Si Ud. no puede perder su salvación, ¿qué debe hacer entonces para mantenerla?

Por, Matt Slick

Si es posible perder su salvación, entonces, ¿qué debe hacer para guardarla? He hecho esta pregunta muchas veces a aquellos que niegan la seguridad eterna, y he recibido respuestas diferentes. Pero todas, principalmente, pueden ser categorizadas en dos áreas: “Permanecer fiel”, y “ser obediente”. Cualquiera que sea la posición tomada, ambas dependen de la fidelidad y capacidad del hombre.

Ahora bien, aquí, estoy tratando de ser cuidadoso al llegar a conclusiones, ya que no quiero ser malinterpretado en la forma como represento la “otra” posición. Solo puedo preguntarme, que si nuestra salvación depende en la forma como permanecemos fieles o la de ser obedientes, ¿no estamos entonces guardando nuestra salvación al pretender ser buenos? Esto es correcto, pero, ¿ser buenos y arriesgar la salvación por obras de justicia?

Entienda por favor, que no estoy diciendo esto como una acusación. Sólo estoy haciendo preguntas y expresando mi preocupación. Una vez más, si una persona dice que es salvo por permanecer fiel o por ser obediente a Dios, ¿no está diciendo entonces que está sosteniendo la salvación por ser bueno? Es bueno, ser fiel a Dios; y es bueno, obedecerlo también. Pero, ¿es esta la forma como somos salvos o permanecemos salvos? ¿De alguna manera, descansa nuestra salvación en cuán buenos somos?

Para mí, esto está peligrosamente cercan a las obras de justicia. Además, esta enseñanza de, “sostener o guardar la salvación”, es la misma que sostiene la iglesia católica romana, los mormones y los testigos de Jehová entre otros. Claro está, que entiendo que porque estos cultos no cristianos enseñan lo mismo, no significa que la enseñanza esté mal. Sin embargo, no dejo de preguntarme si algo está mal. Existe además, otro problema.

Santiago 2:10 y Gálatas 3:10

  • Santiago 2:10: “Porque cualquiera que guardare toda la ley, pero ofendiere en un punto, se hace culpable de todos”.
  • Gálatas 3:10: “Porque todos los que dependen de las obras de la ley están bajo maldición, pues escrito está: Maldito todo aquel que no permaneciere en todas las cosas escritas en el libro de la ley, para hacerlas”.

Algo más que me preocupa, es que si alguien tratara y mantuviera o sostuviera su salvación por ser fiel o bueno, ¿no tendría la obligación de guardar toda la ley?

Creo que aquellos que buscan permanecer fieles y obedientes a Dios, para permanecer salvos diría que ellos no están tratando de mantener su salvación por sus obras, su fidelidad, su obediencia, etc. Eso es lo que creería. Pero, ¿no es una ley una instrucción dada por Dios que tiene un castigo por desobedecerla? Dios le ordena a todos, en todo lugar que se arrepientan:

  • Hechos 17:30: “Pero Dios, habiendo pasado por alto los tiempos de esta ignorancia, ahora manda a todos los hombres en todo lugar, que se arrepientan”.

En Éxodo 20, Dios, ordena que creamos en Él. ¿Puede decirse que el mandamiento de creer, y arrepentirse son leyes debido a que desobedecerlas demandan castigo? ¿Ve entonces el problema?

Una confesión

Yo no soy un buen cristiano. Mi corazón es traicionero y pecaminoso. Si de alguna manera, mi salvación dependiera de mi fidelidad u obediencia, entonces, estoy en problemas. Nunca afirmaría que tengo la capacidad para ser capaz de permanecer lo suficientemente fiel, o hacer suficiente obras para sostener mi posición delante de Dios. Simplemente no puedo llegar allí. Más bien, descanso totalmente en Él para que me guarde, no de mi para guardarme yo mismo.

Todo lo que soy, y todo lo que necesito se encuentra en la obra de Cristo. Aun mi capacidad de creer en la obra de Dios:

  • Juan 6:28-29: “Entonces le dijeron: ¿Qué debemos hacer para poner en práctica las obras de Dios? 29 Respondió Jesús y les dijo: Esta es la obra de Dios, que creáis en el que él ha enviado”.

El creer me ha sido concedido por Dios (Filipenses 1:29: “Porque a vosotros os es concedido a causa de Cristo, no sólo que creáis en él, sino también que padezcáis por él”); y creo porque fui ordenado para vida eterna (Hechos 13:48: “Los gentiles, oyendo esto, se regocijaban y glorificaban la palabra del Señor, y creyeron todos los que estaban ordenados para vida eterna”). ¿Deberé entonces colocarme frente a Dios y al hombre, y decir que estoy manteniendo mi posición delante de Dios por mi propia fidelidad? Esto, nunca lo afirmaré.

Esta es la razón por la que le pregunto a personas que creen que pueden perder la salvación y están buscando mantenerla al pretender ser fieles: “¿Está llevándose el crédito por su creencia?”. Si responden que sí, están jactándose. Si dicen no, entonces les pregunto: ¿Qué les hace pensar que si Dios, quien les concedió que creyeran (Filipenses 1:29), que fueran ordenados para vida eterna (Hechos 13:48), escogidos antes de la fundación del mundo para salvación (Efesios 1:4-5; 2ª Tesalonicenses 2:13), estar predestinados (Romanos 8:29-39), que el Hijo no perderá ninguno (Juan 6:39), permitirán que se salgan de nuestras manos, cuando Él dijo que era Su voluntad que los que crean no se perderán y serán resucitados en el día postrero (Juan 6:37-40)?

Por lo tanto, ¿cómo respondería si Ud. creyó que podría perder su salvación? ¿Qué debe hacer para mantenerla o guardarla? ¿Está siendo lo suficientemente bueno?

 

Este artículo está también disponible en: Inglés

 

 

 

 
 
CARM ison