Si Dios es inmutable, ¿cómo entonces podría tener libre albedrío?

Por, Matt Slick

Relacionar inmutabilidad con libre albedrío es mezclar diferentes categorías. La inmutabilidad de Dios (estabilidad en Su naturaleza), no significa que no tengamos libre albedrío (la capacidad para tomar libres decisiones.) La inmutabilidad es un tema diferente del libre albedrío.

Sin embargo, lo que más a menudo significa en este tipo de pregunta es si nuestras decisiones, las cuales son ya conocidas por Dios desde la eternidad, son verdaderamente libres. Esto puede ser respondido si primero entendemos lo que significa tener la capacidad para tomar decisiones libremente. Generalmente, una decisión libre ocurre si alguien no es forzado a tomar una decisión o decisiones, las cuales la persona quiere llevar  a cabo. Somos libres, sin coacción, para tomar decisiones, y Dios sabe qué decisiones vamos a tomar libremente. Dios no mira nuestro futuro para ver lo que iremos a hacer. Esto significaría que Él está aprendiendo. Sin meternos en profundidades teológicas, Dios lo ha decidido todo llevándolo a cabo, conforme al consejo de Su voluntad (Efesios 1:11); y Él sabe lo que sucederá porque así ha ordenado que suceda. Dios no reacciona ante nuestras decisiones o escogencias. Si ese fuera el caso, entonces, Dios no conocería todas las cosas. Sin embargo, Dios, sabiendo aun por adelantado lo que iremos a escoger, no significa que no tengamos la libertad de escoger algo cuando llegue el momento de hacer lo que hemos escogido hacer.

Por lo tanto, la inmutabilidad de Dios no significa que no tengamos la capacidad de tomar nuestras decisiones con libertad.

 

Este artículo también está disponible en: Inglés

 

 

 

 
 
CARM ison