Si Dios conoce todas las cosas y conoce nuestro futuro, entonces, ¿cómo es eso del libre albedrío?

Dios conoce el futuro de lo que las criaturas con libre albedrío escogerán. El libre albedrío no deja de ser libre debido a que Dios conoce lo que sucederá. Por ejemplo, yo sé que mi hija escogerá comer torta de chocolate en vez de un tazón lleno de ratones muertos y mal olorosos. Si yo fuera a colocar estas dos opciones delante de mi hija, es seguro decir que ella libremente va a escoger uno en vez del otro. El saber esto no le está quitando la libertad a mi hija ya que ella escogerá libremente lo que ha comerse. De igual manera, el hecho de que Dios sepa lo que una persona va a escoger no significa que la persona no tiene la libertad para tomar una decisión. Esto simplemente significa que Dios sabe lo que la persona escogerá. Eso es necesariamente así, ya que Dios conoce todas las cosas (1 Jn 3:20). Además, si una persona fuera a escoger “A” en vez de “C”, Dios sabría lo que la persona escogería.

Ahora bien, si Dios sabe todas las cosas y sabe lo que vamos a escoger, entonces, por definición, nosotros todavía estaríamos haciendo la elección; después de todo, el argumento dice que Dios sabe lo “que vamos a escoger.” Si nosotros vamos a “escoger/elegir algo”, entonces, nosotros estamos tomando la decisión; de lo contrario no sería lógico afirmar que Dios conoce lo que nosotros vamos a escoger. La elección implica la habilidad de decidir entre diferentes opciones. Una vez más y por definición, si Dios sabe lo que nosotros vamos a escoger, entonces, Él sabe que vamos a escoger entre diferentes opciones… de lo contrario, no estaríamos eligiendo nada y la declaración sería ilógica.

Regresemos al tazón de ratones muertos. Yo, como padre, no soy omnisciente, mientras que Dios sí lo es. ¿Pero esta diferencia niega la analogía? En lo absoluto. Saber lo que una persona hará no lo obliga o lo limita para hacer lo que ha decidio. Algunas personas afirman que si Dios sabe lo que nosotros iremos a hacer, entonces, no tenemos “verdadera” libertad. Estas personas tratan de declarar en forma lógica que la presciencia de Dios (o conocimiento anticipado de las cosas) acerca de un evento limita de alguna manera el evento y la elección del individuo. A quienes hacen este reclamo, les tocaría establecer alguna clase de conexión lógica entre lo que Dios sabe que sucederá y la mente de aquel que toma una decisión; de tal forma, que la mente de la persona que toma la decisión, realmente, no se encuentra tomándola. Parece ser que los críticos estuvieran diciendo que quien toma la decisión se ve afectado por el conocimiento de Dios de tal forma que su libertad se pierde. Si este es el caso, ¿pueden ellos probar esto lógicamente? Si no es así, entonces, ¿cómo pueden ellos sostener su posición?

El hecho de que Dios sepa lo que nosotros vamos a escoger es una función de Su omnipresencia ya que Él está en todo lugar en todo momento. Si no fuera así, Él no supiera lo que nosotros libremente fuéramos a escoger. Negar que Dios es conocedor de todo, incluso de lo que nosotros vayamos a escoger, es negar Su omnipresencia y reducir Su naturaleza a algo más parecido a nosotros mismos, lo cual sería un error.

Sin embargo, algunas personas afirman que Dios no sabe lo que nosotros escogemos libremente. Pero esto no puede ser así ya que esto violaría la enseñanza bíblica de que Dios conoce todas las cosas.

Lo que está a continuación fue una queja tomada de un correo electrónico de que la presciencia de Dios significa que nosotros no tenemos libre albedrío. La persona escribió seis puntos. Aquí los he reproducido y he incluido mis comentarios en verde.

  1. Dios conoce cada decisión que voy a hacer mañana.
    1. Correcto.
  2. Para simplificar, vamos a asumir que mañana voy a tomar una sola decisión. Mi decisión será si voy o no a hacer ejercicios en el gimnasio.
    1. Una decisión es una escogencia/elección acerca de algo que Usted quiere hacer o en lo que cree. Es llegar a una conclusión mientras se consideran las opciones. La declaración de que Usted estará tomando la decisión significa que Usted admite que es el único que la va a tomar. Entonces, por definición, Usted está escogiendo hacer algo libremente. Por lo tanto, si Usted más tarde dice que no ha tomado ninguna decisión en cuanto a lo que irá a hacer es contradictorio de su declaración aquí.
  3. Dios sabe qué decisión tomaré. Él la tiene escrita en Su “lista”.
    1. No existe una “lista” que Dios tenga en algún lugar acerca de las cosas que cada uno irá a hacer. El conocimiento de Dios no es una “lista”. Se trata simplemente de llevar a cabo debido a que Él conoce todas las cosas. Esto se debe a que la naturaleza de Dios requiere que Él conozca todas las cosas ya que está en todo lugar al mismo tiempo: el pasado, el presente y el futuro.
  4. Su “lista” no puede estar equivocada.
    1. El tema no es acerca de que si la “lista” pueda o no estar equivocada. Es un hecho simple de que Dios conoce todas las cosas. Lo que Usted escoja hacer es lo que Dios sabe que sucederá. Si Usted escoge no ir al gimnasio, entonces, esto es lo que Dios sabrá que Usted va a escoger. Así que cualquier elección que Usted tome libremente es la que Dios sabe que Usted tomará.
    2. Aún más, la “lista” siempre estará correcta. Esto es, siempre estará correcta ya que es una lista de las elecciones tomadas por su libre albedrío las cuales, Usted quiere tomar.
  5. Si esta “lista” dice que voy al gimnasio, yo iré.
    1. El problema aquí es que la idea de una lista introduce el error de que existe un conjunto de cosas en una lista que la persona debe llevar a cabo. Este no es el caso. Usted no va al gimnasio porque esto está en una "lista" de las cosas que Usted debe llevar a cabo. Es simplemente una grabación anticipada acerca de lo que Usted hará basado en las escogencias que tomará libremente.
    2. Un mejor entendimiento de la idea de la “lista” sería si Dios escribió una lista de las cosas que Usted hizo después de hacerlas. Él lo puede hacer ya que está en el futuro y puede mirar hacia atrás para ver lo que Usted escogió hacer en cualquier momento. El tiempo es relativo a Dios. Debido a que Usted ya las llevó a cabo libremente (desde la perspectiva futura de Dios mirando hacia atrás), la lista entonces, puede ser hecha perfectamente por Dios. Debido a que Él también se encuentra en el pasado y en el presente, Él aún nos puede mostrar esta lista con anterioridad... sólo para Él, ya que esto sucedió hace mucho tiempo cuando Él miró cómo Usted libremente quería hacerlo. Por lo tanto y debido a que Dios está en todo lugar al mismo tiempo, Él puede mirar hacia atrás en tiempo para hacer la lista, y entonces, revelársela a Usted con anterioridad. Sería una lista de cosas que Usted escogió libremente hacer; o debería decir, que Usted escogería para hacer libremente.
  6. El hecho de que “debo ir” es incompatible con la declaración de que soy libre de decidir si voy o no voy.
    1. No existe “debo” en esta situación. Usted es libre de escoger.
    2. No existe incompatibilidad del todo si vemos que Dios simplemente conoce cuáles serán nuestras escogencias antes de que las tomemos ya que es necesariamente cierto que Él conoce todas las cosas.
    3. Aún más, esta idea del conocimiento de Dios y la libertad de las personas es un tema sin respuestas ya que nos involucra trabajando en el tiempo y Dios está fuera del tiempo. Nuestra pregunta trata con una situación desde una perspectiva dentro del tiempo donde Dios está fuera del tiempo. Por omisión, nuestras preguntas y respuestas con relación a este tema no pueden ser completas. Los conceptos del pasado, presente y futuro son conceptos y realidades creadas por nosotros, no por Dios.

 

Este artículo también está disponible en: Inglés

 

 

 

 
 
CARM ison