Si usted es budista, primero, lea esto por favor

Por, Luke Wayne

Gracias por haberse tomado el tiempo de leer lo que tengo que decir aquí. Tristemente, pienso que ha existido una falta real y abierta de diálogo entre los cristianos serios, bíblicos, sinceros y de mentes abiertas, y creyentes budistas. Espero que esto cambie. Mientras que algunos, muchas veces con buenas intenciones, pero con frecuencia ignorantes, han tratado de pintar con una falsa impresión de que nuestra fe, y la de ellos son muy similares, y que en gran medida, tanto Jesús como Buda enseñaron la misma cosa. Pero este, no es el caso. Estamos en desacuerdo sobre cosas fundamentales como, quién o qué es Dios y cuál papel debe jugar en nuestra fe y vida diaria, sobre la naturaleza de la humanidad, la causa del sufrimiento humano y lo que debe hacerse acerca de este último. Estamos en desacuerdo sobre la vida y la muerte. Cuando los cristianos hablan de justicia y santidad; pecado y redención, nos referimos a algo totalmente diferente a sus propias ideas sobre karma y de acciones buenas y malas, de su discurso y subsistencia. Ambos causamos muchos de los problemas generados por  nuestros deseos humanos y fundamentales, pero creemos en soluciones muy diferentes, y seguro, obtendremos respuestas muy diferentes a la pregunta de lo que uno deberá desear, si es que existe algún tipo de deseo. Buda miró a su alrededor y vio justamente que todo en esta vida era efímero y temporal. Pero sin embargo, Jesús, fue más allá, y abrió los cielos para mostrarnos al Padre, para que pudiéramos descansar en algo que verdaderamente no tiene cambio y es eterno. De hecho, nuestras creencias son mundos apartes, y en consecuencia, la necesidad particular de escucharnos con atención en lo que cada uno está diciendo. Realmente le agradezco por leer lo que estoy escribiendo aquí.

No tengo ningún deseo de mal interpretar su fe. Como sabe, existen diversas expresiones del budismo, y puede ser difícil resumir el budismo como un todo de forma que haga justicia a todas las interpretaciones variadas de las enseñanzas de Buda. Prometo que trataré de hacerlo tan honradamente como alguien puede hacerlo. Si hay algún lugar donde haya mal interpretado o presentado en forma inadecuada los hechos que usted cree, por favor, escríbame y muéstreme, desde fuentes significativas y autoritativas dónde estoy equivocado y con mucho gusto lo corregiré. De ninguna manera tengo intención de favorecer alguna forma del budismo sobre otra, sin embargo, no me disculparé por el hecho de que no presente su pensamiento particular como budista como, cuál es el budismo “verdadero” o “real”. Recuerde también, que estoy escribiendo desde el occidente, y algunas veces tengo que poner atención a las formas de pensamiento, acerca de las enseñanzas budistas comunes y profesadas por los budistas de aquí, las cuales son ajenas al resto de los budistas del mundo y bastante neófitos acerca de la historia budista. Tampoco me disculpo por esto; aunque haré lo mejor para ser claro si estuviere tratando con algo relevante sólo a las expresiones budistas modernas y occidentales. Puede que algunas veces presente perspectivas encontradas en fuentes budistas autoritativas o escritos budistas populares con los que usted no esté de acuerdo. Tampoco me disculparé si estoy siendo fiel al significado de la fuente con la que estoy interactuando. Mi preocupación no es discutir sobre opiniones personales. Mientras que quiero estar calificado  con la amplia gama de interpretaciones budistas, la opinión de que estoy interactuando puede estar dentro del amplio ámbito del budismo sin ser suyo propio. Pero si estoy realmente mal interpretando lo que estoy leyendo, y declarando algo de una forma que es confusa o equivocada, y si puede mostrarme de fuentes relevantes, acepto abiertamente tal corrección honesta. Como cristiano, mi preocupación es la verdad. Mi objetivo no trata de ganar siempre una discusión o influir una opinión con mentiras o manipulaciones. Es sólo tratar con la verdad tal como es. En todo lo que hago, quiero hacerlo correctamente. Seré un crítico de las enseñanzas budistas.  Si pensara que las enseñanzas budistas fueran ciertas, en vez de ser cristiano, sería un budista. Sin embargo, en ser crítico quiero ser totalmente veraz.

No odio a los budistas o el Buda, o alguna de las culturas hermosas en las que el budismo se encuentra. No tengo ninguna mala intención hacia usted o hacia su fe. Estoy comprometido con la verdad, y en ayudar a otros a encontrar también la verdad. Mientras yo creo que el Buda fue un hombre brillante y elocuente, que fue sincero en sus convicciones y que estuvo correcto en muchas de sus valoraciones sobre los errores en las filosofías dominantes y religiones de su época, he llegado a la conclusión de que la fe que él encontró es en sí misma, falsa. El Buda habló algunas de las cuestiones más importantes en la vida, y por lo tanto, si las respuestas a las que llegó, fueron incorrectas, esto tiene gran importancia. No oculto que creo que las respuestas se encuentran sólo en el único verdadero Dios a través del evangelio de Jesucristo, y es mi sincera esperanza que Ud. encontrará en Él, tanto la verdad como la paz.

Esto no significa que no respete a los budistas. Así como Buda mismo criticó las enseñanzas de los líderes hindúes de su época y les señaló sus errores sin irrespetarlos personalmente, de igual manera, también criticaré las enseñanzas budistas y buscaré señalar de lo que estoy convencido, son sus errores; pero no le faltaré el respeto o tendré mala voluntad hacia los muchos valiosos y honorables hombres y mujeres en el mundo que creen esos errores. Mi mismo deseo de corregir los errores está en la preocupación y respeto hacia las personas, no hacia la falta de respeto. Mis objeciones podrán ser algunas veces señaladas, pero nunca tienen la intención de ser severas. Mi objetivo nunca es el de herir; aunque soy consciente de que cuestionar las cosas que sostenemos como muy  sagradas, puede ser doloroso. Mi objetivo es eliminar los obstáculos que se interponen en el camino de la forma como vemos y entendemos lo que es verdadero. Mi objetivo es dejar que la verdad brille. Mi esperanza profunda y duradera es, como una vez dijo mi Maestro, “y conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres”.

 

Este artículo también está disponible en: Inglés

 

 

 

 
 
CARM ison