las palabras de fe y de la buena doctrina que has seguido de cerca”.
    • 1ª Timoteo 6:3: “Si alguno enseña otra cosa, y no se amolda a las sanas palabras, las de Jesús el Mesías, nuestro Señor, y a la doctrina que es conforme a la piedad”.
    • 2° Timoteo 4:3: “Porque vendrá tiempo cuando no soportarán la sana doctrina, sino que sintiendo comezón de oídos, se acumularán para sí mismos maestros conforme a sus propias concupiscencias”.
    • Tito: 1:9: “que retenga firmemente la palabra fiel, conforme a la doctrina, a fin de que sea capaz de exhortar con sana enseñanza y de refutar a los que contradicen”.
    • Tito 2:1: “Pero tú habla lo que conviene a la sana doctrina”.

Desafortunadamente, algunas personas juzgan una iglesia verdadera por el número de libros que el pastor ha escrito, si tiene un programa de radio o televisión exitoso, el número de personas que asisten a los servicio, cuánto dinero hay en el banco, o una combinación de las anteriores. Este es un modelo de éxito centrado en el hombre y deberá ser evitado. Los pastores nunca deberán considerar el número de miembros como juicio para considerar que su iglesia es verdadera. Más bien, deben preguntarle constantemente a Dios que les dé el conocimiento y la capacidad para predicar Su Palabra al pueblo de Dios sin importar cuántas personas asisten. Deberá buscar complacer a Dios y juzgar el éxito de su ministerio por la forma como Dios es glorificado, cómo es predicada Su Palabra en verdad, y cómo las personas crecen en su obediencia a Cristo.

No hay nada malo en que un pastor tenga su programa de radio o televisión, si ha escrito libros o no. Estas cosas son buenas siempre y cuando sean bíblicas, glorifiquen a Cristo y traigan la verdad de la Palabra de Dios a Su pueblo. Pero repito, estas no son las normas por las cuales considerar a una iglesia como verdadera.

Una iglesia verdadera

  • Se enfoca en la obra de Cristo en la cruz:
    • 1ª Corintios 1:23: “pero nosotros predicamos al Mesías crucificado, para los judíos ciertamente tropezadero, y para los gentiles, necedad”.
    • Gálatas 6:14: “Pero jamás me suceda gloriarme, sino en la cruz de nuestro Señor Jesús, el Mesías, por medio de la cual el mundo ha sido crucificado para mí, y yo para el mundo”.
  • Enseña gracia y no legalismo:1
    • Romanos 6:14: “Porque el pecado no se enseñoreará de vosotros, pues no estáis bajo la ley, sino bajo la gracia”.
    • 2ª Timoteo 1:9: “quien nos salvó y nos llamó con llamamiento santo, no conforme a nuestras obras, sino según su propósito y la gracia que nos fue dada en Jesús el Mesías antes de los tiempos eternos”.
  • Enseña la verdad de la Palabra de Dios y su doctrina sin compromiso:
    • 1ª Timoteo 4:6: “Indicando estas cosas a los hermanos, serás buen ministro de Jesús el Mesías, nutrido con las palabras de fe y de la buena doctrina que has seguido de cerca”.
    • 1ª Timoteo 6:3: “Si alguno enseña otra cosa, y no se amolda a las sanas palabras, las de Jesús el Mesías, nuestro Señor, y a la doctrina que es conforme a la piedad”.
    • 2° Timoteo 3:16: “Toda la Escritura es inspirada por Dios, y es útil para la enseñanza, para la refutación del error, para la corrección, para la instrucción en la justicia”.
    • Tito 1:9: “que retenga firmemente la palabra fiel, conforme a la doctrina, a fin de que sea capaz de exhortar con sana enseñanza y de refutar a los que contradicen”.
  • Enseña a la congregación a crecer en santidad:
    • Gálatas 5:16-18, 22-24: “Digo, pues: Andad en el espíritu, y no satisfagáis los deseos apasionados de la carne. 17 Porque la carne tiene deseos contrarios a los del espíritu, y el espíritu a los de la carne, y éstos se oponen entre sí para que no prosigáis haciendo lo que deseáis. 18 Pero si sois guiados por el Espíritu, no estáis bajo la ley. 22 Pero el fruto del espíritu es amor, gozo y paz; paciencia, benignidad y bondad; fidelidad, 23 mansedumbre y templanza; en contra de tales cosas, no hay ley. 24 Pues los que son del Mesías crucificaron la carne con las pasiones y deseos”.
  • Los ancianos son hombres piadoso que enseñan doctrina sana:
    • Tito 1:5-9: “Por esta razón te dejé en Creta: Para que pusieras en orden lo que faltaba y designaras ancianos en cada ciudad, como te ordené: 6 El que sea irreprensible, marido de una sola mujer, que tenga hijos creyentes, que no estén acusados de libertinaje o rebeldía. 7 Porque es necesario que el obispo sea irreprensible, como administrador de Dios: No arrogante, ni iracundo, ni adicto al vino, ni pendenciero, ni codicioso de ganancias deshonestas; 8 sino hospitalario, amante de lo bueno, prudente, justo, santo, dueño de sí mismo; 9 que retenga firmemente la palabra fiel, conforme a la doctrina, a fin de que sea capaz de exhortar con sana enseñanza y de refutar a los que contradicen”.
  • Promueve el incremento del uso de los dones espirituales manifestados por el Espíritu Santo dentro de cuerpo:
    • 1ª Corintios 12:28: “Y a unos Dios puso en la iglesia, primeramente apóstoles; lo segundo, profetas; lo tercero, maestros; luego, poderes milagrosos; después, dones de sanidad, capacidades para ayudar, capacidades para administrar, géneros de lenguas”.
    • 1ª Pedro 4:10: “Cada uno según el don que recibió, minístrelo a los otros, como buenos administradores de la multiforme gracia de Dios”.
  • No permite que la corrección política influya en su predicación y enseñanza:
    • 1ª Corintios 4:6: “Pero estas cosas, hermanos, las he aplicado en figuras a mí y a Apolos, por causa de vosotros, para que en nosotros aprendáis lo de no sobrepasar lo que está escrito, para que ninguno de vosotros se vuelva arrogante a favor del uno contra el otro”.
  • Es una iglesia discipuladora:
    • Mateo 28:19-20: “Id pues, discipulad a todas las gentes, bautizándolos en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo; 20 enseñándoles a guardar todas las cosas que os mandé. He aquí Yo estoy con vosotros todos los días hasta el fin de los siglos”.
  • Cuida de las viudas:
    • 1ª Timoteo 5:3, 16: “3 Honra a las viudas (las realmente° viudas); 16 Si alguna creyente tiene viudas, manténgalas, y no sea gravada la iglesia, a fin de que ayude a las que realmente son viudas”.
  • Visita a las personas en prisión:
    • Hebreos 13:3: “Acordaos de los presos, como presos juntamente con ellos, y de los maltratados, como estando también vosotros mismos en el cuerpo”.
  • Visita los huérfanos:
    • Santiago 1:27: “La religión pura y sin mácula delante del Dios y Padre es ésta: Visitar a los huérfanos y a las viudas en su tribulación, y guardarse a sí mismo sin mancha del mundo”.

NOTA: Todas las citas bíblicas son tomadas de la Biblia Textual 3ª Edición.

Este artículo también está disponible en: Inglés

  • 1. El legalismo es la aplicación de la ley, donde los cristianos están obligados a seguirla para ser considerados “buenos” cristianos. Algunas veces algunos cristianos juzgan a otros por la forma como siguen las leyes del Antiguo Testamento y por la forma como se alejan del mundo dejando de ir al cine, a la playa, o cualquiera otra actividad que es impuesta por alguien “más” espiritual.

 

 

 

 
 
CARM ison