Si Dios se encarnó en la persona de Jesús, ¿por qué no heredó el pecado original?

Por, Matt Slick

Si todas las personas nacen con el pecado original, y si el Hijo se encarnó en el ser humano conocido como Jesús, ¿no tenía Jesús que tener una naturaleza pecadora?

Antes de responder a esta pregunta, necesitamos saber lo que significa el término “pecado original”. Este término es usado para describir el efecto del pecado de Adán sobre sus descendientes (Romanos 5:12-32). Específicamente, es nuestra herencia de una naturaleza pecadora de Adán. La naturaleza pecadora originada con Adán, es transmitida por los padres a sus hijos e hijas. Por naturaleza, somos hijos de ira ("Entre ellos también vivimos todos nosotros en otro tiempo en los deseos de nuestra carne, haciendo la voluntad de la carne y de los pensamientos, y éramos por naturaleza hijos de ira, lo mismo que los demás" [Efesios 2:3]). Por lo tanto, si heredamos nuestra naturaleza pecadora de los padres, entonces Jesús, cuya madre era María, tuvo que haber tenido una naturaleza pecadora, ¿correcto? No necesariamente. Creo que la naturaleza pecadora es pasada sólo a través  del padre, no de la madre. Permítanme explicarlo.

Algunos comentaristas de la Biblia, con quienes estoy de acuerdo, sostienen la posición de que la naturaleza pecadora es transmitida por el padre. El apoyo para esta posición se encuentra en el hecho de que el pecado entró al mundo por medio de Adán, no de Eva, aun cuando Eva fue la que pecó. Sin embargo, el pecado no entró al mundo por medio de ella. Entró por medio de Adán:

  • “Por tanto, como el pecado entró en el mundo por medio de un hombre, y por medio del pecado la muerte, así también la muerte pasó a todos los hombres, por cuanto todos pecaron” (Romanos 5:12).

El concepto que se encuentra detrás de esto es llamado la autoridad federal. Esto significa que una persona (el padre) representa a sus descendientes. Este concepto está enseñado en Hebreos 7:9-10:

  • “Y por decirlo así, por medio de Abraham diezmó también Leví, quien recibe los diezmos; 10 porque aún estaba en los lomos de su padre cuando Melquisedec salió a su encuentro”.

En el anterior pasaje, vemos que Leví, un descendiente de Abraham que no había nacido todavía, “porque aún estaba en los lomos de su padre”, también diezmó a Melquisedec, aun cuando era Abraham (su padre) quien ofreció los diezmos. Lo que esto significa es que existe apoyo bíblico para la idea de que la naturaleza pecadora es pasada a través del padre. Debido a que José no fue el padre biológico de Jesús, la naturaleza pecadora de Adán, no fue transmitida a Él. Sin embargo, y aunque Su madre es humana, Él no tuvo el pecado original aunque fue totalmente humano. Jesús tiene dos naturalezas:

  • “Porque en Él vive corporalmente toda la plenitud de la Naturaleza Divina” (Colosenses 2:9).

Jesús recibió Su naturaleza humana de María, pero Su naturaleza divina fue a través  de Dios Espíritu Santo. Por lo tanto, Jesús es, tanto Dios como hombre. Él fue sin pecado, no tuvo el pecado original y fue cien por ciento Dios y cien por ciento hombre.

 

Este artículo también está disponible en: Inglés

 

 

 

 
 
CARM ison