Si el cielo y el infierno son las únicas opciones, ¿no es esto dictatorial?

Un sistema dictatorial es un poder absoluto y arrogante; que se presenta en forma de gobierno donde las personas del país no cuentan con los derechos de libertad. Pero éste, no es el caso con Dios. El cielo y el infierno son las únicas opciones disponibles de acuerdo a la teología bíblica. Verá, en el cielo está la presencia de Dios y en el infierno, la ausencia de Dios. O Ud. está con Dios o sin Dios. No hay otras opciones. Por lo tanto, por el hecho de que Dios declara que estas son las únicas opciones, no significa que Él sea un dictador. Significa que Él nos está informando de cómo son las cosas verdaderamente: Que sólo existen estas dos opciones.

Aún más, las personas tienen la libertad de rechazar a Dios y Su gran amor mostrado en la persona de Jesús, quien fue crucificado, murió y resucitó de entre los muertos por nuestros pecados (1 Co 15:1-4). Si Dios fuera un dictador, entonces, Él no permitiría que las personas tuvieran poder decisorio: De seguirlo a Él o de rechazarlo. Además, si Dios fuera dictador, Él obligaría a cada uno a que creyera todo lo que quiere que crean; pero como Dios no hace esto, Él no es un dictador.

 

Este artículo también está disponible en: Inglés

 

 

 

 
 
CARM ison