¿Son todos los pecados iguales? ¿O son algunos pecados peores que otros?

No. Todos los pecados no son iguales. Esto lo podemos ver por las mismas palabras de Jesús en Juan 19:11: “Respondió Jesús: Ninguna autoridad tendrías contra mí, si no te fuese dada de arriba; por tanto, el que a ti me ha entregado, mayor pecado tiene.”

Otras Escrituras que confirman esto, son también enseñadas por Jesús:

  • Mateo 11:21-22: "¡Ay de ti, Corazín! ¡Ay de ti, Betsaida! Porque si en Tiro y en Sidón se hubieran hecho los milagros que han sido hechos en vosotras, tiempo ha que se hubieran arrepentido en cilicio y en ceniza. 22 Por tanto os digo que en el día del juicio, será más tolerable el castigo para Tiro y para Sidón, que para vosotras."
  • Lucas 12:46-48: "vendrá el señor de aquel siervo en día que éste no espera, y a la hora que no sabe, y le castigará duramente, y le pondrá con los infieles. 47 Aquel siervo que conociendo la voluntad de su señor, no se preparó, ni hizo conforme a su voluntad, recibirá muchos azotes. 48 Mas el que sin conocerla hizo cosas dignas de azotes, será azotado poco; porque a todo aquel a quien se haya dado mucho, mucho se le demandará; y al que mucho se le haya confiado, más se le pedirá."

Jesús claramente enseñó que existe una diferencia en el nivel de pecados que podemos cometer. Por lo tanto, podemos concluir que por naturaleza, existen pecados peores que otros. Podemos entonces fácilmente decir que robar un clip no es tan malo como asesinar a un grupo de personas. Sin embargo, también parece ser el caso que el conocimiento afecta también la severidad del pecado:

  • 2ª Pedro 2:20-21: "Ciertamente, si habiéndose ellos escapado de las contaminaciones del mundo, por el conocimiento del Señor y Salvador Jesucristo, enredándose otra vez en ellas son vencidos, su postrer estado viene a ser peor que el primero. 21 Porque mejor les hubiera sido no haber conocido el camino de la justicia, que después de haberlo conocido, volverse atrás del santo mandamiento que les fue dado."

Pedro dice que tanto el conocimiento como la intención del pecado son factores que afectan si el pecado es o no, mayor o menor. Esto se apoya en las Escrituras: “y al que sabe hacer lo bueno, y no lo hace, le es pecado.” (Stg 4:17).

Todos los pecados llevan a la condenación

Aun cuando existen pecados más grandes que otros, todos, conducen a la condenación eterna. La razón por la que el pecado hace esto, no es por la severidad del mismo, sino por la persona contra quién se comete el pecado. Debido a que es Dios quien da la ley, cuando pecamos, quebrantamos Su ley. Por lo tanto, estamos ofendiendo a Dios y nuestro pecado es, contra Él. Debido a que Dios es infinito, nuestros pecados tomando también la calidad de infinitos.

Esta es la razón por la que necesitamos un sacrificio de valor infinito, el cual, sólo se encuentra en la persona de Jesús, Dios en carne (Jn 1:1, 14).

 

Este artículo también está disponible en: Inglés

 

 

 

 
 
CARM ison