Si Jesús era eterno, ¿cómo pudo entonces morir?

Por, Matt Slick

Antes de responder a la pregunta, necesitamos entender la doctrina de la unión hipostática. Esta, es la enseñanza de que dentro de la sola persona de Jesús hay dos naturalezas distintas: la divina y la humana. Esto significa que Jesús es tanto Dios como hombre. Así que, cuando vemos a Jesús, vemos al hombre, pero en Él también está la naturaleza divina. Sin embargo, no podemos ver la deidad. Esta, no tiene peso, forma o color. Debemos distinguir la naturaleza divina a través  de la naturaleza humana de Cristo. Por lo tanto, veremos a Jesús el hombre, literalmente caminando y comiendo. Esto, claramente muestra Su naturaleza humana. Pero también vemos que Él dice que estará siempre con nosotros donde quiera que estemos. Y esto, muestra Su naturaleza divina:

  • Mateo 28:19-20: “Id pues, discipulad a todas las gentes, bautizándolos en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo; 20 enseñándoles a guardar todas las cosas que os mandé. He aquí Yo estoy con vosotros todos los días hasta el fin de los siglos”.

Cuando nos referimos a Jesús muriendo en la cruz, debemos entender que Su naturaleza divina no fue la que murió en la cruz; fue Su naturaleza humana debido, a que Su naturaleza divina es eterna y no puede morir, a diferencia de la humana que murió, pero resucitó a los tres días.

  • Salmo 90:2: “Antes que los montes fueran engendrados, Y dieras a luz la tierra y el mundo, Desde la eternidad y hasta la eternidad, Tú eres ’El”.
  • Malaquías 3:6: “Porque Yo, YHVH, no cambio...”.

Jesús tiene dos naturalezas

Jesús como Dios Jesús como hombre
Es adorado: Mateo 2:2, 11; 14:33 Adoró al Padre: Juan 17
Se le ora: Hechos 7:59 Le oró al Padre: Juan 17
Es sin pecado: Hebreos 4:15; 1ª Pedro 2:22 Fue tentado en todo pero sin pecado: Mateo 4:1
Conoce todas las cosas: Juan 21:17 Creció en sabiduría; Lucas 2:52
Da vida eterna: Juan 10:28 Murió: Romanos 5:8
Toda la plenitud de la Deidad habita corporalmente en Él: Colosenses 2:9 Tiene un cuerpo de carne y huesos: Lucas 24:39

 

Este artículo también está disponible en: Inglés

 

 

 

 
 
CARM ison