Si Dios es todopoderoso y amoroso, ¿por qué hay sufrimiento en el mundo?

Por, Matt Slick

Con mucha frecuencia las personas se preguntan: ¿Por qué, si hay tanto sufrimiento en el mundo, y considerando que Dios es todopoderoso y amoroso, por qué no la detiene? ¿Es Él débil o efectivamente es más débil de lo que pensamos? El sufrimiento puede caer en tres categorías simples: El sufrimiento emocional, el mental y el físico. Pero existen una variedad de causas para el sufrimiento: Las personas y gobernantes moralmente corruptos y las personas moralmente malvadas; las enfermedades, los terremotos, las inundaciones, la hambruna en algunos lugares del mundo, etc.

Existen varias explicaciones del por qué Dios permite el sufrimiento, pero aun así, ninguna podrá satisfacer a todos. Por lo tanto, ofreceremos varias razones para tratar de explicar el porqué del sufrimiento en el mundo.

  1. Libre albedrío o libre voluntad
    1. Dios nos ha dado libertad de elegir lo que queramos. Tener esa libertad de elegir, significa que podemos rebelarnos contra Dios y hacer elecciones o tomar decisiones contrarias a Sus deseos. Debido a que podemos decir que la maldad es todo aquello contrario a la voluntad santa y perfecta de Dios, entonces, cualquiera que escoja lo contrario a la perfección de Dios, está cometiendo maldad. Ahora bien, la maldad y el sufrimiento son el resultado de escoger libremente lo malo.
    2. Pero, ¿cómo se explicaría que los desastres naturales y las enfermedades traen sufrimiento? Bíblicamente, Adán representó, no sólo a todos sus descendientes sino que también, él fue la cabeza del orden creado debido a que se le había dado dominio sobre la tierra. Por lo tanto, cuando él cayó, el pecado entró en el mundo (Romanos 5:12: “Por tanto, como el pecado entró en el mundo por un hombre, y por el pecado la muerte, así la muerte pasó a todos los hombres, por cuanto todos pecaron”) y con este, los efectos de la caída se extendieron, tanto a la tierra como a la humanidad.
  2. Dios no puede detener la maldad y el sufrimiento porque Él no tiene poder
    1. Por supuesto que esto no se sostiene con la verdad bíblica. Dios permite, en parte, que la maldad ocurra por razones que conocemos y en parte por otras que desconocemos. Sabemos que Dios usa la maldad para disciplinar a las personas (Proverbios 3:11: “No menosprecies, hijo mío, el castigo de Jehová, Ni te fatigues de su corrección”) y para enseñarles (Proverbios 15:32: “El que tiene en poco la disciplina menosprecia su alma; Mas el que escucha la corrección tiene entendimiento”). Pero no podemos conocer todas las razones que Dios tiene para permitir la maldad y el sufrimiento en el mundo. No es necesariamente lógico que debido a que Dios no lo ha detenido, Él no puede. Dios podría estar usando el sufrimiento para Su plan divino, para enseñar, disciplinar, etc. No significa, que toda la existencia del sufrimiento, no pueda ser detenida por Dios. Significa que Él simplemente ha escogido no detenerla.
  3. ¿Qué cantidad de maldad debe ser detenida?
    1. La pregunta acerca de detener la maldad significa que si Dios la detiene, debe detenerla totalmente. Esto significa que los asesinos deben ser detenidos juntamente con los ladrones. Pero esto también significa que pensar en la maldad –lo cual es también rebelión contra Dios– debe ser también detenida; o sea, que todo lo que conlleva maldad debe ser detenido. Por lo tanto, para que Dios detenga toda forma de maldad y sufrimiento podría muy bien significar que Él debe quitar la capacidad de las personas para escoger libremente lo que ellas quieren hacer. Por lo tanto, si Dios fuera a detener la maldad, ¿detendría sólo una parte de ella o toda la maldad? Si sólo es una parte de ella, entonces, la pregunta se mantendría. Si detiene toda la maldad, ¿seríamos verdaderamente libres?
  4. Prevención del sufrimiento posterior
    1. Es posible que el sufrimiento humano (cáncer, enfermedades, etc.) pueda ser un medio que Dios usa para evitarle a la persona un sufrimiento posterior o peor, o un sufrimiento futuro. Claro está, que esta no parece ser una alternativa muy buena ya que si Dios estaba intentando detener un sufrimiento posterior, ¿por qué usar el sufrimiento para detenerlo? Además, ¿qué hay de las inundaciones y terremotos que causan sufrimiento? ¿Cómo resultarían estos en el aumento o detención del sufrimiento por parte de Dios, excepto claro está, que la muerte de las personas termine con el sufrimiento? Esto, es muy difícil de responder. Aunque Dios permita cierto nivel de sufrimiento para prevenir un sufrimiento mayor, esta explicación no puede responder a todos los temas relacionados con este.
  5. Para un plan mayor
    1. Indudablemente, Dios tiene un plan. Debido a que Dios conoce todas las cosas, Él no está sorprendido por la presencia de la maldad y del pecado en el mundo, que es lo que trae sufrimiento. Pero si Dios conoce todas las cosas desde la eternidad, entonces, Él es capaz de usar el sufrimiento en el mundo para un plan mayor. El mejor y el más simple ejemplo de esto es el sufrimiento de Cristo en manos de hombres malvados. Es por el sufrimiento de Cristo y Su muerte en la cruz que somos capaces de ser redimidos. Fue el plan de Dios –desde la eternidad– que Cristo muriera por nuestros pecados, incluso que fuera crucificado por personas malvadas:Hechos 4:27-28: “Porque verdaderamente se unieron en esta ciudad contra tu santo Hijo Jesús, a quien ungiste, Herodes y Poncio Pilato, con los gentiles y el pueblo de Israel, 28 para hacer cuanto tu mano y tu consejo habían antes determinado que sucediera”. Esto significa que Dios había incorporado dentro de Su divino plan la realidad de la maldad y sufrimiento para poder llevar a cabo Su voluntad. Claro está, que esto no significa que Dios es el autor de la maldad, lo que sí significa es que Dios y por encima de esta, puede usarla para llevar a cabo un mayor bien. Si esto es cierto a gran escala, ¿por qué no puede ser también cierto en una escala menor; es decir en cada una de nuestras vidas particulares’
  6. Para disciplinar e instruir
    1. La Biblia nos dice que Dios disciplina al que ama y azota al que recibe por hijo (He 12:6). Es obvio que el resultado de nuestra rebelión contra Dios trae sufrimiento y que es también cierto que podemos aprender a través  de nuestro sufrimiento de que la rebelión es mala. Podríamos entonces glorificar a Dios durante y después de nuestro sufrimiento al proclamar la verdad de Su Palabra que nos urge a seguir a Dios en Sus caminos. Algunas veces aprendemos nuestras más grandes lecciones después de haber sufrido las consecuencias de nuestras acciones; y esto, es bueno. Si en este mundo vemos que hay consecuencias a través  del sufrimiento, es lógico concluir que habrá sufrimiento después de este mundo como consecuencia de nuestra rebelión ahora. Esto, fácilmente nos podría llevar a concluir que necesitamos ser liberados de nuestra rebelión contra Dios. Y claro está, que Jesús es la respuesta.
  7. Es el resultado del pecado
    1. Bíblicamente hablando, el dolor y el sufrimiento son los resultados del pecado en el mundo. Adán, quien representó tanto a la humanidad como a la creación, se rebeló contra Dios y trajo sufrimiento al mundo (Romanos 5:12: “Por tanto, como el pecado entró en el mundo por un hombre, y por el pecado la muerte, así la muerte pasó a todos los hombres, por cuanto todos pecaron”). El pecado es más que simple rebelión y quebrantar la Ley de Dios. Este se extiende a toda la creación de Dios trayendo desequilibrio, hambruna, terremotos, enfermedades, etc. Esto no significa que Dios creó el mal. Más bien, es Dios quien permite la maldad y el sufrimiento para continuar con Su plan divino.
  8. Sirve como advertencia
    1. La maldad y el sufrimiento en el mundo nos puede servir para advertirnos contra el violar la Ley de Dios  y para que las personas puedan ver la necesidad de seguir la verdad de Dios. Los caminos de Dios son correctos y buenos y seguirlos, nos da seguridad y garantía. Las consecuencias de desobedecer la Palabra de Dios se manifiestan a través del sufrimiento. Por lo tanto, el sufrimiento en el mundo sirve fácilmente como una demostración de la necesidad de seguir la Palabra de Dios, reivindicando así lo que Dios ha dicho.
  9. Con un propósito
    1. Es posible que Dios esté simplemente permitiendo la maldad y el sufrimiento en el mundo para demostrar que la rebelión contra Él trae dolor y sufrimiento. A lo mejor, Dios permite el pecado para que tome su curso natural en el mundo de forma que en el día del juicio, Dios pueda decir: “¿Ve lo que trae la rebelión contra mis palabras?” Esto podría verse muy simplificado pero puede probar ser una de las razones por la que Dios permite el dolor y el sufrimiento. Después de todo, ¿no nos hizo a Su imagen y nos dio libertar para escoger? Y en nuestra libertad, ¿no nos hemos rebelado? Sí lo hemos hecho. ¿Nos deberá entonces Dios hacernos como robots o restringir nuestra libertad de tal forma que no tengamos ninguna elección? Claro que no. Pero debido a que estamos limitados en nuestro conocimiento y hemos usado nuestra libertad para rebelarnos, Dios nos permite tener lo que deseamos para que al final, nuestros pecados prueben que el camino de Dios es el camino correcto.
  10. Servir como medio para traer al Hijo
    1. La muerte del Hijo es el medio por el cual Dios ha redimido a aquellos que han recibido a Jesús. Esta muerte no puede ocurrir si Jesús no fuera un hombre. Y para ser hombre, tenía qué nacer como uno. Pero debido a que Jesús fue sin pecado, la muerte no tenía poder sobre Él. Por lo tanto, para morir y redimirnos, Su muerte debía sucederse por manos de personas malas. Pero sin pecado, sin sufrimiento y sin la maldad en el mundo, Jesús no hubiera sido enviado a la cruz. Se podría por lo tanto decir que el sufrimiento en el mundo es necesario para traer la cruz la cual a su vez demuestra el grande y maravilloso amor de Dios. En Juan 15:13, Jesús dijo: “Nadie tiene mayor amor que este, que uno ponga su vida por sus amigos”. Si Dios es amor (1ª Juan 4:8: “El que no ama, no ha conocido a Dios; porque Dios es amor”) y Dios ama (Juan 3:16: “Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna”), ¿cómo es posible que Dios tiene que demostrar el más grande acto de amor? Si es así, este sólo puede demostrarse a través  del sufrimiento en el mundo.
  11. No sabemos
    1. Bíblicamente hablando, el dolor y el sufrimiento son los resultados del pecado en el mundo. Adán, quien representó tanto a la humanidad como a la creación, se rebeló contra Dios y trajo sufrimiento al mundo. El pecado es más que simple rebelión y quebrantar la Ley de Dios. Este se extiende a toda la creación de Dios trayendo desequilibrio, hambruna, terremotos, enfermedades, etc. Esta no fue la forma como Dios creó las cosas sino que es Dios quien las permite que continúen para llevar a cabo Su plan divino. Finalmente, no podemos saber todas las razones por las que Dios permite el sufrimiento, simplemente sabemos que Él lo permite.

¿Qué nos dice la Biblia que ha hecho Dios con respecto a la maldad? Nos dice que envió a Su Hijo Jesús a morir por nuestros pecados y librarnos del dolor y del sufrimiento. Finalmente, Dios permite la maldad en el mundo con un propósito, de lo contrario, Él no permitiría que existiera. Por lo tanto, debemos creer que el Él sí sabe lo que está haciendo.

 

Este artículo también está disponible en: Inglés

 

 

 

 
 
CARM ison