Testimonios de algunos antiguos miembros de la IIC

Por, Matt Slick

NOTA: Si Ud. tiene su propio testimonio como antiguo miembro de la IIC, envíennoslo a MIAPIC (miapicristiana@yahoo.es), si es en castellano y a CARM, si es en inglés. Así, tendremos al día este artículo con nuevos comentarios.

  1. Abandoné  mi membresía de la iglesia hace un mes más o menos, y el día terminó cuando llamé a la policía a las 12:00 AM para hacer que uno de los miembros de esa iglesia, saliera de mi pórtico delantero. Al día siguiente, terminé desconectando mi teléfono, y ordenando posteriormente a la compañía de teléfonos, un bloqueo a mis llamadas. Recuerdo que casi un mes después de mi partida de la IIC, quise saludar a algunos de los miembros de la IIC en un partido de fútbol americano, y para decirle la verdad, ni siquiera voltearon a mirarme. No tengo idea de lo que pase por sus mentes, pero sé que es algo que ver con el “control mental”. (Ric).
  2. Debo admitir que la IIC es una iglesia bastante fuerte. Abandoné mi membresía después de dos meses, y las personas que solían ser mis “amigos y familia”, no desearon hablarme más debido a que ahora me encuentro en “una iglesia que no es ordenada por Dios”, a saber, que no es una IIC. Por favor, manténganse alejados de este grupo ya que son muy controladores. Antes de que lo entienda, han tomado control de su vida y entre más permanezca ahí, más difícil le será abandonarla. (Pidió permanecer en el anonimato.)
  3. Permítanme empezar diciendo que pienso que en su mayor parte, la doctrina de la IIC es firme. Aprendí mucho y el discipulado fue muy intenso y profundo. Sin embargo, sus prácticas son como las de un culto, pero si otras iglesias siguen prácticas similares (no exactas), la iglesia, como un todo, sería mucho mejor. Formé parte de la IIC por varios meses, pero decidí abandonarla por varias razones.
    1. La IIC sacó a mi amiga de la iglesia porque dijeron que ella no se sometería se su esposo y reconciliarse con él después que se separaron. Le dijeron a ella, que no podía disfrutar de los beneficios del Reino como lo hacen otros y permanecer sin someterse a la ICC. Ellos no le permitirían a ella bautizarse a menos que se reconciliará con su esposa, confesándole a él sus pecados. También, le dijeron a ella que esperaban que Satanás tratara con ella, para que fuera destruida.
    2. No estuve de acuerdo con ellos, de que una mujer no pudiera enseñar en una congregación mixta. Los hombres y las mujeres siempre tienen que estar separados cuando una mujer es la que enseña.
    3. Ellos estaban demasiado involucrados en las vidas de sus miembros, lo cual está bien, pero pienso que son extremistas.
    4. Ud. no puede convertirse en un miembro de la IIC a menos que sea bautizado en sus iglesias sin importar si Ud. ha sido previamente bautizado en otra iglesia diferente a la de ellos.
    5. También tuve un problema con relación a algo que ocurrió con mi socia discípula y la familia de ella. La familia necesitaba ayuda financiera, digamos comida. La IIC le dijo a ella que no podrían ayudarla ni a ella ni a su familia por causa del pecado que hizo que ellos estuvieran en esa situación financiera. Ellos no habían cometido ningún pecado para encontrarse en esa situación. Habían estado luchando financieramente, porque eran personas de bajos ingresos. No tenían comida y escasamente podían mantener las luces encendidas. Por lo tanto, buscaron ayuda de OTRA IGLESIA, que estuvieron gozosos en venir en ayuda de ellos… (Pidió permanecer en el anonimato.)

 

Este artículo también está disponible en: Inglés 

 

 

 

 
 
CARM ison